Fernando rodriguez original original

Garrido is not Spain

Fernando Rodríguez
Blog de Fernando Rodríguez

Balanceándome

A falta de imputaciones reales e irreales, los medios de comunicación llenan páginas, minutos e imágenes estos días con los típicos balances del año que se nos escapa entre las manos. Desde pequeño soñé con poder hacerlo, aunque fuera a mi manera. En las siguientes líneas lo intentaré. No prometo nada. Espero las querellas justas.

LO MEJOR DE 2011

Cine:

He visto pocas películas este año, pero aunque hubiera visto muchas, “Primos” sería la mejor sin ninguna duda. Española, por supuesto. Tres veces llevo y, a cada cual, mejor. Reírse en el cine no tiene precio. Salir riéndose de él, mucho menos.

 

Música:

Ha sido un año éste tremendamente español. Cine español y mucha, pero que mucha, música española. Como casi nunca en mi vida. Nunca fue tarde para gozar de semejante manera. Escuchar al Sr. Chinarro, a la Bien Querida, a Vetusta Morla, a Eladio y los Seres Queridos o descubrir, a mi edad, a Fabián, ha sido apasionante. Aunque mucho más saber que ninguno de ellos estará en los especiales de Nochevieja de las generalistas cadenas de televisión. Si me tengo que quedar con algo, me arriesgo y ahí va. “Diecisiete”, de Fabián.

 

Televisión:

En un año en el que terminé de ver la monumental serie “The wire”, podría sonar sacrílego que lo mejor que haya visto en televisión sean los siguientes 46 segundos. Pero es así.

 


Lo segundo mejor, sin duda, “The wire”. El mejor cine en la tele. El entierro del policía en el pub de Baltimore con la música de The Pogues, impagable.

 

Libros:

Me quedo dormido en la página 22. Solo leo en Twitter. Analfabeto posmoderno.

Deportes:

Los años impares, por definición, no deberían existir en los calendarios. A la espera del repleto par 2012, me quedo con ver ganar a Nadal cuando pierde.

Fotografía:



Ya traje esta fotografía un día de intenso verano a estas mismas líneas virtuales, pero insisto en ella porque para mí es una de las mejores imágenes del año que se nos va. “Bikinis en la Jotaemejota” la podríamos titular. Real como la vida misma.

Indignación:

A partir del histórico 15-M desperté y pataleé como jamás en mi vida. Se me han roto dos pares de zapatos de tanto hacerlo. El tercero, antes de rebajas.

Política:

La sensación anterior me llevó al blanco de por vida. El año que acaba ha supuesto el del cambio del recambio. Que sea para bien. No digo más.

20 de octubre:

El día en el que los criminales dijeron que ya no matarían más. Alegría desbocada. Cada día que pasa, les creo un poquito más. Desde ese día, pienso más en los que no pueden celebrarlo conmigo.

 

LO PEOR DE 2011

La crisis que me/te/le/nos/os/les agota.


DESAPUNTES

- Nochevieja: La mejor canción de Año Nuevo jamás escrita. Ni más ni menos.



- Sólo para atléticos: Se podría escribir un libro acerca de la última semana del mítico club de los colchones si no fuera porque estos siete días solo han sido pálido reflejo de los últimos 25 años de historia rojiblanca. Ahora nos venden el revulsivo de Simeone. Me gustaría mentir, pero cuando pienso en él solo veo la pierna ensangrentada de Julen Guerrero. Puñetera memoria selectiva.

- El penúltimo en caer: La pasada semana cerró el periódico ADN. Por aquí no se conoció demasiado pero fue una publicación gratuita que en sus cinco años de vida llegó a tirar casi 600.000 ejemplares diarios por media España. Su director, Albert Montagut, escribió así sobre su cierre. http://www.adn.es/blog/albert_montagut/opinion/20111222/POS-0003-hasta-siempre-adn.html. Para echarse a temblar y no parar de hacerlo.

CONTRA LA PARED



He visto varias pintadas como ésta en diferentes lugares de mi ciudad. Regular gracia me hacen. No se me ocurre peor año para recordar. Y menos aún, para felicitar.

MUSICA PARA LLEVARSE A UNA ISLA DESIERTA… O A CASTELLÓN

 

Además de lograr que un equipo sea capaz de golear sin delanteros, Guardiola también demuestra tener buen gusto musical. Uno de sus grupos favoritos es éste. Manel se hacen llamar; Manolo, vamos. Les he dado una oportunidad y han pasado mi siempre estricto examen. Imagino lo que dicen, pero me interesa lo justo. La forma en la que lo dicen, bastante más.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: