Chemaok original

In Campo Veritas

Chema Díez
Blog de Chema Díez. Tribuna de Salamanca

La tradición, un preciado tesoro

La gran mayoría de los países, ciudades, provincias, hombres, equipos€Ś se han forjado y son lo que son gracias a sus tradiciones y a su pasado, que les han llevado a alcanzar la importancia que ahora tienen. Y claro está, Salamanca no va a ser menos.

Hablamos de una provincia donde la agricultura y la ganadería tienen un peso vital en la economía y donde los pueblos (362) tienen una importancia vital por el turismo, la riqueza de sus paisajes, la gastronomía€Ś en fin, sus tradiciones.

Cada pueblo y cada zona de la provincia tienen sus propias tradiciones, sus propios recuerdos y eso hace que el enriquecimiento cultural del mundo rural sea mucho mayor del que a priori pueda pensarse. El Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo, los Hombres de Musgo de Béjar, la Matanza Típica de Guijuelo, la Transverberación de Santa Teresa de Alba de Tormes o la ya histórica rifa del €˜Marrano de San Antón€™ de la Alberca, forman parte de una cultura popular que va mucho más allá de los libros.

Precisamente, el día 21 de enero se celebró esta última, un año más, con la presencia de un padrino de honor. ÂżSe imaginan quien puede ser? Pues alguien que casi nunca dice €˜no€™ a nada y que se ha convertido en el mejor embajador de Salamanca en el mundo, no solo por lo que ha conseguido, que es mucho, si no por cómo es (que es mucho más).

Se trata de Vicente del Bosque, que enloqueció a los cientos de albercanos, vecinos de la provincia y turistas de toda España que se dieron cita en un evento que ya es historia nacional.

Fue algo impresionante lo vivido en La Alberca. Ya lo dijo el conocido periodista, Javier Sardá, quien por primera vez acudió a esta tradición para hacer un programa con Del Bosque, y se quedó perplejo ante lo que sus ojos podían ver y sus oídos escuchar, según sus propias palabras.

Éste es solo un ejemplo de lo que una provincia como Salamanca aporta a un sector tan importante como el turismo y para que la provincia y sus pueblos sean conocidos no solo en España, también en el resto del mundo y poco a poco se va consiguiendo; igual ocurre con el modo de vida de la mayoría de los pueblos, con personas que dedican su vida al campo, a las labores de la agricultura y ganadería. Es decir, a los alimentos que comemos cada día.

Por eso, y ya que Salamanca ha perdido la poca industria que tenía y su tejido empresarial lucha por sobrevivir debido a las dificultades económicas, habrá que agarrarse a los estudiantes y a la tradición no solo para dar una buena imagen al exterior. Además, hay que €˜hacer caja€™ y eso, en los tiempos que corren, es tan importante como complicado.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: