Oscar sanchez original original

Frente al muro

Óscar Sánchez Alonso (UPyD)
Blog de Óscar Sánchez Alonso. UPyd Salamanca

Me disgusta cuando calla, Rajoy, porque está como cobarde

El pasado jueves, una manada de repugnantes asesinos estrenó su particular `video electoral´. Cualquier partido democrático que hubiese hecho la presentación de su campaña, jamás habría encontrado esa cobertura mediática que se le brindó a los terroristas, y desde luego, jamás habría encontrado ese despliegue institucional y político que se le ofreció a los mozalbetes de la capucha.

He ahí una abyecta lección, antítesis de la sana pedagogía democrática: respetar las reglas del juego, contribuir a ensanchar el pluralismo, tratar de responder a las demandas de la ciudadanía y a los retos que ofrece la coyuntura€Ś pasará fácilmente inadvertido: inadvertido siempre que no te llames PP-PSOE, e inadvertido si no puedes poner encima de la mesa un `currículum´ con 857 asesinatos.

El bombo, el platillo, la fanfarria, los pucheritos€Ś nada faltó. Nada faltó para recibir, con desmedido alborozo, algo en lo que faltaba todo. Faltaba la disolución, faltaba la entrega de armas, faltaba ponerse a disposición de la justicia, faltaba el perdón, faltaba el arrepentimiento... A cambio, henchidos de sus `heroicas gestas´, los verdugos hacían apología de su ignominia y se presentaban como interlocutores válidos frente al Estado.

Ya, ya sé. Ya sé que para muchos analistas todo esto es prescindible. En ciertos análisis, el comunicado es absolutamente histórico y trascendental, aunque ellos han decidido que se puede prescindir del 95 por ciento del mismo. Desde esas premisas, lo sustancial es que Eta se ha sacado de la chistera (de la chistera de su pasamontañas) el archiconocido €œcese definitivo de su actividad armada€.

A muchos con eso les bastó, y con eso parece bastarles. No deja de ser curioso. Los asesinos (a quienes nunca les ha importado respetar la vida, la libertad y la democracia) resulta que obligatoriamente van a ser respetuosos con el diccionario. Y como han escrito en su pasquín €œcese definitivo€€Ś !!!Ohhh!!! Los `señores terroristas´, cómo no, son intachables hombres de palabra. Es decir, manzanas traigo: a eso me suena la explicación (sin pruebas) en que se fundamentan las ensoñadoras expectativas.

Por este camino, puede que no tarden en llegar las nominaciones para el Príncipe de Asturias de la Concordia, para el Nobel de la Paz€Ś Todo se andará. Especialmente cuando se ha perdido el rumbo; y cuando se está dispuesto a seguir la hoja de ruta de los terroristas. Algo que PSOE y PP no han tenido empacho en aceptar, tal y como denunciaba Rosa Díez el pasado fin de semana.


Lo del PSOE venía ya de atrás. Aquel grimoso `proceso de paz´ que Zapatero emprendió/prosiguió durante la primera legislatura ya nos reportó aprendizaje. Desde entonces, con más o menos taquígrafos, la deriva ha seguido su curso. A modo de ejemplo, por si sirve para ilustrar, les adjunto un artículo que publiqué a finales de junio en este mismo blog: €œÂżEstábamos sordos, mudos, ciegos?€.


Y si es grave que un partido como el PSOE deambule por laberintos `eguigurenianos´, suicida es que el PP sienta pelusilla por no moverse en los mismos precipicios. Mariano Rajoy, al valorar el comunicado, se mostró fervorosamente `satisfecho´ con la decisión de Eta. Es €œuna buena noticia€ (repitió por dos veces) y es €œuna gran noticia€, añadió en su alocución. Y para más inri, Rajoy incorporó la perla de que el anuncio etarra se había producido €œsin ningún tipo de concesión política€. Poco le ha importado traicionar el discurso que el PP había mantenido a ese respecto.

Sea por cálculo electoral, sea por estrategia oportunista, sea por irresponsable desconocimiento€Ś Qué artero planteamiento. Comenzábamos, en el título, parafraseando el clásico poema número €œ15€ de Neruda. Don Mariano debiera recordar que tras los €œVeinte poemas de amor€ se encuentra una €œcanción desesperada€. Y allí, un tajante verso: €œTodo en ti fue naufragio€.


Por el bien de todos, señor Rajoy, quizá no debiera juguetear con la naturaleza profética de algunos cantos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: