Fernando rodriguez original original

Garrido is not Spain

Fernando Rodríguez
Blog de Fernando Rodríguez

Protestantes

Por fin cambió la religión dominante en este nuestro país. Ahora ya somos oficialmente protestantes. Como fieles cumplidores de estas nuevas leyes divinas, protestamos contra todo y con infinita razón en la inmensa mayoría de los casos. Solo falta ahora que, como nuestros hermanos en la fe del norte de Europa, nos dediquemos a alquilar casa en vez de a comprarla y no pequemos tan a la ligera a sabiendas del perdón instantáneo en el confesionario automático de la esquina más próxima. Protestan, luego cabalgamos.

Protestan unos por lo que protestan otros. Calles cortadas=retrasos en el trabajo. Avenidas paralizadas= anulación de citas importantes y de partidas de cartas. Priorizar las prioridades. Entre la sanidad pública y una timba de remy, hay que pensárselo. Lo entiendo. Si fuera de mus lo tendría mucho más claro. Protestan hasta los que nunca protestamos. Se lo han ganado a pulso. Les ha costado tiempo, pero lo han conseguido. Algunos, sin embargo, se quejan. Parece lo mismo, pero no es igual. Ante la ofensa, protesta. Ante el malentendido, queja. Los más finos, incluso, se lamentan.  

Se quiere limitar la capacidad de protestar. Suena fuerte, la verdad. Podríamos protestar por ello, al menos, mientras nos dejen. Se escudan en malnacidos reventadores. Protesto por ello y especialmente por ellos. Derecho de manifestación avalado por la Constitución. Completamente inviolable para tantas cosas, ligeramente violable para otras cuantas. Protesto, también, por ello. Escribo mientras protesto, aunque solo sea porque el tipo ese que se iba a tirar desde ese sitio tan raro que estudiamos en el libro de Cosmos de 6º de EGB, no se decide. Le habrá entrado miedo. No me extraña. No querría ver lo que iba a ver desde allí arriba. Como dicen en Twitter, queda demostrado que Red Bull no te de alas. Publicidad descubierta.

Escribo en medio de una protesta. Una de tantas, una más. Veo protestar a gente cuyo espejo les debe protestar a ellos por las mañanas. Allá cada cual. Autopaciencia, palabro de moda. Protesto porque cada vez hay menos gente que cuenta lo que pasa y que trata de interpretar por qué pasa. Protestamos los periodistas porque sobramos en las empresas llamadas periodísticas. Si no estamos, menos gente sabrá que se sigue protestando y casi nadie conocerá el motivo. Por mí el primero y por todos mis compañeros, protesto.     


DESAPUNTES

-  Qué complicado lo tienen las mujeres: €œPalmear las nalgas o dar besos indeseados a una empleada no es acoso€. O al menos eso dicen. €œLas mujeres son como las leyes, están para violarlas€. O al menos eso rebuznan.

€œJuzgan a un exconcejal por difundir un vídeo con formas de matar a una mujer€. Ay Dios.

- Recortes de las becas Erasmus: Los bares de copas de esa media Europa que se aburre desconsoladamente en cuanto cae la noche, planean una huelga general por la crisis que se les viene encima. Ya lo decía, en todo caso, Francisco Nixon, ese gran desconocido.

- Por curiosidad: ÂżQué sentirán los cantantes profesionales que actúan de jurado en determinados programas de televisión cuando los concursantes a los que dicen juzgar cantan mucho mejor que ellos?

- Solo para atléticos: Clásicos aparte, la modernidad es ser colíder. Líder es cualquiera, colíder, solo los elegidos.

 

CONTRA LA PARED

 Pintada Salamanca

Una escalera hacia la felicidad.


MÚSICA PARA LLEVARSE A UNA ISLA DESIERTA€Ś O A CASTELLÓN

http://www.youtube.com/watch?v=eu5W-po-cLI&feature=relmfu

He de buscar si este tipo admirablemente viejuno tiene algo que ver conmigo. Se apellida como yo, Rodriguez, aunque sin acento y su vida es toda una aventura. De nombre completo Sixto Díaz Rodríguez y nacido en Detroit, facturó dos grandes discos en los albores de la década de los 70 para después caer en el más absoluto de los olvidos con únicos recuerdos en  Sudáfrica, Zimbabwe, Australia y Nueva Zelanda. Ahora, vuelve a estar de moda por un documental, €œSearching for Sugar Man€, que cuenta los esfuerzos que dos seguidores sudafricanos realizaron para constatar que no había muerto como aseguraban ciertos rumores malintencionados. Afortunadamente ahí sigue vivito, y pese a lo que puedan indicar las imágenes, coleando. 

http://www.youtube.com/watch?v=3oYwMBHI39g&feature=related

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: