Inda jaus original

La cuarentena

Inda Jaus
Blog de Inda Jaus

La caja

Estos días, al hilo de la debacle de Bankia€Ś bueno€Ś el asunto de Bankia, enésima debacle ciudadana€Ś a lo que iba, que estos días me he acordado mucho de Macario. ÂżQué quién es Macario? Pues, simplificando, digamos que mi padre no iba €œa sacar dinero a la Caja€, mi padre iba a ver a Macario.

Antes las €œCajas€ estaban llenas de macarios que sabían de tus apuros, de tus ascensos, de cuando se te casaba un hijo o de cuando caía enferma tu cuñada la de Córdoba. Macario era el espíritu de la Caja. Mi Macario, en concreto, hasta guardaba las libreta de mi padre, que era un desastre y la perdía constantemente:

- Macario, Âżqueda algo?

- Ná, majo€Ś -contestaba Macario con el gesto contraído tras buscar en un fichero grande que tenía junto a la máquina de escribir- a esperar. Es que a los €œpenenes€ os pagan muy tarde. Pero si necesitas€Ś

Y mi padre asentía y Macario desaparecía por un pasillo y volvía con una sonrisa y unos billetes. Así eran las cajas de los 70. Las entidades donde los obreros, los jubilados y las amas de casa tenían sus ahorrillos. La gente que veías entrar y salir del Banco Herrero o del Español de Crédito eran de otra casta. Muchos del Opus y de los que habían hecho dinero en la posguerra, con el estraperlo. A la mayoría no los conocíamos. En la Caja había más colas, eso sí, pero si había alguna señora mayor, Macario, o Pepita, o Manolo, enseguida le sacaban una silla:

- Siéntese aquí, doña Rosario, que con don Feliciano vamos a tardar€Ś

Y luego estaban los directores. A los directores se les trataba de usted, solían ser de alguna familia notable de la ciudad, ganaban más que tu padre pero menos que un ministro y todos sabíamos dónde vivían. Y no te avergonzabas de conocerlos o de que su hijo fuese de tu panda.

Después vinieron los 80 y los 90, y bajo los efectos de los vapores de la cocaína que consumían los yuppies pioneros y la embriaguez de poder de los políticos de aquella democracia tan novata, las cajas se fueron convirtiendo en otra cosa. Le echo la culpa a las drogas porque si no, no tiene explicación. Resulta que empezaron a €œno ser rentables€, o a €œfusionarse€, o a €œofrecer nuevos productos financieros€€Ś vamos, que a las cajas no las reconocía ni su padre. El mío dejó de ir a ver a Macario porque ya tenía tarjeta. La única diferencia entre la Caja y los bancos era la biblioteca, las camisetas que te regalaban en las competiciones de las fiestas del pueblo y los caramelos de la cabalgata. Aún así, inspiraban cierta confianza, olían mejor, menos a especulación y más a desahogo.

Ahora ya no sé. Ya creo que solo sirven para que se lleven un sobresueldo los políticos de sus consejos de administración. Eran las vacas de las tetas de oro y se las han comido estas garrapatas que, además, se consideran legitimados porque los hemos elegido en las urnas. Como si en las urnas hubiese mucho donde elegir. Como si fuese verdad lo de €œun ciudadano=un voto€. Da mucha pena oír a la gente mayor hablar de la Caja como quien habla de algo propio, de todos, y pensar que es posible que esa entelequia arqueológica de la que hablan ya no existe. Y que hasta es posible que si intenta retirar sus ahorros ese mismo día, se encuentre con que ya no tiene un céntimo que se ha volatilizado en algo que se llama €œpreferente€€Ś como si lo prefiriera alguien€Ś

Y en estos pensamientos estaba cuando descubrí el vídeo y el texto de Ángela Angulo Ranz. Puede que no sean tan malos tiempos para la lírica€Ś

Roba, roba con esmero
los ajustes se harán cargo de tapar el agujero
Roba, roba con pasión
los ajustes se harán cargo de pagar por tu traición
Con esmero, con pasión, sin esfuerzo, sin temor
Roba, roba con primor
los ajustes se harán cargo de que tengas tu colchón
Nos dicen que es una crisis y no es una crisis es una estafa
nos dicen que son los salarios de los funcionarios,
y que los servicios les resultan caros,
y esa no es la causa, estafa
Esa no es la causa del continuo expolio de la Robocracia, trampa
Esa no es la causa de la gran burbuja timo- inmobiliaria,
timo-financiada con ese dinero que guardan, guardaban las Cajas
(las cajas de ahorro, el mayor tesoro de nuestras finanzas)
Miles de millones en obras de paja
Ingentes comisiones en manos mojadas (manchadas)
viviendas vacías, vías, aeropuertos y trenes fantasma
(9 pasajeros llevan en el ave de cuenca a Toledo)
1 o 2 aviones vuelan por los aires del nuevo aeropuerto que tiene mi pueblo
Miles de millones en obras de paja
todas sufragadas con ese dinero que guardan, guardaban las cajas
Las cajas de Ahorro
el mayor tesoro de nuestras finanzas,
Las Cajas de Ahorro, fundaciones blancas sin fines de lucro
sólo dedicadas a créditos puros, limpios, saneados, de intereses bajos
Lo modificaron, lo desregularon.. y
(En un par de años) ...Nos las han robado
De cuarenta y cinco sólo quedan quince,
todas maquilladas y vapuleadas
Cinco rescatadas con dinero público del Banco de España
Siete mil millones Caja de Galicia, Castilla la Mancha,
del Mediterráneo, la Caja de Córdoba y Catalunya Caixa
El resto apretadas y todas comprimidas, bien empaquetadas, (7 forman Bankia, 8 banca cívica, el Banco de Base y el Nostrum de mare) listas y entregadas a bancos y amigos que con fondos públicos van a cubrir su desnudo, y vestirlo
De cajas a bancos, las han transformado
de joyas a trapos, las han destrozado
de ser un bien público a jardín privado las han saqueado
de local, pequeño, de pueblo, de barrio a engrosar las arcas del poder bancario
ÂżY quién ha hecho esto? pues sus consejeros que son elegidos por nuestros gobiernos y sus ayuntamientos
ÂżY quién ha hecho esto? pues nuestros gobiernos que ahora no tienen dinero para mantener a nuestros maestros.
ÂżY quién ha hecho esto? pues nuestros gobiernos

€Śpues nuestras garrapatas€Ś

inda.jaus.tribu@gmail.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: