Noemi fuentes original

¡Leamos!

Noemí Valiente
Blog de Noemí Valiente sobre la lectura de libros

Leer con niños (1)

Es una actividad deliciosa, incluso si no te entusiasma la lectura. Una excusa para pasar un rato compartido con nuestros hijos o sobrinos. Un pretexto para volver a los patios de nuestra infancia.

 

Sólo hay que observar a un niño cuando lee un cuento. Emoción. La conmoción de la sorpresa. Risas. Dejémonos contagiar. Quién no quisiera volver a ser niño. Esta es la pocion. Abracadabra, hágase el hechizo.

 

Al leer con un niño se abre ante el adulto una nueva forma de ver y entender la literatura, las historias. Y nos daremos cuenta de que no, no nos lo sabíamos todo. A los niños les gusta leer los mismos cuentos una y otra vez. Nos están regalando una oportunidad de experimentar las ventajas de releer un buen libro.

 

Sus reacciónes ante la historia leida nos recuerdan la importancia de cuestionarse lo que ocurre en el cuento, lo que deciden los personajes. "Pero, ¿por qué el pato se ha enfadado con la ardilla?". Ellos son lectores activos; siempre inventan más allá de la palabra "Fin".

 

Inculcar el hábito de la lectura es muy positivo para nuestros pequeños. Al leer se fomenta ese espíritu crítico que mencionaba en el párrafo anterior. ¿Queremos qué nuestros hijos se dejen llevar por cualquiera? No. Como dijo Ortega y Gasset, "Siempre que enseñes, enseña a la vez a dudar de lo que enseñas".

 

Tambien es clave para desarrollar la imaginación; esa fugaz compañera que se va alejando con nuestros cumpleaños. Si sabemos conservarla, de adultos nos ayudará a salir airosos de situaciones inesperadas, a derrotar el aburrimiento y hacer de cada día una aventura emocionante. A que la vida no sea solo un lugar de paso.

 

Con la lectura se logra aumentar la capacidad de concentración, que es un factor fundamental para esquivar el temido fracaso escolar. Nadie quiere un niño vago que bosteza, incapaz de terminar el segundo ejercicio de matemáticas.

¡Qué fantástico que todas estas cualidades se logren con una actividad tan divertida como es la lectura!

 

¡Ya podéis venir, largas tardes de invierno. Tenemos libros, cuentos divertidos. Estamos preparados! Dejemos que ellos elijan sus cuentos. Leamos con ellos uno nuevo porque se han portado bien.

 

Sólo me queda un interrogante que lanzó a mis queridos lectores. ¿Para quién, niños o adultos, es más gratificante leer juntos?

 

 

Comentarios

Autora 19/07/2013 10:45 #2
Totalmente de acuerdo, creo que yo disfruto más que mis hijos. Es un momento especial del día.
miguel 16/07/2013 22:22 #1
Cojo el guante de la autora, creo que nosotros podemos llegar a disfrutar más de los libros/cuentos que leemos con los niños que ellos mismos, ya que descubrimos detalles que nos pasarían inadvertidos sin ellos, volvemos miles de veces a la misma página, releemos, disfrutamos un libro una y otra vez. Decididamente: leo con ellos

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: