Loreto original

Maternando

Loreto Cibanal
Método Estivill

Psicomotricidad vivenciada, metodología Psicopraxis, más de 20 años formando psicomotricistas en España

Los pasados días 23 y 24 de marzo asistí, en la Universidad Pontificia de Comillas en Madrid, a las Jornadas de Psicomotricidad organizadas con motivo del 20 Aniversario de Psicopraxis, Centros de Psicomotricidad.

El título de las jornadas era ‘El cambio personal a través del cuerpo: desde la concepción hacia la vejez’.
El viernes comenzamos con las emocionantes palabras de varias personas muy vinculadas al nacimiento de este sueño convertido en realidad que es Psicopraxis, además de una representante de la universidad donde se celebraba.

A continuación Carmen Pascual nos deleitó con una magnífica conferencia inaugural titulada ‘El sentido del movimiento en la vida’… mis años de formación en Psicopraxis me han permitido ir viendo y viviendo el movimiento, y poco a poco voy comprendiendo la importancia de éste y cómo la ausencia de éste o el vivirlo de modo excesivamente dirigido y sobretodo con juicio es el trasfondo de muchos de los problemas que presentan los niños de hoy en día… y porqué no decirlo, también de los que tenemos los adultos; pero escuchar a Carmen siempre es una lección magistral.

Cerramos la tarde con un taller vivencial de Psicomotricidad, en mi caso la psicomotricista que ‘dirigía’ el taller era Cristina Martínez Sampietro, una de las pocas formadoras del equipo Psicopraxis con las que no había estado en sala, y fue una experiencia muy gratificante. La verdad es que tuve ocasión de liberar toda la contención y el estrés acumulado a lo largo de los días previos a estas jornadas pues al participar en la parte de la comunicación y la imagen de éstas el trabajo de última hora había sido arduo.

En este taller experimentamos el tacto, el contacto y la ‘lucha cuerpo a cuerpo’, es muy gratificante ‘probar’ las formas de tocar de las diferentes personas… y por cómo lo hacía cada uno intentaba adivinar quién conocía por primera vez la metodología Psicopraxis y quiénes éramos ‘veteranos’. Aunque el lugar no era una ‘sala de psico’ convencional y esto podía limitar las actividades la verdad es que creo que para los que no conocían la forma de trabajar en psicomotricidad vivenciada fue un buen acercamiento a ésta.

La mañana del sábado comenzó en el mismo lugar y con los mismos compañeros de taller, en este caso el título era ‘La adolescencia: ¡justo a mí me tocó ser yo!’, título sugerente y realmente definitorio de la etapa… esta vez no hubo apenas tiempo para trabajar corporalmente, porque Cristina nos acercó el mundo del adolescente de forma tan acertada que el interés por conocer el cómo y el qué de un adolescente en sala hizo que el tiempo volara… además nos hizo un regalo fantástico dándonos la oportunidad de escuchar el testimonio de dos chicos de 17 y 19 años que llevan varios años trabajando en sala con ella.

Si resultó interesante escuchar cómo había sido la vivencia de estos chicos en la sala y cómo les había servido para su vida fuera, más fue oirles decir que en su opinión todo el mundo debería hacer psicomotricidad y que están interesados en realizar la formación de psicomotricistas para poder acompañar a otros chicos como ellos.

Al tiempo que yo asistía a este taller había otros 9 en marcha con diferentes formadores de Psicopraxis, y divididos en 5 etapas de la vida:

- ‘Ya nos movemos antes de nacer: Acompañamos para vincularnos desde la gestación’ con Mª Paz García Sola y Pilar Vizcaíno.
- ‘Primeros años: Jugar y emocionarse’ con Rosario Dorador, Asun Iglesias, Eon Young Yoon, Laura Pueyo, Boriana Georgieva y Beatriz Vega.
- ‘La niñez: Quiero seguir jugando’ con Jesús Marañón y Marta Fernández.
- ‘La adolescencia: ¡Justo a mí me tocó ser yo!’ con Cristina Martínez y Amador Villar
- ‘La vejez: Moviendo la experiencia del mayor’ con Dori Dobón y Pedro Pardo.

Tras el descanso y con todo lo vivido en estos talleres regresamos al Aula Magna para escuchar cómo cuatro personas nos contaban su experiencia aplicando la psicomotricidad a áreas tan diversas como el ballet clásico (Rocío Martín), el diseño de juguetes (Marta Rueda), la edición de libros de texto (Ana Moreno) o la cooperación internacional (Laura Pueyo).

La verdad es que todas las ponencias fueron muy interesantes, pero he de agradecer a Rocío que nos contara su experiencia pues me hizo volar con mi mente a mi infancia cuando me deslizaba varios días a la semana con zapatillas de puntas… La historia de Laura emocionante y desde aquí manifestarle a ella, a Bea, a Cris y a todos los que generosamente utilizan sus vacaciones para viajar a un lugar donde las comodidades occidentales están ausentes con el único objetivo de facilitar estrategias a los nativos para intentar que su vida y la de los que les rodean pueda ser un poquito mejor.

Después de la comida escuchamos a diferentes personas que tras pasar por Psicopraxis han aplicado la psicomotricidad en la educación, el área social y/o la salud. Ana Lucía Penagos nos dejó a todos con la boca abierta pues está introduciendo la psicomotricidad vivenciada en Guatemala de forma magistral, abarcando todas las áreas y todos los estratos sociales, desde aquí mi más sincera enhorabuena por el fantástico trabajo realizado.

Desde Ibiza nos contaron cómo el movimiento y la psicomotricidad es el eje sobre el que gira la metodología de la Escuela Infantil Mafalda fundada por Mª Paz García Sola en los 90 y que ahora dirije Rosario Dorador, ambas formadoras de Psicopraxis.

Pilar Hernández contó su largo periplo realizando psicomotricidad vivenciada con los más desfavorecidos en Madrid y Carmen Escribano, cómo realiza esta actividad con alumnos de secundaria en Ibiza… ambos testimonios muy interesantes.

El cierre de las jornadas tras varios minutos de preguntas y debate, fue de la mano de Carmen Pascual, que recogió muchas de las palabras de los ponentes y puso el punto y final (esperamos que sea punto y seguido y podamos disfrutar muy pronto de otras jornadas).

Desde aquí quiero dar la enhorabuena a todo el equipo Psicopraxis por el resultado de las Jornadas pero muy especialmente a Carmen y a Chema que durante estos más de 20 años nos han permitido a más de 2.000 alumnos formarnos en una metodología tan respetuosa y tan ‘sanadora’ para todos nosotros. Felicidades y a por otros + de 20 años formando…



Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: