Eu original

La mano invisible

Frederico de Sousa

Keynes y el plan Draghi

Keynes demostró que no solo hay una respuesta para las crisis económicas y que la solución depende de la relación entre los “intereses “y  los” poderes”. En el actual contexto económico,  no existe una  sintonía entre los principales centro de poder a nivel internacional.  

John Maynard Keynes (1883.1946), considerado por algunos como el mayor economista del siglo XX, pues comprendió perfectamente el funcionamiento de la economía internacional posterior a la “PaxBritanica” del siglo XIX.  

La economía internacional es fundamental para el mundo industrializado, ya lo refería de forma sutil Adman Smith  en su obra cumbre “An Inquiry into the Nature and Causes of the Wealth of Nations“(1776) con la Plata Española y las relaciones entre el Reino Unido y España.  

El óptimo funcionamiento del comercio Internacional /economía internacional contemporánea  depende de un sistema financiero eficaz, que satisfaga las necesidades para el perfecto desarrollo para el comercio internacional y las inversiones a escala global.
 

Hay indicios de una recuperación global por ese motivo  España logró en septiembre poner fin a la salida de capitales gracias al anuncio del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, de que tiene un plan para garantizar la estabilidad del euro. Según los datos de la balanza de pagos que ha hecho públicos este viernes el Banco de España, el balance neto de septiembre arrojó un saldo positivo de 30.998 millones de euros, lo que equivale al tercer mes con mayor entrada de dinero desde 1990.  

El Banco de España destaca que el dinero que llegó desde el extranjero se destinó, principalmente, a la compra de acciones de las empresas cotizadas o bonos y en el apartado calificado como "otra inversión", que en esencia son créditos, depósitos y operaciones temporales. Así, en el primero de estos epígrafes se registró una inversión neta de 9.745 millones mientras, en el segundo, fue de 5.585 millones.  

Estos indicadores son alentadores, pero no podemos olvidar que el problema lo tenemos en casa, la falta de fluidez en la financiación de las empresas españolas, no permiten una recuperación económica. Hay industrias en este país que no producen pues no obtienen financiación para adquirir las materias primas.  

La economía española se enfrenta a un largo periodo de recesión del que no saldrá hasta 2015, ya que al impacto negativo de los procesos de consolidación fiscal y desendeudamiento privado se suman ahora también las incertidumbres que pesan sobre Francia y Alemania, lo que hará caer un 1,3% el producto interior bruto (PIB) este año y agravará el desplome hasta el 1,7% en 2013, prolongando la contracción económica en 2014, cuando la actividad bajará un 0,2%, según Goldman Sachs.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: