Loreto original

Maternando

Loreto Cibanal
Método Estivill

Mis preocupaciones

Últimamente tengo la cabeza como una centrifugadora, tengo cantidad de ideas y de cosas que me inquietan relacionadas con la maternidad, con el aborto, con la escuela, con el puerperio… no sé por donde empezar así que creo que voy a dejar fluir los sentimientos y a ver qué sale hoy…

Las últimas datos sobre la cantidad de adolescentes, menores de edad, que están abortando; de las píldoras del día después vendidas en 2010 (unas 800.000) y alguna noticia más relacionada con el tema, como que el 80% de las mujeres que se suicidaron en Estados Unidos en 2010 habían abortado al menos una vez, me escandalizan y llevo varios días con un run-run en mi cabeza.

Atendiendo a los datos parece que no hace falta irse a la moral ni a la religión, con la biología basta para darse cuenta que esto es una barbaridad y que como mínimo tenemos una falta de educación para la salud; de hecho ya anuncian que la generación de los actuales adolescentes va a ser la primera que no supere a la anterior en esperanza de vida. Grave, gravísimo.

Estamos dejando que otros ‘derechos’ se impongan al derecho más fundamental y primario que es el derecho a la vida, incluso a la propia, creo que alguien debería velar por la vida y la salud de estas menores, y mayores, que están utilizando los medios de emergencia como anticonceptivos y cuyo abuso supone un grave atentado contra su salud y su vida.

Como digo, sin entrar en lo moral, hay que preocuparse seriamente de lo que está sucediendo. Si uno de los argumentos que los sanitarios dicen que se tienen en cuenta en ‘las altas esferas’ para animar a las madres a abortar cuando supuestamente van a dar a luz a un niño enfermo, son los gastos que éste va a suponer para la sanidad pública y los servicios sociales, lo que me parece totalmente vil; ¿por qué no se preocupan del abuso de la píldora del día después que se sabe que va a producir gran cantidad de cánceres femeninos y generales con gran coste sanitario? ¿Y las secuelas provocadas por el síndrome postaborto? ¿no conllevan también un gasto importante? ¿por qué no educamos e informamos para evitar este gasto?

Aún hay personas que cuestionan si existen secuelas después del aborto, si realmente existe el síndrome postaborto. Rotundamente SÍ. Esta mañana leía un comentario de una lectora a un artículo informativo sobre las secuelas de la píldora del día después, en el que decía que conocía a muchas mujeres que habían abortado y que están perfectamente… bueno, pues en primer lugar dudo que conozca a muchas porque es algo que no se cuenta aunque se esté plenamente convencida de la decisión.

El nacimiento de un hijo aunque no sea buscado se celebra y se hace partícipe de él a todo el entorno familiar y social, pero de un aborto… generalmente apenas dos o tres personas del entorno de la mujer, como mucho, son conocedoras de la decisión y después de hacerlo suele ser un tema tabú del que no se habla y cuyas secuelas no tienen por qué ser inmediatas y mucho menos conocidas por los demás.

La portavoz de RedMadre, Esperanza Puente, es una mujer que abortó hace más de 20 años y que da testimonio de las tremendas secuelas allí adonde va, incluso en la Asamblea de la ONU, y cómo no ayuda a mujeres que lo necesitan, ella nos habla de que está recibiendo muchas llamadas de mujeres que abortaron hace muchos años, tantos como ella misma e incluso más y que ahora gracias a la difusión que se está consiguiendo de las secuelas del aborto en la mujer, al giro respecto a la acción Provida tradicional que ahora está apareciendo, en la que no se ve a la mujer como verdugo sino como lo que es en realidad, una víctima más de la gran industria que supone el aborto, se atreven a pedir ayuda.

Bueno, pues parece que el sentimiento que más ha podido ha sido el de la preocupación que tengo acerca del tema del aborto, estoy realmente inquieta y espero que el fruto de esta situación sea alguna idea o proyecto de comunicación y educación acerca del tema, la prevención se nos escapa a veces por atender al presente pero como diría otro bloguero de Tribuna.net (Fernando Sánchez Salinero) hay que atender a lo importante antes que a lo urgente… y en este caso lo importante es educar y prevenir.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: