Loreto original

Maternando

Loreto Cibanal
Método Estivill

La Educación Prenatal. El futuro antes del nacimiento (II).

Hasta hace muy poco tiempo no había oído hablar de la Educación Prenatal, ya me parecía una aberración aquello de la Estimulación Precoz o Estimulación Temprana, así que cuando oí el término pensé, otra forma de someter a los pobres bebés a €˜torturas€™ para que, supuestamente, sean más listos que el de la vecina.

La primera vez que lo escuché realicé una búsqueda en Google para ver en qué consistía (esto hace apenas 3 ó 4 años) y lo primero que encontré fue lo que yo esperaba, aparecía una página web que hablaba de un aparato parecido a una riñonera que se coloca sobre la barriga y que emite sonidos y vibraciones que se supone estimulaban al bebé para que sea más €˜espabiladillo€™.

Pero por suerte también encontré información de lo que es realmente la Educación Prenatal, que aunque es una rama bastante reciente del conocimiento puede hacer ya importantísimas aportaciones a diferentes áreas de la ciencia.

Partiendo del concepto de Educación como un proceso determinado por la impregnación, la imitación y la experimentación, parece claro que la educación comienza en el vientre materno pues en él se dan estos tres elementos.

La impregnación es evidente pues el bebé a través de la placenta y del líquido amniótico va a recibir, además de los nutrientes, el cóctel de hormonas, traducción química de las emociones maternas, y por lo tanto está impregnado en un ambiente con todos sus componentes psico-afectivos. Especialmente importantes son los sentimientos de la madre en cuanto al bebé que espera y al embarazo, pues determinan ya un modelo de vínculo de apego que es el principal €˜modulador€™ de la personalidad de las personas.

Parece más difícil hablar de imitación intrauterina€Ś pero es fácilmente comprobable a través de la haptonomía y de hecho va a ser el primer lenguaje utilizado por el bebé para comunicarse con sus padres o entorno.

Y por último, el más evidente de los componentes, nadie puede negar que el bebé tiene experiencias, sensaciones, sentimientos y vivencias en el que, como dice María Montero Ríos, será su primer hogar: el vientre materno. De hecho hay recogidos varios testimonios de madres que afirman que oían llorar a su bebé dentro del útero, y en las ecografías se puede ver a bebés que €˜huyen€™ y que aceleran su ritmo cardíaco ante la amenazante aguja que entra en su €˜hogar€™ para coger muestras para realizar la amniocentesis, por ejemplo.

Aunque la expresión pueda llevar a equivocaciones, la Educación Prenatal no consiste en €˜enseñar€™ al feto, sino en tenerle en cuenta desde el mismo momento de la fecundación, incluso antes, para favorecer un ambiente lo más beneficioso posible para que su desarrollo sea sano y armónico.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: