Compro por 400.000, vendo por 1.000

En Radio Nacional de España han tomado una triste solución para ahorrar: acabar con las emisiones en Onda Corta de Radio Exterior. La emisora continuará emitiendo, al menos por ahora, a través de internet y de varios satélites captables a lo largo de todo el mundo. Sin embargo, sus mayores seguidores lo tendrán difícil para sintonizarla.

Gracias a las frecuencias a las que se transmiten, las emisiones en Onda Corta permiten llegar mucho más lejos que la Onda Media (cada vez en más desuso) y muchísimo más que la Frecuencia Modulada. ¿Y esto para qué sirve? Hasta el momento permitían a las cadenas, sobre todo públicas, a llegar a muchos de sus compatriotas a lo largo de todo mundo en una misma frecuencia. Pero, sobre todo, quienes más agradecían estas emisiones era los pescadores, a los que les llegaba la señal de Radio Exterior a pesar de estar a muchas millas de distancia de tierra firme.

 

"Vacío y abandono. Eso sienten los marineros que faenan en altamar tras el "corte" de REE. (...) Ahora REE solo emite en internet; tecnología de la que aún carecen muchos buques en altamar. Era la última conexión por radio con España cuya frecuencia llegaba a todo el mundo desde hace más de 70 años. Acompañaron a muchos emigrantes en zonas sin internet, a misioneros, cooperantes en lugares sin satélite ni tecnología o militares en operaciones en el exterior", escribe Faro de Vigo sobre el cierre.

 

Una vez más, el servicio público vuelve a caer en favor de la supuesta rentabilidad. No me cansaré de decir que los servicios públicos no deberían dar beneficios, porque no están pensados para ello, sino para dar un servicio que no dan los medios privados. En vez de controlar el gasto de la Corporación, se cierran servicios verdaderamente públicos como Teledeporte (a ver qué cadena emite los deportes que se emiten por este canal) o las emisiones de REE en Onda Corta.

 

Sin embargo, lo más rocambolesco de toda la historia lo cuenta la Plataforma de Trabajadores de RTVE en su grupo de Facebook. Según cuentan, el emisor desde el que emitía Radio Exterior de España en Noblejas (Toledo), fue comprado recientemente por 400.000 euros. Hasta ahí bien, pero con el cierre de las emisiones de Onda Corta este emisor se queda inutilizado, así que se ha decidido vender por 1.000 euros a un chatarrero. A esto es a lo que me refiero con saber controlar los gastos... y las ventas.

 

Al final se ha acabado con 70 años de emisiones de Radio Exterior a través de la Onda Corta, después de haber invertido en la renovación de equipos de la señal de la emisora y terminando malvendiéndolo por unos mil euros. Casi era mejor guardar el equipo por si algún día a alguien se le ocurriera retomar las emisiones de REE.

 

Para los más morbosos, me gustaría destacar este párrafo de La Voz de Galicia: "Con respecto a la procedencia de las quejas y peticiones de reposición de la onda corta destacaba Cuba, que emplea Radio Exterior para escapar de los noticiarios del régimen castrista". ¿De verdad que Radio Exterior no servía de nada?

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: