Oscar sanchez original original

Frente al muro

Óscar Sánchez Alonso (UPyD)
Blog de Óscar Sánchez Alonso. UPyd Salamanca

ÂżEstábamos sordos, mudos, ciegos?

€œMi abogado pretende que ustedes crean que no sabíamos nada de los campos de concentración. ÂżDónde estábamos cuando Hitler comenzó a clamar su odio? ÂżDónde estábamos cuando nuestros vecinos eran arrastrados a media noche? ÂżDónde estábamos? ÂżEstábamos sordos, mudos, ciegos? Mi abogado dice que no sabíamos nada del exterminio de millones de personas. ÂżNos justificaría que conociésemos el exterminio de unos cientos? ÂżNos haría eso menos culpables? Puede que no supiéramos los detalles, pero si no los sabíamos era porque no queríamos saber€.

Cuanta actualidad encierran estas palabras. Pertenecen a la película 'El juicio de Nuremberg' (Stanley Kramer, 1961). Película que, en España, el franquismo rebautizó como 'ÂżVencedores o vencidos?' Un título falaz y tramposo que aspiraba a generar el mismo engaño que también hoy buscan otros: aquellos que, en relación al terrorismo etarra, se proponen que no existan €œvencedores€ ni €œvencidos€; al igual que pretenden la equiparación entre €œvíctimas€ y €œverdugos€.

Ese tipo de farsas y enmascaramientos no me pueden sorprender en una grimosa dictadura, como no me pueden sorprender en el engranaje terrorista. 'Ça va de soi'. Lo que me entristece (por desgracia ya ni me sorprende) es que en esa estrategia de la confusión participen otros muchos círculos que debieran ser bien ajenos a la vileza del terror.

En entrevistas varias, el diputado general de Guipúzcoa se ha negado a pedir la disolución de ETA. ÂżCómo va a sorprenderme que un tipo de Bildu se reafirme en la putrefacción que era de sobra conocida, y que fue jurídicamente corroborada por el Tribunal Supremo?

Lo que sí me resulta desolador es haber visto al lehendakari Patxi López abogar con alborozo por la legalización de Bildu (a pesar de que este partido nunca condenó el pasado de ETA y nunca pidió su disolución, y a pesar de que el Supremo había ya sentenciado al respecto, etc, etc, etc). Lo que sí me resulta bochornoso es que el ministro del Interior (el ministro de todos, hayamos o no votado a su partido) salga con la hipócrita y descarada cantinela de que €œBildu pierde credibilidad cada día que no pide la disolución de ETA€.

Para haber sido velocista en sus tiempos de juventud€Ś !!se dice despacio, don Alfredo!! €œPierde credibilidad€, señala, sesudo, sin inmutarse. El esprínter Rubalcaba siempre corrió más rápido que los escrúpulos. No tiene arreglo.

El testimonio con el que comenzábamos corresponde al juez Janning: interpretado por Burt Lancaster, y sentado en el banquillo por haber sido colaborador del entramado nazi. Ernst Janning había cumplido una brillante carrera hasta que humana y profesionalmente se despeñó por los precipicios del servilismo, la renuncia, la claudicación y el mirar para otro lado: €œLo que solamente iba a ser una fase pasajera se convirtió en una forma de vivir€. Por si alguien desea extrapolar, sirva el apunte como advertencia.

Al observar que su abogado está incurriendo en estratagemas defensivas que le resultan detestables, es cuando Janning lanza la locución reseñada. La película de Kramer, pues, permite vislumbrar la barbarie de los bárbaros; pero también la de quienes pasaban por correctos, decentes, decorosos... y buenos. Es decir, al margen de quienes directa y expresamente pusieron en marcha las factorías de la atrocidad; siempre se requieren nauseabundas complicidades, para que el ensamblaje funcione como un todo.

Cuando un día hagamos cuentas, balance y reflexión sobre lo ocurrido en el siglo XX (vino a decirnos Luther King), €œno nos escandalizará tanto la maldad de los perversos, cuanto el silencio de las personas honradas€. Qué enorme enseñanza€Ś nunca del todo aprendida.

En un futuro, quizá alguien pregunte dónde estábamos unos, otros, los de más allá, los de más acá... En un futuro, quizá alguien se interrogue por ciertas cegueras, ciertas sorderas y ciertas mudeces. Cada cual habrá de responder aquello que corresponda.

Sobre la infamia Bildu (infamia que incluye toda esa coreografía de palmeros, colaboradores, cómplices y testaferros), UPyD ha mostrado en todo momento su absoluta repulsa; y ha reclamado al Ejecutivo varias medidas ante el recorte de libertades que supone tal ignominia.

Entresaco este párrafo de Rosa Díez (artículo 'Contra los neutrales') a modo de cierre y conclusión: €œNo dejaré de denunciar que la paz sin libertad no vale nada. (€Ś) Estábamos preparados para luchar contra los malos; pero nunca creímos que tendríamos que luchar (además de contra `los que se dicen buenos´), contra aquellos que considerábamos 'de los nuestros'. Pero lo haremos porque nos va la vida en ello; y no es retórica, es pura constatación de la realidad. Porque no nos basta con que no nos maten: tenemos derecho a que nos dejen vivir en libertad. Hasta que pongamos a cada cual en su sitio, hasta que derrotemos a los malos, a los tibios, a los estúpidos, a los egoístas, a los neutrales, seremos radicalmente parciales€.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: