Monaguillo original

Gazpacho y Cilicio

David Monaguillo
Blog de David Monaguillo. Autor de Pecados del Monaguillo.

Cien gaviotas donde irán...

Aunque el tiempo todavía no haya tenido el valor suficiente como para decírnoslo a la cara, estamos en verano. Algunos de vosotros habréis estado haciendo los deberes -lease cuidar la alimentación y hacer ejercicio físico- todo el año y ahora el resto de los mortales, tendremos que 'sufrir' los efectos de vuestros fornidos abdominales, tipo suelo de pavés, cuando poséis la toalla al lado de la nuestra o corráis por la playa en 'slow motion' rollo 'Carros de fuego'...

Pero también es verdad, que son muchos los que optan por pecar a diario -y con todas las de la ley-, durante 9 meses al año y a la que se acercan las fechas comprometidas, pegarse un sprint final para intentar arreglarlo; llega ese glorioso momento en el que mientras estás en 'posición maja desnuda' frente a la tele, ves el anuncio de Decathlon y acto seguido deslizas la mano hasta tu barriga, para darte cuenta de que aquellos 'pellejos colganderos', deberían tener los días contados; es entonces cuando te acercas a esa tienda que 'te abrió los ojos' y le pides a la dependienta un 'pensión completa'.

Minutos más tarde, sales de allí siendo una mezcla entre hombre orquesta y Pretty Woman, con tus zapatillas de 'running', mallas, camisetas transpirables, culote de ciclista, calapies, bote de agua, casco, tres cajas de barritas de cereales, dos de bebidas isotónicas y el premio al tonto del mes. No contento con eso, nada más llegar a casa tecleas en google la palabra 'dieta' y es ahí cuando sin querer destapas la caja de Pandora...

En cuestión de dos clicks, la Biblioteca de Alejandría vuelve a abrir sus puertas en exclusiva para ti; poco a poco te vas sintiendo Hipatia, mientras ves desfilar auténticos tratados de medicina, como la dieta de la luna, consistente un ayuno de 26 horas mientras el astro cambia de fase y que te garantizará la perdida de 2 kilogramos. Puestos a decir gilipolleces, yo os 'animaría' a hacer la del sol, que estaría cimentada en ayunar durante el mismo periodo de tiempo, pero exponiéndoos a sus rayos, envueltos en bolsas negras de basura (os aseguro que si sobrevivís, perderéis 4) .

Interesante también la de la alcachofa, que se basa en comerlas a todas horas -como si fueras navarro y no hubiese mañana-,en diferentes formatos- entre los que se encuentran por supuesto las pastillas- y con la que vas a depurar como una piscina de pueblo en verano; en cuestión de 3 días serás conocido entre tus amigos como el Manneken Pis y ese sambenito no te lo vas a quitar jamás.

En esa misma linea de dietas depurativas podemos encontrar la del tomate o la de la sopa, con las que a base de perder líquidos y no comer 'ná' , vamos a poder ponernos esos pantalones que tanto nos gustaban, sin tener que pringarnos las caderas con mantequilla para que deslicen con facilidad (aunque solo sea por una semana) . En último lugar por grado de 'seguimiento marujo', colocamos la del sirope de arce -debe ser algo muy parecido a beberte unos chupitos de Kh7- y aunque te adviertan de que vas a pasar unos días en el baño como si fueras la Filarmónica de Viena, a cambio prometen 'desterrar' de tu organismo cualquier resto de grasa y 'contaminación', y si me apuráis, hasta aquel chicle que te tragaste accidentalmente en el verano del 2000.

Para el final dejamos la dieta de moda, ésa que todo famoso que se precie debe incluir en su cv, hablo de la Dukan; 'perpetrada' por uno de esos señores con cara angelical, que te 'vende una dieta' al igual que podría hacerlo con un apartamento en La Manga; nada más colarte en los centenares de foros que la avalan, te das cuenta de que están teñidos de cierto aire 'sectario'. Formas muy literarias a la hora de explicarte la metodología , señoras que cuentan sus problemas como si aquello fuera hablar por hablar, historias personales que por momentos rozan la épica y testimonios a los que solo le falta un cura, una borracha y un travesti para ser dignas de un guión de Almodóvar .

Una vez más, se confirma que en España somos tan tontos como para que un autor prácticamente demonizado en su país, nos traiga un libro y nosotros se lo convirtamos en un Best Seller, amparándonos en que a Penélope Cruz le fue bien e incluso es hasta mejor actriz después de hacer esa 'dieta'. Queda demostrado que no sabemos hacer las cosas por nosotros mismos y necesitamos la voz de gurús de 'chichinabo', para guiarnos en nuestras 'travesías por el desierto' (aunque lo que digan sean chorradas, que camufladas bajo la bandera del adelgazarás a corto plazo, en ocasiones puedan 'asestarle' graves 'puñaladas' a tu salud).

Y lo peor de todo, no es que estemos más o menos gordos, ni tan siquiera que gocemos una mejor o peor salud, sino que no tengamos la inteligencia mínima, como para no mear a contraviento y permitamos que haya gente haciendo negocio con nuestras miserias...

Twitter: @DavidMonaguillo

Facebook: David Monaguillo


Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: