Ihernandez original

Protókollom

Isabel Hernández

La diplomacia: esa dura batalla que se gana con la sonrisa

 

A lo largo de la semana se han producido varias noticias en las que la diplomacia ha tenido que actuar para que la €œsangre no llegue al río€. Y es que desde los cuerpos diplomáticos se actúa con cautela, pero eso no quiere decir que con sus palabras, medias y estudiadas al milímetro no se presente batalla, a veces mucho más duras que con las armas.

El caso más sonado, como todos sabéis ha sido el de Julian Assange, fundador de Wikileaks, que se encuentra en la Embajada de Ecuador en Londres con el fin de no ser extraditado a Suecia donde se le quiere juzgar por delitos sexuales. Y aquí tenemos implicados a muchos países:

  • Australia: país de origen de Assange y que no ha impedido que se comience con el juicio en Suecia y no ha defendido a su compatriota.
  • Reino Unido: dónde fue detenido y empezó un proceso judicial para extraditarle a Suecia. Además, ahora se presenta un nuevo conflicto con los países latinoamericanos ya que Assange está en la embajada de Ecuador en Londres, la cual ha dicho que si las cosas continúan así puede asaltar según sus leyes.
  • Ecuador: país que le ha dado asilo diplomático a Julian Assange, porque dicen que defiende la libertad de expresión. Pero dentro de sus fronteras no se respeta la libertad de prensa.
  • Organización de Estados Americanos (OEA): cuenta con 35 miembros, dos de ellos pertenecientes a la Commonwealth, y otros dos contrarios a la protección de Assange
  • EE.UU. y Cánada: estos dos países pertenecen a la OEA pero son contrarios a la protección de Assange por parte de Ecuador porque a través de Wikileaks se revelaron muchos secretos de estado que les afectan a los dos.
  • España: bueno a nosotros la implicación nos viene un poco de rebote, ya que el principal abogado defensor de Assange es el exjuez Garzón. El cuál también tiene abiertos varios procesos judiciales.

El conflicto ya lleva varios años y seguirá muchos más, ya que las relaciones cruzadas que se establecen en este caso son muy enmarañadas. Desde el punto de vista diplomático sólo habría que tener en cuenta unas €œpequeñas€ cosas:

  1. Asilo diplomático y político no son lo mismo. El asilo político (que es lo que hemos escuchado en muchos medios esta semana) solo se concede a las personas que son perseguidas para ser juzgadas por delitos políticos. Assange está siendo juzgado por cuatro delitos sexuales, por tanto, no se le podría conceder asilo en ninguna embajada del mundo. La embajada por ahora sólo está dando asilo diplomático: es territorio de Ecuador y protege a una persona.
  2. EE.UU. tiene todo su derecho de intentar juzgar a Julian pero de forma clara, por un delito penado también en todos los países, revelación de secretos oficiales. Wikileaks ha revelado información muy importante que estuvo a punto de provocar la tercera guerra mundial. Soy periodista y creo que hay información que debe ser reservada y controlada sólo por unos pocos, ya que el conocimiento por parte de toda la sociedad primero no lleva a ninguna parte y segundo impediría a los países trabajar unos con otros.
  3. Ecuador no puede jugar a dos bandas: libertad de expresión fuera sí pero dentro porque me critican no. Libertad de expresión siempre, las críticas deben servirnos para mejorar, algo que la mayoría de los dirigentes no entienden.
  4. En diplomacia cuantos más intereses actúen peor. Las cosas es mejor resolverlas de forma bilateral, y en este caso podemos tener implicados, directa e indirectamente, a más de cuarenta países. Por tanto, esto tiene pocos visos de resolverse bien.

Relacionado con las agresiones sexuales, por las que se supone que se juzga a Assange, un congresista republicano de EE.UU., Todd Akin, ha realizado unas declaraciones poco acertadas y Mitt Romney, candidato presidencial, le ha pedido €œamablemente€ que dimita (para no empañar ni al partido ni a su candidato).

Lo que dice el Senador es que €œlas violaciones casi nunca terminan en embarazo. Si es una violación legítima, el cuerpo femenino tiene maneras de evitar eso, si no funciona hay que castigar al violador, pero nunca al niño€. Es decir, que las víctimas de violación no deberían abortar porque al que hay que castigar es al agresor y no al niño.

Como €œbuena diplomática€ me abstengo de dar mi opinión, que cada uno lo interprete como quiera.

A unos señores que deberían explicarles como relacionarse en sociedad es a los miembros del Sindicato Agrario Andaluz, que como sus gracias han salido en todos los medios de comunicación, incluido The Finacial Times, pues hoy han decidido asaltar una fina en Córdoba que está siendo rehabilitada para convertirlo en un hotel de lujo.

http://www.20minutos.es/noticia/1568472/0/ocupacion/hotel/SAT-jornaleros/

Estamos en un país, con unas leyes;  que nos gusten o no hay que cumplir, e intentar por los cauces legales cambiar las que no sean justas. Pero si cada uno nos tomáramos la justicia por nuestra mano esto sería el caos más absoluto y al final acabaríamos todos empuñando un arma, y €œse han ganado más batallas con una sonrisa que con la espada€.

Y como la cosa está que arde, Angela Merkel ha querido echarnos una mano, y en vez de cambiar su lugar de vacaciones ha preferido, como buena alemana, seguir con sus viejas costumbres y veranear en La Gomera. Lo viene haciendo desde hace años y a pesar del incendio que ha afectado a parte de la isla, ella no cambiará sus planes.

Esperemos que también nos ayude a apaciguar otros fuegos, muchos más complicados, que se nos presentan a partir de septiembre.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: