Oscar sanchez original original

Frente al muro

Óscar Sánchez Alonso (UPyD)
Blog de Óscar Sánchez Alonso. UPyd Salamanca

Fusión de Ayuntamientos. Desaparición de Diputaciones

La propuesta de UPyD es PERJUDICIAL para el afán de chiringuito que algunos partidos tienen; y BENEFICIOSA para  el conjunto de la ciudadanía.

Ante esa disyuntiva (`establishment´ o ciudadanos), está claro que ciertas castas tenderán a proteger los intereses que le otorgan su sinrazón de ser. Obvio. A nadie extrañaría que los Baltar sean también grandes defensores de la Diputación de Pontevedra.

 

El pasado viernes presentábamos en Salamanca la propuesta de Ordenación Territorial para la provincia. Una propuesta que UPyD lleva abanderando desde hace años para toda España; y que en el caso de Castilla y León, y de manera significativa en el de Salamanca, resulta de especial pertinencia (la provincia de Salamanca cuenta con 363 municipios; más del 80 por ciento, con menos de 500 habitantes).

 

La fusión de municipios es algo que viene dándose en toda Europa desde mediados del siglo XX. En España esa fusión está por hacer (contamos con las administraciones locales más reducidas de toda la OCDE). Y ese micromunicipalismo impide que puedan ser atendidas múltiples prestaciones a las que ha de tener acceso la ciudadanía.

 

En vez de dar respuesta al desafío desde la raíz, en España se ha optado por el costosísimo parcheo. Dado que hay Ayuntamientos que no pueden atender los servicios básicos de sus vecinos, han florecido instituciones intermedias (como Diputaciones, Macomunidades y órganos varios), creándose así nuevos escalones administrativos, y multiplicándose las duplicidades y el despilfarro.  

 

Quienes ponen el grito en el cielo ante la propuesta de UPyD (aparentando estar preocupados por el ámbito rural y la vida en los pequeños municipios), deberían reconocer que es el modelo actual el que mucho ha contribuido a la despoblación y el envejecimiento de tantas zonas.

 

Los vecinos de municipios pequeños tienen el mismo derecho a servicios básicos que los vecinos de municipios grandes. De ahí la propuesta de UPyD: logremos Ayuntamientos que verdaderamente cuenten con competencias y presupuesto como para atender esas demandas.

 

Esos reconfigurados Ayuntamientos harían innecesarias las Macomunidades y las Diputaciones (con todo lo que de ahorro ello conlleva); y se reducirían alcaldes y concejales sin mermar el pluralismo político (cosa bien distinta de esa reducción de concejales –lineal, caprichosa y contraria al pluralismo- sobre la que alguna vez Rajoy ha barruntado).

 

Tal y como UPyD siempre ha defendido, si derrochamos en lo superfluo, será imposible que los recursos alcancen para lo auténticamente necesario. Los `éxitos´ del actual engranaje administrativo son palpables.

 

Muchos optan por el `sostenella´ del disparate, aunque para eso simulen estar en el interesado `enmendalla´ de lo accesorio (véanse los ajetreos en los que anda embarcada la Junta de Castilla y León: hace nada estaba configurando “distritos”, ahora anda con las “unidades rurales y urbanas”… y seguirá mareando la perdiz otro tanto, pero sin atreverse a plantear ni la fusión de Ayuntamientos ni la desaparición de Diputaciones).

 

Consideramos que la propuesta de UPyD es beneficiosa para los ciudadanos. Beneficiosa por razones económicas (combate duplicidades; suprime el desmedido coste de las ineficientes Diputaciones*; elimina asesores y personal de confianza de esos diputados provinciales…); y beneficiosa por razones estrictamente democráticas (ni Diputaciones ni Mancomunidades son elegidas directamente por los ciudadanos; el germen clientelar y la tentación del nepotismo es algo más que una evidencia en la dinámica actual de las Diputaciones; Ayuntamientos más grandes tendrían que propiciar mayor transparencia y supervisión, algo que frenaría la opaca gestión municipal que a día de hoy existe en tantos municipios… etc).

 

La propuesta de UPyD aspira a mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos. No es un anhelo gratuito. Hay argumentos más que sobrados para defender que esta propuesta es cabal y razonable (para no hacer este artículo más extenso de lo recomendable, sirva este enlace** como complemento y vía hacia otros documentos adjuntos).

 

Es normal que a PP y a PSOE (así como a otros ansiosos aspirantes a repartirse el botín del vigente `statu quo´) les incomode la propuesta de UPyD. A algunos les estomaga oír hablar de eficiencia económica y de saneamiento democrático. Allá cuentas.

 

UPyD no nació para complacer los intereses partidistas de ciertos círculos. Nació para ayudar a la mejora de la democracia, y al interés general de la ciudadanía. En ello estamos. En ello (le pese a quien le pese) seguimos.

 

* http://www.eleconomista.es/interstitial/volver/peugeot508ene/empresas-finanzas/noticias/4545435/01/13/Las-diputaciones-gastan-en-sueldos-hasta-el-40-de-su-presupuesto-total.html   

 

** http://www.upyd.es/contenidos/secciones/430/Editorial/92227-Fusionar_municipios_para_mejorar_la_vida_de_sus_habitantes

 

Twitter: @o_sanchezalonso

 

Comentarios

Roger Vivier shoes 02/06/2015 02:38 #4
Fusión de Ayuntamientos. Desaparición de Diputaciones - Frente al muro Roger Vivier shoes http://www.lepassagetoindia.com/images/rogervivier.html
roger vivier online 19/05/2015 19:25 #3
Fusión de Ayuntamientos. Desaparición de Diputaciones - Frente al muro roger vivier online http://www.landbruksutdanning.no/adm/rv.asp/
pepe 19/02/2013 14:12 #2
Qué interés tan grande por hacer desaparecer los ayuntamientos pequeños, Pero Sr. De Diego, cree que somos tontos. Fusionar será desamortizar y una cosa de lo más injusto que ocurriría en España. Porque los servicios estarán en el núcleo mayor y los pequeños nos comeremos los mocos. Entonces dirán, si tenemos y prestamos muchos servicios (sinverguenzas, en la cabecera del municipio). La justicia social Sr. De Diego y Srs. de UPyD es que los pequeños seamos dueños de nuestro destino y que eligamos a nuestros representantes, no a los del pueblo de al lado. Sois mentiroso compulsivos, porque los concejales y alcaldes de menos de 1000 h no cobran nada y hacen muchos; al contrario de los ayuntamientos grandes, cobran mucho y no hacen nada. Además, ¿tenemos deuda? La respuesta es no, al contrario que otros. Ah, y de paso pueden poner el ejemplo de Francia, donde hay 36000 ayuntamientos; pero eso no lo dicen. Sois demagogos y populistas. Yo prefiero pagar servicios por poblacion, a la diputación o la mancomunidad, que no tener ninguna competencia porque otros tomaran las decisiones por mi.
Alejandro de Diego Gómez 31/01/2013 20:09 #1
Las fusiones de ayuntamientos es una cuestión de justicia social, de redistribución de rentas y de optimización de fondos públicos, ya que los pequeños municipios no pueden prestar ni los servicios más básicos, suponiendo una auténtica discriminación de los ciudadanos por razón de residencia. Y si pueden prestarlos lo hacen hasta donde pueden, pero imaginémonos por un momento que se juntan 5 ayuntamientos y desaparecen los gastos corrientes de esas 5 consistoriales (cobren o no los alcaldes), ¿cuánto dinero se liberaría para aumentar esos servicios o mejorar los que ya se prestan?. ¿La gente para qué paga sus impuestos, para tener ayuntamientos y mantener alcaldes o para recibir servicios a cambio?. Hay que tener en cuenta que el 84% de los ayuntamientos no llegan a los 5.000 habitantes y el Consejo de Europa establece que para garantizar los servicios sociales un ayuntamiento no puede tener menos de 8.200 habitantes y para que las finanzas estén saneadas no deben bajar de los 10.400. Con la reforma prevista por el Gobierno podrían quedar bajo la tutela de las Diputaciones Provinciales los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes, lo que supone nada menos que el 95 % del total. Ante esto está claro que ni seguir con microayuntamientos ni tutelar la inmensa mayoría de los existentes por un organismo que, además, no es elegido directamente por los ciudadanos. Pero la solución la tienen los Alcaldes: o hacen un último favor (y muy grande) a sus vecinos y se articulan fusiones lógicas y razonables antes de que nos las impongan desde fuera (que entonces sí podrían ser antinatura y traumáticas) o convertirán sus ayuntamientos en organismos sin funciones, tutelados por la Diputación, pero que seguirán generando gasto improductivo, sólo por el prurito de seguir siendo alcaldes. Hay Comunidades Autónomas que incentivan vía subvenciones la agrupación de ayuntamientos para la prestación de servicios, pero esto dilatará en el tiempo el inevitable proceso de fusiones porque estas agrupaciones no se van a guiar por los principios de ordenación y racionalización sino de afinidad o empatía. En este tema, aunque resulte incómodo y políticamente incorrecto, se debe actuar de forma valiente, acometiendo las fusiones de forma ordenada pero obligatoria. A este respecto, yo formulo una propuesta que parte de la fusión de esos pequeños ayuntamientos para convertirlos en unas nuevas organizaciones de, como mínimo, 5.000 habitantes agrupando bajo uno mismo a todos los que se encuentren en unas isócronas de tiempo de entre 15 o 20 minutos con respecto a la capitalidad que se establezca. Para saber más: http://fusiondeayuntamientos.blogspot.com.es/

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: