Rodriguez original original

Perspectiva de familia

José Javier Rodríguez
Blog de José Javier Rodríguez Santos

La familia, hogar de acogida

Durante estos días los jóvenes de todo el mundo son los protagonistas de las calles de nuestras ciudades. Miles de veinteañeros recorren nuestras plazas con camisetas multicolores con una cruz blanca a sus espaldas. Pero, también, son coprotagonistas muchas familias salmantinas que acogen a los cientos de chinos, franceses, venezolanos, coreanos, nigerianos que nos visitan.

La familia es la mejor acogedora. Todos hemos sido acogidos en el seno tranquilo y seguro de nuestra madre. Durante el embarazo los padres van proyectando el futuro espacio vital del hijo, el hogar. Luego, durante la infancia, dibujan su futuro humano y afectivo. Más tarde, en la primera juventud, imaginan con ilusión su futuro social en el servicio a los demás mediante el trabajo.

Por consiguiente, la primera y mejor acogida que se puede dar a un ser humano tiene lugar en la familia. De ahí, se debe afirmar con total rotundidad que todo niño tiene derecho a tener un padre y una madre.

La familia acoge a sus seres queridos durante los momentos de soledad y tristeza, y es en ella donde se comparten las alegrías y los triunfos de todos sus miembros. Un gozo o una tristeza no compartida no es una auténtica emoción. El gozo no comunicado termina por diluirse, mientras que la tristeza no acompañada se acrecienta. Además, la familia acoge y consuela durante la enfermedad y el dolor, ampara al abuelo en el lecho de muerte tendiéndole una mano que le acaricie y le sostenga para acompañarle en el final de sus días.

Pero es ahora, en estos días calurosos de agosto, cuando miles de jóvenes de todo el mundo se acercan a nuestra tierra y encuentran familias que les abren su hogar, les acompañan y les acogen sin ninguna cortapisa y, además, comparten con ellos su comida y su techo. Durante esta semana, las familias españolas preparan el corazón de cientos de miles de jóvenes con un acto que les es propio: la acogida. Es esta juventud la que, sin ningún tapujo y dentro de la legalidad, acogerá en unos días las palabras del Papa, que hablará a toda persona de buena voluntad.

Hoy toda España es el país de los jóvenes acogidos por las familias españolas. Hoy, existe una juventud que desea abrir sin ningún miedo las puertas de su corazón a la Verdad y es más, esa juventud está en nuestra ciudad.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: