Fernando rodriguez original original

Garrido is not Spain

Fernando Rodríguez
Blog de Fernando Rodríguez

Versión original

Repulsa absoluta, de entrada y por derecho, a todos los que abominan del cine español porque sí. Misma reacción ante los que critican el cine tailandés en su conjunto o el de los países del cono sur por principio. Toda generalización acarrea injusticias, aprendí de memoria de pequeñito. Ésta, de las que más. Asisto, móvil en mano para combatir gracias a Twitter dedicatorias infinitas, categorías que no entiendo y espontáneos extremeños y enmascarados, a la ceremonia de entrega de los Goya, que dicen premiar lo mejor del cine patrio. La primera sensación, de clarísima y consternada indignación. Que la fantástica “Primos” no haya sido nominada a todos y cada uno de los premios en disputa, no parece de recibo y que el genial primo José Miguel, Adrián Lastra para mas señas, no se llevase el Goya al mejor actor revelación es, cuando menos, de juzgado de guardia. Como ellos no, ya hago yo justicia, recordando…



Subvenciones millonarias aparte que nunca entenderé, me acerco desde niño al cine español con esa proximidad que da lo conocido, lo cercano. Tiendo a pensar que algunas de esas películas cuentan cosas que a mí me pueden suceder o que al menos, por pura proximidad, me pueden interesar. Ecléctico que soy. Y veloz. He visto todas las películas de Pajares y Esteso, Pepe Isbert fue el mejor, nunca olvidaré “Asesinato en febrero”, lloré a moco tendido con “Mar adentro”, me encantó “Tu vida en 65 minutos”, “Todo sobre mi madre” me parece genial y todavía me estoy riendo con “Spanish Movie”. Defectos que tiene uno.

Luego hay, faltaba más, películas españolas muy buenas, buenas, regulares, malas, muy malas y peores. Como si no hubiera bodrios infumables en el todopoderoso cine yanqui. Se le acusa, no sin cierta razón, de que el cine español va y viene constantemente sobre el manido asunto de la Guerra Civil. “La voz dormida”, este año, o “Pa negre”, el pasado, son dos ejemplos. Lo he tenido fácil. No he visto ni la una ni la otra. No me llamaban la atención. Ahora bien, ¿saben que la última película de Spielberg, “Todo mentira” para el imprescindible @michihuerta, está ambientada, otra vez, en la I Guerra Mundial? ¿Cuántas películas sobre Vietnam se han hecho? ¿Cuántas más habrá sobre la lejanísima Guerra de Secesión?

Lo mejor de la noche de los Goya fue, sin duda, el excelente monólogo de Santiago Segura, riéndose de los 19 millones de euros que ha dejado su infumable “Torrente 4” en taquilla y de las 0 nominaciones que por ello le han correspondido. Genial es decir poco. Verdades como puños a solo unos centímetros de distancia.

Al menos, los mejores premios de la noche se fueron para “No habrá paz para los malvados”, muy buena película de Enrique Urbizu de la que particularmente esperaba algo más, pero que nos dejaba de nuevo a un grandísimo José Coronado en su papel de Santos Trinidad. Sería buen momento éste de repasar esas otras maravillas en las que anteriormente ambos coincidieron, “La caja 507” y, especialmente la excelente “La vida mancha”. Para acabar de redondear el círculo, mención especial para el Goya a Elena Anaya como mejor actriz. No he visto, ni pienso, “La piel que habito”, pero qué más da…

DESAPUNTES


- El relativismo de las cifras: Un millón de españoles protestan en las calles por la reforma laboral. “45 millones no salieron”, se defiende un popular. “35 millones no os votaron”, contraataca otro, menos popular.

- La que nos espera: Chavales de un instituto de Valencia protestan porque los recortes les han dejado, entre otras cosas, sin calefacción. Algún que otro indeseable se cuela en su manifestación. Algún que otro animal prefiere no distinguir y se pasa entre 3.000 y 5.000 pueblos. Para echarse a temblar. Las fotos y algún que otro vídeo, por aquí http://www.publico.es/espana/423063/represion-policial-en-valencia-contra-estudiantes/slideshow#2



- Periodismo de referencia: Últimamente Jordi Évole está convirtiendo a su “Salvados” en lo más cercano al periodismo que yo leía de pequeño. Una nueva lección, el pasado domingo, con la desmitificación de la perfecta Alemania. Su visión, inexcusable. http://www.lasexta.com/lasextaon/salvados/completos/salvados__reforma_a_la_alemana/582853/1

- Sólo para atléticos: Dos malísimas noticias. La primera: Diego, ese jugador que nos faltaba desde hace al menos dos décadas, un mes de baja. La segunda: El domingo viene Messi. Conclusión: Mamá, tengo miedo.

CONTRA LA PARED

Contra la pared

En los tiempos que corren, si se cierra un establecimiento que sea, por lo menos, por jubilación. Si además se agradece a la clientela los años de éxito para qué queremos más. Por cierto y hasta nueva orden, que nadie quede para comer en el histórico vegetariano “El grillo azul”.

MÚSICA PARA LLEVARSE A UNA ISLA DESIERTA… O A CASTELLÓN



El pasado viernes falleció Enrique Sierra, el mítico guitarrista de Radio Futura, sin duda, uno de los mejores grupos de la historia de la música popular española. Si yo digo “Arde la calle”, nueve de cada diez dentistas entrevistados sabrían completar la frase. Si escribo “Y yo caí”, todos sabemos de qué estábamos enamorados (incluidos los del Atleti). No hay nadie que no sepa para quién era ese beso entregado al aire ni dónde un día fuimos metálicos. El vídeo que acompaña estas líneas corresponde al programa “La edad de oro”, de principios de los 80, y la memorable actuación en directo supera a todos los triunfitos que en el mundo han sido… y serán.



La última aparición más o menos pública de Enrique Sierra fue en el maravilloso reportaje con el que la televisión pública de este país recordó la Movida. “Frenesí en la gran ciudad” se dio en la llamar ese imprescindible documento y su visión debería ser de obligado cumplimiento.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: