Mariaamor silueta original

Palabras para mis inquietudes

María Amor Rodríguez Blázquez

LA ADOLESCENCIA Y LA SEXUALIDAD

La etapa por la que todos pasamos, en la cual se da un crecimiento físico importante, pero también emocional, se llama adolescencia.


La adolescencia suele estar ligada con la sexualidad, ya que casi todo el mundo creemos que sexualidad es todo lo referente a sexo, sin embargo la sexualidad es un proceso en continuo movimiento que comenzamos a desarrollarlo desde el nacimiento, y va evolucionando durante toda la vida, involucrando en este proceso, nuestros sentimientos, emociones. La sexualidad.


La sexualidad emocional destaca en la adolescencia por la aparición de nuevos intereses, como ir a bailar, hacer deporte, o pasar más tiempo con amigos. Pero también en la aparición de nuevos sentimientos y sensaciones físicas, tales como los primeros enamoramientos, ilusiones y desilusiones.


La sexualidad física destaca en la adolescencia por el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios (vello púbico, voz más grave en varones y desarrollo de mamas y ensanchamiento de caderas en mujeres, entre otros).


Este periodo suele comprenderse entre los 11 y los 19 años, donde encontramos numerosos cambios, que hemos explicado por encima en el texto anterior, que suelen ser importantes para el desarrollo de nuestro entorno social, de las normas a establecer, y las habilidades de cada individuo para enfrentarse a situaciones difíciles o conflictivas.


La adolescencia es importante porque se comienza a seleccionar  y a asumir valores, establecerlos como propios, o rechazarlos. Este proceso es muy personal y destacable para el desarrollo de la personalidad, creándose la diferencia en el desarrollo de unas personas a otras estando en la misma edad. Para ayudar al adolescente es básico conocer o entender que es lo que está sucediendo y en la medida que se pueda explicar todas las dudas, y conducir todas sus conductas al amparo de la normalidad.
Todos los cambios que se sufren en la adolescencia, unidos al interés que surge por el sexo, hacen que el adolescente vaya formando su nueva identidad, así se va entrando y compartiendo  intereses con un grupo de iguales, aportando al adolescente nuevos contenidos a los conceptos explicados por la familia, y  dando así a elegir al adolescente lo que se considere más adecuado, formando así su personalidad.


Esta es una de las razones claves de porque en la adolescencia se comienza con la edad del pavo, unos están a uvas, otros contestones, otros irascibles, pero todo es el reflejo del conflicto interno que el adolescente está resolviendo en su interior.
La familia tienen un papel protagonista en la adolescencia de sus miembros, debe acompañarlos y entender sus dudas e inquietudes, teniendo paciencia, y confiando en la educación marcada hasta el momento.


Más información www.gabinetetrabajosocialavila.es

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: