Silueta postigo original

Punto Deportivo

Juan Postigo

Un nuevo Óscar González para el Real Valladolid

El salmantino parece haber despertado respeto al año pasado, pero no es suficiente. El equipo le necesita más.

El otro día, antes de que el Real Valladolid comenzara el correspondiente partido ante el Girona en Zorrilla, me puse a mí mismo deberes; me fijaría especialmente en los movimientos de Óscar González, el que se supone debe ser uno de los estandartes de este Pucela que debe regresar a Primera División. ¿El resultado? Más bien flojo.

 

Que sí, que no pude evitar soltar un "¡Pero qué pedazo de pase!" antes de que Jeffren recogiera el balón de Óscar para hacer el segundo, pero a mí eso no me vale para lo que espero de Óscar. De semejante joya yo, como aficionado blanquivioleta, quiero eso, que brille. El nivel aceptable no lo doy por bueno, quiero más.

 

Es como cuando te venden muy, muy bien una comida o una película. "Es buenísima, te va a encantar", te dicen. Luego, cuando tienes la oportunidad de probarla o verla, te la han dejado tan por las nubes que te quedas algo decepcionado, seco. Pues con esto es igual. Todos hemos visto a Óscar González a un nivel muchísimo más alto, marcando goles a raudales y dando pases como los del otro día en todos los partidos. ¿Por qué no un poco más de regularidad? No será porque no está jugando este año, toda vez superada aquella molesta y sospechosa lesión del año pasado.

 

No hay duda de que el Real Valladolid lleva un buen ritmo esta temporada. Desde el comienzo en la parte alta, es cuestión de ser un poco más regular para terminar de despuntar. Un papel que le vendría como anillo al dedo al capitán del Pucela.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: