Monaguillo original

Gazpacho y Cilicio

David Monaguillo
Blog de David Monaguillo. Autor de Pecados del Monaguillo.

El calendario bloggeriano...

Todos los que nos movemos por los “mentideros” gastronómicos de la red sabemos que hay unas fechas señaladísimas en las que si te consideras blogger tienes que hacer sí o sí las recetas típicas de ese día, so pena de “excomunión”, escarnio público y revocación de la licencia para “ejercer”.
Arrancamos el año con el particular “viacrucis” del Roscón de Reyes; a partir del día 2 de enero y sin apenas tiempo para recoger la cocina después del “sindios” que hemos montado en Nochevieja, nos ponemos manos a la obra con la dichosa rosca, que dicho sea de paso, para mi gusto tiene el mismo interés gastronómico que el bollo maimón; el problema es que con estas cosas nos jugamos nuestra reputación como mejor repostero del bloque –hay que darle un trozo hasta a ese odioso vecino polilla– y para que el día de marras nos salga perfecto, tendremos que hacer un par de pruebas antes. Es ahí cuando tu familia entra en juego –esas “intentonas" no pueden salir de casa bajo ningún concepto– y empieza a mirarte con la cara del que mató a Laura Palmer porque les obligas a desayunarlo, a tomarlo de postre en la comida y hasta a colgártelo de la cabeza como si hubieses ganado una carrera en el hipódromo.

De todos modos la “culpa” de esto la tienen esos infames roscones industriales que se venden ahora; el que viene sin “relleno” está tan seco que podría pintarse de rojo y usarse como flotador de urgencia en cualquier piscina publica y el de “nata” tampoco es que solucione mucho ese problema porque creo que lo rellenan con la espuma que se forma cuando cambian los barriles del cerveza en el bar de al lado. Sobre las horteradas de figuritas que se meten dentro ya hablará el programa 'Gente' cuando aparezca el primer atragantado...

Pero para fin de semana complicado, el que estamos a punto de comenzar; acceder a cualquier red social es como echarte un “Pacman” en nivel experto. Por mucha habilidad que demuestres y por muchas vidas extra que tengas en la recámara será prácticamente imposible que cualquiera de esos “maléficos” platos ideado por algún “terrorífico” blogger, no termine fagocitándote y convirtiéndose en la peor de tus pesadillas.

El lobby de la “gastronomía perversa” se pone de acuerdo para preparar una especie de homenaje a aquellos túneles del terror casposos y bizarros en los que el zombie se pintaba la sangre con tomate Apis; en este catálogo de “sangrienteces” destacan las salchichas momificadas a base de hojaldre de Lidl, las “pócimas” de Rives con lo que sea, unos dedos de bruja con tan mala pinta, que parece que la susodicha haya hecho el camino de santiago en tacones y por último -mis preferidas- unas magdalenas con forma de cráneo que a juzgar por su desproporcionado tamaño, intuyo que habrán usado a Pedro Piqueras como fuente de inspiración. Llamadme raro pero a mi me da mucho mas miedo ver una carbonara con nata y champiñones...

Por si fuera poco, cuando sales a dar una vuelta para que se te pase el susto, te encuentras que los escaparates de los supermercados , floristerías y hasta los bares de copas están decorados con unas “cosas” naranjas talladas tipo club disney y con una vela rollo “Feng Shui”, que apuesto a que muchos de esos niños a los que sus madres les preparan estas “malévolas viandas” no saben que se llaman calabaza... ¡¡¡y que se comen...!!!

Por si me hubiese quedado corto y alguien tiene ganas de más, os dejo el articulo de hace unas semanas “Con la comida no se juega” :)

http://www.tribunasalamanca.com/noticia/61434/Blog-David-Monaguillo/comida-juega.html

Twitter: @DavidMonaguillo
pecadosmonaguillo@gmail.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: