Blog autor

La Glorieta

Tribuna de Salamanca

Apuntemos hacia otro lado

Todavía me tiro de los pelos al recordar las declaraciones de Sito Castro al finalizar el partido de la semana pasada cuando reconocía que un aficionado ¡unionista! le había escupido durante el partido. ¡A Sito Castro, que es el único jugador hasta el momento que no ha decepcionado aún en NINGÚN partido! Que está en su sitio, que es un lateral serio y que está cumpliendo en el campo como el que más.
Sí señores, a Sito Castro. Al defensa gallego que encima es un tío amable, que no se esconde a la hora de dar la cara a las duras y a las maduras, que es capaz de asumir culpas y repartir halagos... !a Sito Castro!

A ver, señores, si no somos capaces de discernir el bien del mal cuando vamos en grupo. A ver si nos pasa como a los animales en manada que corremos sin mirar hacia adelante.

Siento los términos, amigos, pero que un aficionado unionista sea capaz de escupir a uno de los pocos jugadores que te levantan la cara al verte (seas aficionado o periodista, no hablo solo de mi gremio) y que nunca te dice que no a unas palabras, además de haber demostrado una y cien veces su profesionalidad... me remueve del asiento.

Y si encima ya nos quejamos de que el gallego tiene genio y de que se encaró con los aficionados el año pasado... a ver quien es el guapo que se pone en su piel y aguanta lo que aguantó con la conciencia bien limpia. Una cosa es que les vaya en el sueldo aguantar en el campo y otra es que, ya en frío, te insulten fuera de éste. Que sí, que hay que tener temple de ese del que presumen los toreros, pero poneos en su lugar un segundo (sin mezclar churras con merinas, que aquí nada tiene que ver el sueldo y demás tópicos de los que nos agarramos).

Por último, subrayo porque me parece importante que aquí nuestro amigo gallego ha sido el único valiente, sí va-lien-te, que ha reconocido que salió a cenar el lunes y a dar una vuelta después. Que digo yo también que teniendo al día siguiente jornada de descanso no somos nadie para decir absolutamente nada a un tío que además se deja la piel en cada entreno y en cada partido.

ÂżCómo seremos tan borregos (perdonadme la expresión) a veces? Apuntemos hacia otro lado, por favor, que Sito Castro es de los que están de nuestro lado, del lado de la UDS. Seguro.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: