Rodriguez original original

Perspectiva de familia

José Javier Rodríguez
Blog de José Javier Rodríguez Santos

El maestro, ¿faro o guía?

Post maestro detail

Los profesionales de la educación estamos cualificados para enseñar, para mostrar los conocimientos que las ciencias van recopilando sobre el mundo, la naturaleza y la persona. El maestro está llamado a ser faro que ilumine la razón de sus alumnos con el fin de despertar el deseo por saber y orientarle hacia la búsqueda de la verdad.

Al mismo tiempo, durante nuestra preparación académica y práctica, hemos sido capacitados para ser guías del aprendizaje de los escolares que tenemos a nuestro encargo. Un guía es un experto que dirige a sus seguidores por el buen camino con el fin de que descubran nuevas estrategias humanas, técnicas, sociales… El buen guía acompaña a los exploradores y busca que cada uno halle por sí mismo la belleza del camino. El guía de personas, el maestro, busca el bien de sus seguidores, no el suyo propio o el de terceros.

 

El maestro, como guía y como faro, despierta el deseo de saber. Como indicaba Pascal en su obra Pensieri, "El hombre supera infinitamente al hombre"; así los maestros somos la luz que ilumina el objeto que el alumno ha de conocer. Los ojos reconocen los objetos cuando son iluminados por la luz. Deseamos conocer los objetos, aprehenderlos, apropiarnos de ellos y, al mismo tiempo, buscamos conocer la luz que los ilumina. El ser humano, en cuanto que es persona, desea entender, razonar, crear, imaginar… No podemos en ningún modo “capar” a nuestros alumnos, porque la belleza atrae y despierta la curiosidad.

 

Sócrates no escribió un solo libro, decía que leer es dialogar con los muertos. Por ello el maestro de la mayéutica prefería preguntar como medio a para fomentar la reflexión. ¿Por qué muchos  maestros utilizamos constantemente y como único recurso el libro de texto?

 

No sé, querido lector, si ha podido ver el documental “La Educación Prohibida”. En ese reportaje, diversos profesionales del mundo de la educación de Iberoamérica sacan a la luz el currículo oculto de los Sistemas Educativos. Desde la Ilustración, han sido “otros" los que han dirigido nuestras clases, son otros los faros y guías; "otros"  dictaminan el currículo educativo (los gobernantes y sus partidos); "otros", no los padres, los que asignan el centro educativo donde los hijos han de estudiar (la Administración Educativa); "otros", no los maestros, los que diseñan la programación de aula diaria (las editoriales al servicio de intereses partidistas).

 

Ya es hora que se devuelva la educación a sus verdaderos protagonistas: maestros, padres y escuelas. Los políticos han de diseñar un marco legal que custodie la libertad para enseñar, la responsabilidad social de los docentes, la libertad para elegir centro educativo y la responsabilidad de la autonomía de los colegios.

 

De esa forma será cuando realmente los maestros, profesores y docentes nos convertiríamos en verdaderos FAROS Y GUÍAS de los alumnos y tendríamos posibilidad real de colaborar con sus padres, que son los primeros responsables de su educación. El sector primario de la educación, el original, es y debe ser la sociedad civil. El sector secundario y subsidiario, el Estado. Pero hoy, por desgracia, en nuestro país se ha invertido este principio natural, racional y primario.

 

Desde la Ilustración, el Estado, imitando el modelo de la educación prusiana, ha sido el depositario, garante y gran hacedor de la educación. Los principios de la Ilustración defendían la separación de poderes, el legislativo, el ejecutivo y el judicial. Sin embargo, los ilustrados, bien conocedores del poder de la educación, lo reservaron para el Estado. De este modo, los nuevos ciudadanos serían formados como súbditos con conciencia ciudadanía al servicio del poder político.

 

Esta ha sido mi aportación a la reflexión y al debate “¿Cómo debería ser la educación del siglo XXI?” organizado en Educared.org de la Fundación Telefónica. El tema que está abierto durante el mes de enero lleva por título “El rol del profesor: de faro a guía”. En este recurso-web estamos participando profesionales del mundo de la educación de todos los países iberoamericanos. Desde aquí invito a sumarse a esta iniciativa a todos los que sabemos que para cambiar al mundo lo primero que hemos de hacer es cambiar el modelo educativo vigente. No podemos seguir avalando un sistema educativo diseñado durante la Revolución Industrial y la Ilustración para generar mano de obra barata y ciudadanos sumisos a los intereses partidistas.

 

Vínculos de Interés:

Vídeo “La Educación Prohibida” www.educacionprohibida.com

El fracaso del Sistema Educativo, hacia el nuevo paradigma de la educación en el siglo XXI http://confederacionceas.altas-capacidades.net/f_y_f.pdf

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: