Monaguillo original

Gazpacho y Cilicio

David Monaguillo
Blog de David Monaguillo. Autor de Pecados del Monaguillo.

Desencuentros en la tercera fase

En su momento ya os hablé de OGNIS, entendiendo por ellos todas esas  €œgastrocosas€Â  extrañas  que nos solemos encontrar en muchos platos cuando salimos a comer fuera  (y aquí también se incluyen las casas de amigos y  familiares); pero por aquel entonces era verano y las reducciones de falso balsámico o Pedro Ximénez  campaban a sus anchas en ensaladas, gazpachos o cualquier alimento capaz de soportar el calor de una plancha, daba igual que fuese una presa de cerdo ibérico o un pez espada; pero creo que ha llegado la hora de retomar el tema y vestirlo de crudo invierno, porque en estas fechas también encontramos algunas lacras de las que difícilmente nos libraremos a no ser que nos encerremos en casa con 3 llaves.

Partamos de la base de que hay lacras atemporales, por ejemplo da igual la estación del año en la que estemos, que la cebolla caramelizada será un must en cualquier sitio que quiera jugar a ser comercial -al igual que la yema del huevo cocido en uno cañí-,  y contra eso es mejor no luchar; pero hay otros productos que también comemos todo el año -gracias a dios-  y  en los que alguien si que debería de poner un poquito de orden; un buen ejemplo de esto es el jamón ibérico, algo que hay que tocar lo justo  y en el que sólo nos tenemos que preocupar de cortarlo bien y de que tenga una temperatura correcta; pues últimamente parece ser que la gente se empeña  en decorarlo con gilipolleces y florituras innecesarias, hasta llegar a extremos como el del otro día, en el que el mal gusto y el insulto me dieron la mano.

La ración aparecía guarnecida con un espárrago blanco partido en cuatro trozos; eso es un ovni en toda regla y una semana más tarde sigo sin encontrar una explicación lógica de porque estaba ahí, Âżqué coño aporta  a lo que de por si es perfecto?  Âżparten de la idea de que el jamón ibérico engorda  y colocándole eso al lado el plato dará sensación de  light?... Va a ser eso y como es tan  diurético igual al día siguiente meamos hasta la pezuña€Ś

Otra cosa infumable  es que te pongan un plato tipo Saturno, en el que la comida viene en un pequeño €œcubículo central€, circundado  por  un enorme  anillo sobre el que a alguna quinceañera aprendiendo a maquillarse,  debió de caérsele el maletín con  todos los €œpolvos€ .  Si lo que nos están sirviendo es un plato salado, la probabilidad de  que el brochazo sea de pimentón  es de un 85%, mientras que  si se trata de un postre pueden ustedes jugarse tranquilamente  sus ahorros  a que aquello es canela mezclada con el serrín de una puerta recién barnizada, porque no van perderlos. Además de resultar molesto a la hora de comer,  posiblemente terminará deslizándose hasta el mantel y lo dejará como el payaso de micolor, dará a los emplatados una estética  un tanto €œyonki€Â  y hablará muy mal de la vena artística del cocinero, porque hasta en el paleolítico se hacían pinturas rupestres bastante más estilosas que ese €œdibujo€, así que  por favor acabad con esta plaga por vosotros mismos, no esperéis a que  os llegue un email de €œActuable€...

Y terminamos  con los postres porque  el domingo pasado me di cuenta de que ella no había muerto, ni tan siquiera estaba tomando cañas; el pegote de nata -mal-  montada no sólo sigue existiendo sino que vuelve con más fuerza que nunca; la única teoría que se me ocurre para justificar su presencia y ese afán de arruinar un postre casero con dicha €œguarnición€, es la de que se piense que en invierno necesitamos calorías extra  y como el flan tiene muy pocas, debemos ayudarle con esta especie de espuma de afeitar, que en su versión más moderna  -cambiando flan por tarta de queso€“ suele llevar dos €œfrenazos€Â  de algún sirope con colores radiactivos tipo capítulo de €œShin Chan€Â  y un philasis crucificado en todo lo alto, y  que debido a la ingenuidad de muchos respecto a si se come entero o no y al correspondiente miedo al ridículo, muchas veces va de vuelta;  así que si se andan con prisa en la cocina,  quizás sea el mismo que le €œcuelan€ después en el gin tonic.

Seguro que vosotros os encontráis a diario con muchas cosas que queréis €œdenunciar€, así que os pido que os pronunciéis, aunque  posiblemente alguno mentirá  y se hará el €œmachito€ diciendo  que a él le tocó el trozo de atún de la ensaladilla, el langostino de la paella, el garbanzo negro del cocido, un taquito de jamón dentro de las €œcroquetas de la casa€ o una gamba sin intestino en un arroz 3 delicias de buffet chino...

Que tarde más buena se ha quedado para salir a cenar fuera..... :D

Amén...

twitter: @DavidMonaguillo
pecadosmonaguillo@gmail.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: