Miguel navarro original

Por tierra de campos

Miguel Navarro
Blog de Miguel Navarro

El justo medio

Carrerapopular detail

Deberíamos mirar más a menudo a los autores clásicos, a los intelectuales y a los grandes filosofos, que a pesar de muchos siglos sus ideas siguen estando de plena vigencia en estos momentos, tal vez porque su desconocimiento origina que tengamos que volver a sus escrituras para actualizar los problemas de nuestra sociedad

Ya Aristóteles planteó la importancia que tenía la virtud a la que debía encaminarse todo ciudadano, extrapolándola a diferentes campos desde la política hasta la vida personal de cada ciudadano de la polis griega. La virtud está en el justo medio, es decir, que el punto por el que una persona es virtuosa es cuando se encuentra en medio, sin pasarse pero tampoco sin quedarse corto.

 

A ese justo punto medio es donde deberíamos encaminar cada uno de nuestros. Sin embargo, qué complicado es ser virtuoso. Por ejemplo, qué complicado les resultar ser virtuosos a nuestros políticos, y no caer en la autopromoción de cada actividad que realizan sin caer tampoco en la ocultación de información.

 

Es decir: que deben aparecer en los medios de comunicación, pero ni mucho ni poco. Sin embargo, hay muchas veces que o se quedan cortos y es imposible que den explicaciones ante la opinión pública de su gestión, o se pasan y les tenemos hasta en la comida. 

 

Situaciones como ésta las vemos día sí, y día también. Afortunadamente, la sociedad civil nos vuelve a dejar imágenes como la que hemos vivido en Peñaranda el pasado día 1 de mayo, cuando la Asociación de Madres y Padres de Alumnos del Colegio Severiano Montero, organizó por vigésimo primera vez la Carrera popular Padres, hijos y abuelos, en una prueba deportiva caracterizada por la confraternidad, el esfuerzo, la unión intergeneracional,... sin buscar la foto pero tampoco ocultando el logro de su organización. 

Comentarios

Un amigo 04/05/2013 12:19 #1
Muy bien traído a Aristóteles! Pero estoy convencido que la mitad de los políticos no saben ni quien es. Si fuera el cajero de su banco donde guardan los millones de pesetas que ganan de su trabajo sudando en sus despachos, seguro que sabían quien es Aristóteles

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: