Silueta felix fuente original

Ilusionados por la política

Félix de la Fuente

Las mil formas de destruir la Unión Europea

Davidcameron detail

Hace ya muchos años que la UE va a la deriva, con unos timoneles mediocres  y unos políticos nacionales acechando cual lobos voraces el botín de los suculentos fondos de la UE y de los altos puestos de las instituciones de Bruselas. Pero el órdago que Cameron está echando estos días a la Comisión Europea, e indirectamente a todos los ciudadanos europeos, es ya el asalto final.

 

Sí, se trata de un chantaje puro y duro, que descalifica al jefe de gobierno de un Estado miembro pero que denigra hasta lo infinito a los que nos sentimos europeos. Sentarse a dialogar con un político que quiere saltarse todos los tratados y de paso hundir a la UE es hincar la rodilla y rendir pleitesía ante el mayor chantajista de toda la historia de la integración europea.

 

Pero ¿cómo hemos llegado a esta situación?  Hay muchas formas de destruir la UE que se vienen practicando desde hace ya mucho tiempo. No pretendo enumerar todas en unas decenas de líneas. Tampoco lo haré por su orden de importancia, pues todas son “armas de destrucción masiva”.

 

En primer lugar, y quizás sí sea la más importante, la inoperancia del Parlamento Europeo. No se trata únicamente de que se haya callado y haya permitido tanta injusticia de la que son víctimas los millones de ciudadanos que se encuentran en paro, desalojados de sus vivienda, malviviendo con salarios insuficientes para una vida digna, y de que haya  pasado de puntillas sobre el problema de los refugiados y emigrantes, sino de que haya quedado relegado a un rincón en todos los grandes temas que afectan a los ciudadanos europeos, seguridad, guerra, medio ambiente, fronteras exteriores y tantos otros.

 

Se podrá alegar que esos temas queda fueran del ámbito del Parlamento Europeo y son competencia exclusiva de los jefes de Gobierno, es decir del Consejo de Ministros o del Consejo Europeo, pero es así porque el Parlamento Europeo lo ha consentido. Todos los sucesivos tratados que se han venido aprobando cada pocos años –desde Maastricht hasta Lisboa, por nombrar solo algunos de los últimos-, lo han sido con el visto bueno del Parlamento Europeo.

 

Ya va siendo hora de que los eurodiputados se den cuenta de que son única y exclusivamente representantes de los ciudadanos –de todos los ciudadanos de la UE-  y no representantes de sus respectivos gobiernos nacionales.

 

Tampoco son representantes de sus respectivos partidos políticos, aunque a la inclusión de los eurodiputados en las listas electorales de sus partidos la podamos calificar, por la forma como se lleva a cabo –el que se mueva no sale en la foto-,  como venta de esclavos. Por tanto, son los propios eurodiputados los que por propia voluntad  han quedado relegados a la categoría de peones en las cuestiones más importantes de la UE.

 

Además, ¿qué diríamos del parlamento andaluz, por ejemplo, si estuviera controlado por el Congreso de los Diputados de Madrid? Pues eso es exactamente lo que está ocurriendo con el Parlamento Europeo. Los parlamentos nacionales de todos los Estados miembros hacen de policías o controladores respecto al Parlamento Europeo, con lo cual el Parlamento Europeo ha quedado rebajado a parlamento de segunda.

 

Pero esto no siempre fue así. Esta figura de los “parlamentos nacionales policías” la creó el Tratado de Lisboa (año 2007) y la creó con el consentimiento del Parlamento Europeo (art. 5 del Tratado de la UE).  Si el Parlamento Europeo consiente en ser sometido a control de los parlamentos nacionales, ¿Por qué no va a intentar Cameron seguir en esa misma línea y reducir al Parlamento Europeo a un mero órgano consultivo de los parlamentos nacionales?. El Parlamento Europeo le ha dado alas a Cameron.

 

Los ataques externos, como los de Cameron, son peligrosos, pero mucho más peligrosos son los ataques internos. No es necesario que Cameron venga a chantajear a la UE. Los europarlamentarios, con su dejación e inoperancia se sobran y se bastan para hundirla. (Seguirá)

 

Félix de la Fuente Pascual, Secretario de Acción política de CILUS – Ciudadanos Libres Unidos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: