Rodriguez original original

Perspectiva de familia

José Javier Rodríguez
Blog de José Javier Rodríguez Santos

Terrorismo silencioso

Sin t%c3%adtulo detail

Todos hemos sido zaheridos de alguna forma por la sangre que se ha derramado en las calles de París. Nos ha entristecido, preocupado e, incluso en un primer momento, asustado lo sucedido el pasado viernes 13 de noviembre. Todos somos París. Es cierto, la barbarie de ISIS se quiere apoderar de nuestras vidas, de nuestros sentimientos, por la vía de la fuerza.

Ahora bien, hay otro terrorismo callado, oculto, del que no se habla, que se vive día a día en nuestras calles. Ese terrorismo produce víctimas, produce dolor, mucho dolor. Pero lo hemos silenciado con la “fuerza moral de las leyes de consenso democrático”.

 

Sí, un terrorismo que no aparece en los medios, del que no se quiere hablar, pero que en muchos hogares está presente como un comensal invisible [1]. Un terrorismo que deja víctimas vivas que no pueden hablar de su dolor y víctimas a las que se las priva para siempre de su libertad, de su ciudadanía, de su vida.

 

Un terrorismo del que la mayoría de los partidos políticos, en especial aquellos que podrían cambiar una legislación que permite la muerte de inocentes sin derecho a ser oídos, han renunciado a hablar de él. En el parlamento español que surja de las próximas elecciones del 20 de diciembre, no habrá nadie que clame por los derechos de los no nacidos o por ayudar a las mujeres embarazadas con exclusión social. La única alternativa que la clase política estatal ofrece a esas mujeres es el aborto legal que, por mucho que lo diga el BOE, nunca será moral. Y el aborto, ya lo he escrito muchas veces, es una tragedia que acompañará a la mujer que lo haya vivido durante toda su existencia; es un terrorismo social, legal y callado; es una miseria que ha sido permitida por una clase política mediocre.

 

Es más, el Partido Popular ha castigado con la exclusión de sus listas electorales a todos los parlamentarios y senadores que en su día votaron en contra de la falsa reforma de la Ley del Aborto de Rajoy/Aido.

 

Pero han de ser conscientes de que nuestra voz, la de las asociaciones que defendemos la vida desde su concepción, no la van a callar. Muchos hombres y mujeres vamos a tomar el relevo a lo que no se ha sabido hacer en esta legislatura que está a punto de acabar. Apoyamos a las mujeres embarazadas,  ofrecemos mil alternativas, creamos grupos de trabajo y explicamos a las nuevas generaciones el valor de la vida humana…

 

Vamos a seguir dando voz a todos los inocentes para que ellos remuevan la conciencia social y, aunque las leyes consientan atrocidades, no nos acostumbremos al miedo, a la violencia estructural contra la mujer, al terrorismo silencioso que existe hoy en nuestras ciudades y ante el cual muchos miran hacia otro lado.

 

[1] EL COMENSAL, Gabriela Ybarra. Caballo de Troya (2015)

 

Comentarios

Phm 12/01/2016 09:06 #8
cuando el hombre o la mujer deja de considerar a un hijo para pensar en que puede desecharlo, es que su mente y su corazón se han deshumanizado, de forma que ya no son personas, se han cosificado así mismas. Van al derrotero. Si no valoran la vida agena, se verán desnaturalizados en la suya propia.
GIGIA6 11/01/2016 14:29 #7
Recientemente acudí a una Comisión Parlamentaria del parlamento asturiano, para debatir sobre la ILP RedMadre Asturias. Entre otros, en su concición de expertos, compareció la Presidente de la Asociación de Clínicas Abortivas de España, quien sin ningún rubor, afirmó con rotundidad ante la pregunta formulada por uno de los diputados presentes: "... Las clínicas abortivas no realizamos seguimiento alguno de las mujeres a las que practicamos abortos. Nuestra función finaliza en el momento que la paciente sale de la clínica tras haberle practicado el aborto..." Genial. Gente que se denomina "médico" y que debe serlo porque para practicar una intervención quirúrgica debe tener el título correspondiente, afirma que no se realiza seguimiento alguno tras intervenir a un apaciente. A partir de aquí se puede explicar cualquier cosa
GIGIA6 11/01/2016 14:18 #6
El abandono que sufren las mujeres que se han sometido al un aborto es desconocido por la sociedad. Según las manifestaciones realizadas por la presidenta de la Asociación de Clínicas Abortivas en sede del parlamento regional de Asturias, en la comparecencia de expertos, "Las clínicas abortivas no realizan seguimiento alguno de las mujeres sometidas al un aborto. Su relación con la mujer que aborta finaliza en el momento que esta sale de la clínica tras practicarse la intervención Triste pero real
GIGIA6 11/01/2016 14:07 #4
El abandono que sufren las mujeres que se han sometido al un aborto es desconocido por la sociedad. Según las manifestaciones realizadas por la presidenta de la Asociación de Clínicas Abortivas en sede del parlamento regional de Asturias, en la comparecencia de expertos, "Las clínicas abortivas no realizan seguimiento alguno de las mujeres sometidas al un aborto. Su relación con la mujer que aborta finaliza en el momento que esta sale de la clínica tras practicarse la intervención Triste pero real
malova@hotmail.com 18/11/2015 17:07 #2
Cualquier mujer que ha abortado de manera natural, se acuerda perfectamente de las fechas de cumpleaños y jamás lo olvida. La inmensa mayoría de las mujeres que han abortado, sufren trastornos y requieren atención especializada, pero eso no es "políticamente correcto".
Polox 18/11/2015 08:47 #1
No puedo estar más de acuerdo. Cuando Hollande dice que estamos en una guerra de la civilización contra la barbarie, yo no estoy de acuerdo. El aborto convierte a nuestra sociedad occidental en una sociedad bárbara e injusta en mucha mayor medida aún que la de aquellos que nos atacan.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: