Monaguillo original

Gazpacho y Cilicio

David Monaguillo
Blog de David Monaguillo. Autor de Pecados del Monaguillo.

Infusión€Ś

Durante esta semana habréis estado leyendo un montón de titulares en los que se jugaba con €œlas puertas del futuro€; esta expresión un tanto €œGran Hermanesca€ con la que se ha €œrebautizado€Â  la décima edición de Madrid Fusión, me hizo entender que los organizadores intentarían dar paso a ese nuevo grupo de cocineros que deberá  asegurar la subsistencia de nuestro país como referente gastronómico en la era €œpost Ferrán€Â  y por eso me resultó bastante chocante que el tema más comentado durante la mañana de inauguración fuera si el €œarchiduque de Roses€ vendría por sorpresa ese día...

Seguro que la mayoría de vosotros habréis leído multitud de  artículos en los que se explican las últimas tendencias en restauración, mil técnicas súper novedosas, se dan  aplausos a diestro y siniestro o  incluso se regalan cupones descuento para que te compres  la bola mágica con la que  adivinar ese €œfuturo€,  pero Âżqué sentido tiene que yo venga aquí a explicaros que alguien habló de un restaurante tipo €œtente€, que se desmontará  por piezas €“numeradas Âżeh ?-  como una plaza de toros de pueblo chico, para   trasladarlo de ciudad en ciudad como el circo de Manolita Chen?; o  Âżpara que voy a daros la paliza con  unas espectaculares harinas de sabores (cordero asado, fabada, etc..  y todos tranquilos porque no faltó la de cebolla caramelizada), pero de las que lamentablemente no pudieron explicarnos  el proceso de elaboración porque la patente aún no está lista?€ŚÂ  Lo siento pero para eso tenéis un montón de  sitios €œserios€, con ceniceros llenos de colillas, mucho humo en el ambiente y tecnicismos a cascoporro; mi visión será un poco más  casquivana€Â Â  :D

Por terminar con el tema de las ponencias en sí,  lo que más me sorprendió -además de los presentadores sin €œchispa€ tipo telediario prime time y el gorro con forma de cresta de gallo de un chef  coreano totalmente poseído por el espíritu de Corín Tellado-  fue el concepto de los cocineros que no cocinan;  me esperaba fotos con retoques espectaculares, videos con una post producción tipo el Señor de los Anillos, pero  también quería ver €œchicha€ y fueron muy pocos los que se mancharon las manos, y con eso hablo de cocinar de verdad, algo más allá de lonchear un mango o abrir una lata de la marca que te patrocina...

Pero profundicemos un poco más en el mundo del patrocinio y es que  aunque  está claro que nadie regala nada,  hay formas y formas de hacer las cosas;  lo que debería ser una €œmaster class€Â  por momentos se convertía en el día de la marmota y el cocinero en cuestión rozaba el esperpento  con continuas alusiones al que pagaba la ponencia, chaquetillas como el pecho de David Meca y un afán desmedido por que el público visitase el stand correspondiente...

Pero lo que realmente me dejó de piedra fue ver como en la meca de la alta cocina, la gente hacía cola para tomarse un perrito caliente industrial, pillar una lata de bebida energética o un trozo de queso que posiblemente pasaría sin pena ni gloria por la nevera de su casa, pero que allí por la razón que fuera, debía saber mucho  mejor (esperar por el jamón ibérico si lo entiendo); eso por no hablar de los Gin Tonics, porque si a la ya consabida moda le sumamos la palabra gratis,  el macrobotellón  encubierto fue un non-stop.

Este €œfolio€ se ha vuelto a quedar muy pequeño y me quedan muchas cosas por contar, así que no que queda otra que amenazaros con volver en próximas €œinfusiones€.

Twitter: @DavidMonaguillo
pecadosmonaguillo@gmail.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: