Silueta original

Feliz con poco

Félix Martín Santos

Código Europeo contra el Cáncer (OMS)

Cualquier estrategia nacional o internacional destinada a combatir el cáncer debe privilegiarse y priorizarse, pues los tumores malignos engloban un conjunto de procesos extremadamente frecuentes, graves y costosos tanto para los individuos como para la sociedad. Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS), a través de su delegación especializada en esta temible enfermedad, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), publicó en octubre de 2014 la cuarta edición del Código Europeo contra el Cáncer.

Importancia del cáncer

 

La OMS ha revelado recientemente que en la Unión Europea hay 2,66 millones de nuevos casos de cáncer y 1,28 millones de muertes por año. Además, tanto la proporción de prevalencia (casos existentes) como la tasa de incidencia (casos nuevos) se incrementarán en los próximos años, a consecuencia del crecimiento de la población y, sobre todo, del envejecimiento de los ciudadanos europeos.

 

En España, el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó en febrero de 2015 las defunciones según la causa de muerte del año 2013, donde se pudo comprobar que los tumores representaron la segunda causa de muerte (tasa de 283,3 fallecidos por cada 100.000 habitantes), sólo por detrás de las enfermedades cardiovasculares. Por sexo, los tumores fueron la primera causa de muerte en los hombres y la segunda en las mujeres.

 

Los responsables de una mayor mortalidad en España fueron el cáncer broncopulmonar y el cáncer de colon. Por sexo, estos dos tumores fueron también los dos más frecuentes en varones. En las mujeres, en cambio, el cáncer con mayor mortalidad fue el de mama, seguido del cáncer de bronquios y pulmón.

 

Según datos de la Asociación Española contra el Cáncer (aecc), uno de cada tres varones y una de cada cuatro mujeres serán diagnosticadas de cáncer a lo largo de su vida. Sin embargo, en torno a un 40% de estos cánceres podrían evitarse.

 

Estos datos son un tanto escalofriantes, pues comportan una gran frecuencia y una extremada gravedad. Es obvio que todo esfuerzo nacional y/o internacional para reducir su riesgo y tasa de incidencia (prevención primaria) así como su proporción de prevalencia, mediante un diagnóstico precoz y un efectivo tratamiento (prevención secundaria), son tan necesarios como esperanzadores.

                       

¿Qué es el Código Europeo contra el Cáncer?

 

Es una iniciativa de la OMS para mejorar el control del cáncer en la Unión Europea, por ello está cofinanciado por la Comisión Europea. Empezó a funcionar en 1987 y periódicamente se ha ido revisando y actualizando concordantemente con el conocimiento científico y médico. Durante los 11 años que han transcurrido desde la edición anterior, la de 2003, se han integrado en la Unión Europea 13 nuevos Estados miembros, por lo que esta nueva edición de 2014 ha incluido una diversidad mayor de personas y, por tanto, de estilos de vida y de riesgos de desarrollar cáncer.

 

Como iremos viendo en las sucesivas líneas, este código reúne un conjunto de 12 recomendaciones a la población europea, a fin de controlar efectivamente esta temible enfermedad. Se trata de estilos de vida capaces de reducir el riesgo de cáncer (prevención primaria), así como técnicas de diagnóstico precoz para tratar más efectivamente los cánceres iniciales, incluso in situ (prevención secundaria).

 

Primero vamos a referir sintéticamente las 12 recomendaciones, tal como las expresó la OMS en su comunicado y, después, haremos algunos breves comentarios aclaratorios con respecto a las mismas.

 

Los citados consejos son los siguientes:

1.       No fume. No sustituya los cigarros por ninguna forma de tabaco.

2.       Mantenga su hogar libre de humo. Adopte políticas de espacios libres de humo en su lugar de trabajo.

3.       Esfuércese para mantener un peso corporal sano, evitando el sobrepeso y la obesidad.

4.       Sea físicamente activo. Reduzca el tiempo que usted pasa sentado cada día o incorpore la actividad física a su rutina diaria.

5.       Adopte una dieta saludable:

·         Consuma mucha variedad y cantidad de cereales de granos enteros, legumbres, verduras y frutas.

·         Limite la ingesta de productos hipercalóricos, ricos en azúcares o grasas saturadas, y evite las bebidas azucaradas.

·         No ingiera carnes procesadas; reduzca el consumo de carnes rojas y las comidas con mucha sal.

6.       Si bebe alcohol, limite la ingesta. No beber es lo mejor para evitar el cáncer.

7.       Evite tomar mucho el sol, especialmente en los niños. Emplee protecciones solares. No se tumbe a broncearse en tumbonas.

8.       En su lugar de trabajo, protéjase contra las sustancias y productos cancerígenos, siguiendo fielmente las recomendaciones específicas de seguridad y prevención de riesgos laborales.

9.       Asegúrese de que no está expuesto en exceso a fuentes naturales de gas radón en su domicilio. Si fuera así, emprendería acciones para reducir esta radiación.

10.   Para las mujeres:

·         La lactancia materna reduce el riesgo de cáncer de mama. Si tú puedes, da de mamar a tu bebé.

·         La terapia de sustitución o reemplazo hormonal incrementa el riesgo de algunos tipos de cáncer. Limite su uso.

11.   Asegúrese de que sus hijos se beneficien de campañas de vacunación específicas contra el cáncer:

·         Hepatitis B en recién nacidos.

·         Virus del papiloma humano (VPH) en chicas.

12.   Participe en las campañas de detección precoz de cáncer:

·         Cáncer de colon y recto en ambos sexos.

·         Cáncer de mama en mujeres.

·         Cáncer de cuello uterino en mujeres.

 

Si nos fijamos bien comprobaremos que de las doce recomendaciones, once son claramente de prevención  primaria, pues pretenden reducir el riesgo de cáncer, para que no acontezca, esto es, su objetivo es reducir la tasa de incidencia. Sólo la última es una clara medida de prevención secundaria: si el cáncer ya ha surgido vamos a emplear los medios adecuados para detectarlo muy precozmente, antes de que se desarrolle localmente y, por tanto, evitaremos también su propagación por vía linfática o/y sanguínea (metástasis). De esta forma podríamos erradicarlo y, por ende, curarlo.

 

En las siguientes líneas de este artículo y de otros venideros voy a intentar analizar una gran parte de estas recomendaciones antitumorales.

 

Lucha contra el tabaquismo activo y pasivo.

 

Es lo que advierten los dos primeros consejos. Sabemos que el tabaquismo activo es la primera causa de muerte evitable en los países occidentales, siendo responsable de más del 30% de los tumores malignos en Occidente. Es indudable que para un fumador la mejor inversión en salud es dejar de fumar.

 

 

 

También el tabaquismo pasivo es causa de enfermedad y sufrimiento, al menos tres procesos están inequívocamente asociados al mismo: cáncer de pulmón, cardiopatía isquémica (angina e infarto agudo de miocardio) y Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

 

Durante los meses de julio y agosto de 2014 publicamos en este blog tres artículos sobre tabaquismo. En ellos traté los aspectos fundamentales de esta gran dependencia física, psicosocial y gestual. El que tenga interés en el tema  le invito a leerlos.

                               

Evitar la obesidad y el sobrepeso

 

Los autores de este código europeo contra el cáncer  aconsejan que las personas mantengan un peso corporal adecuado (Índice de Masa Corporal entre 18,5 y 25 kg / m2) porque el incremento de la grasa corporal aumenta la probabilidad de desarrollar varios tipos de cáncer: colon y recto, riñón, esófago, páncreas y vejiga. Además, en las damas se ha observado un aumento del riesgo de cáncer de mama concomitantemente con el aumento de grasa, sobre todo en el climaterio, así como de cánceres de endometrio y de ovario.

 

Precisaremos que el Índice de Masa Corporal (IMC) resulta de dividir el peso entre la talla al cuadrado. Cuando una persona tiene este índice entre 25 y 30 kg/m2 diremos que tiene sobrepeso, mientras que la catalogaremos como obesa cuando el IMC es superior a 30 kg / m2

 

Considero importante valorar en su justa medida la grasa corporal. No hay que demonizarla, pues es un elemento constituyente de nuestro organismo, ya que, por ejemplo, provee aislamiento y protege algunos órganos internos, así como contribuye a la síntesis de ciertas hormonas. Se acepta que de una cuarta parte a una sexta parte del cuerpo de una persona saludable corresponde a grasa. Las mujeres tienen proporcionalmente más grasa que los hombres. Pues bien, por encima de estos valores de IMC y de grasa corporal empieza a resquebrajarse nuestra salud.

 

Además de medir el citado IMC y la proporción de grasa corporal (por ejemplo con pequeños aparatos que emplean técnicas de bioimpedancia) se considera importante valorar otro parámetro: el perímetro abdominal, a fin de detectar la denominada obesidad centrípeta. Si con una cinta métrica medimos en un varón una cintura igual o superior a 102 cm y en una mujer igual o mayor de 88 cm,  podremos afirmar que tienen auténtica obesidad centrípeta. Si fuéramos más vulgares y quizá más llanos diríamos que tienen barriga o tripa en exceso. Pues bien, ésta se asocia no sólo al llamado síndrome metabólico (hipercolesterolemia, hipertensión arterial, diabetes tipo 2 y cardiopatía isquémica) sino también a un riesgo incrementado de los cánceres referidos anteriormente.

 

 

Huyamos del sedentarismo                       

 

De lo anterior se deduce que evitar la obesidad centrípeta, manteniendo un peso corporal normal, es una manera efectiva de reducir el riesgo de cáncer. Para conseguir tan loable objetivo es preciso evitar el sedentarismo, mediante la práctica de actividad física aeróbica, y disfrutar de una dieta saludable y equilibrada como nuestra saludable Dieta Mediterránea. Precisamente éstas son las dos recomendaciones siguientes que los expertos de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) aconsejan seguir a los ciudadanos de nuestro continente.

 

Práctica de actividad física aeróbica

 

Los autores de este código remarcan que la actividad física regular reduce directamente el riesgo de cáncer de colon así como de cánceres de mama y de endometrio. Además, como permite mantener el peso corporal normal, también reduce indirectamente el riesgo de los cánceres citados más los de páncreas, riñón, esófago y vejiga. 

 

 

 

Durante los meses de enero y febrero de 2015 publicamos en este blog dos artículos sobre las bondades de la actividad física aeróbica. En ellos intenté mostrar que las pruebas científicas actuales revelan que el ejercicio físico regular, predominantemente aeróbico, es uno de los estilos de vida que más puede incrementar la esperanza de vida en buena salud, pues reduce la tasa global de muerte así como la tasa específica de muerte por las enfermedades más prevalentes, como los procesos cardiovasculares, tumorales y enfermedades neurodegenerativas. También enfaticé dos hechos inequívocos: uno, es mejor poco que nada; otro, es mejor mucho que poco. Sí, porque, por una parte, pequeños niveles de actividad física proporcionan significativos beneficios con respecto al sedentarismo; y, por otra, el riesgo de procesos cardiovasculares, tumorales, diabetes tipo dos, enfermedades neurodegenerativas y otros procesos se reduce a medida que aumenta el nivel de esfuerzo físico.

 

En el siguiente artículo analizaremos las características fundamentales de una dieta saludable y preventiva de tumores malignos, según las recomendaciones plasmadas en este Código Europeo contra el Cáncer.

                                                                               

 

                                                    Dr. Félix Martín Santos

 

 

Fuentes bibliográficas:

 

European Code Against Cancer: 12 ways to reduce your cancer risk.  International Agency for Research on Cancer. World Health Organization. October 2014.

 

http://www.tribunaburgos.com/blogs/feliz-con-poco/post/tabaquismo-problema-de-salud-publica 

 

http://www.tribunaburgos.com/blogs/feliz-con-poco/post/tabaquismo-causas-de-la-dependencia-tabaquica-y-medidas-preventivas

 

http://www.tribunaburgos.com/blogs/feliz-con-poco/post/intervencion-clinica-en-tabaquismo

 

http://www.tribunasalamanca.com/blogs/feliz-con-poco-/post/aumentemos-nuestra-esperanza-de-vida-en-buena-salud-actividad-fisica-aerobica-regular

 

http://www.tribunasalamanca.com/blogs/feliz-con-poco-/post/salud-y-ejercicio-fisico--regular-amistad-inquebrantable

Comentarios

dejar de fumar con laser 02/06/2016 17:03 #11
Este blog es realmente un paseo a través de toda la información que anhelaba sobre este este tema tan complejo y no sabía a quién preguntar.
dejar de fumar malaga 06/04/2016 14:40 #10
Esto es realmente bueno, eres un blogger muy profesional. Me he unido a tu RSS y deseo encontrar más cosas en este gran blog. Además, !he compartido tu sitio en mis redes sociales! Saludos dejar de fumar malaga http://stopaltabacomalaga.com/terapias/terapia-laser-dejar-de-fumar
tratamiento estres malaga 06/04/2016 14:40 #9
¡Genial! Aplastantes hechos. Manten este espiritu es un articulo sincero. Tengo que leer màs posts como este. Saludos tratamiento estres malaga http://stopaltabacomalaga.com/terapias/terapia-laser-estres
María Jesús hernández 03/03/2016 22:08 #8
El artículo es muy interesante e instructivo, he leído cuidadosamente tus recomendaciones y tus acertados comentarios para así poder llegar con calidad de vida a los 80. Gracias a esos buenos consejos de diagnóstico precoz lograremos disminuir la tasa de incidencia. De nuevo, muchas gracias por dedicar parte de tu vida a la noble y generosa tarea de informar a los demás.
jose ramón rozas martínez 20/02/2016 21:05 #7
Me ha gustado mucho Félix, ejemplos y consejos muy prácticos y fáciles de entender. Aunque , evidentemente nadie estamos a salvo de esta terrible enfermedad, si que es cierto que podemos poner algo de nuestra parte para intentar evitarla, y estos consejos que nos da realmente vale la pena tenerlos en cuenta. Muchas gracias por todo.
Marta Ayuelas 15/02/2016 13:59 #6
Rigor, precisión, amenidad y lenguaje entendible y atractivo se repiten constantemente en tus artículos. Agradezco mucho que sirvan para incrementar la salud propia y la de los míos, pues mejoro los estilos de vida con ellos. El próximo, sobre la dieta preventiva de cánceres, lo espero con muchas ganas. Es obvio que ayudará a mucha gente a mejorar su dieta cotidiana en aras a mejorar la salud. Muchas gracias por todo. Te seguimos fielmente.
Inmaculada Hernández 14/02/2016 22:28 #5
Félix, cualquier persona se puede sentir invitada a leer y a comprender, gracias a la claridad y sencillez de tu exposición, el contenido de tu artículo y lo que es muy importante se verá impulsada a tomar conciencia y por lo tanto a llevar a la práctica las recomendaciones formuladas. Félix gracias por hacer sencillo lo complejo, y ponerlo al alcance de todos. Que tu esfuerzo, trabajo e ilusión redunden en beneficio de la salud física y psicológica de tus lectores y de todos aquellos a los que llegan tu sabiduría y conocimientos.
JOAQUÍN GARCÍA 13/02/2016 21:26 #4
Como ves esta vez he estado atento y ya he echado una ojeada a tu último artículo. Qué decirte que no sepas. Gracias por darnos lecciones de medicina tan necesarias como didácticas.
Rafa Navarro 11/02/2016 22:01 #3
Seré muy breve. Una vez más vuelves a mostrar y compartir tu profesionalidad, tu habilidad de escribir y como bien dice Pedro Rodrigo, tu amenidad, hace que sea muy comprensible. Excepcional Félix.
Juani Macías 11/02/2016 11:54 #2
Yo también esperaba con ganas tu nuevo artículo, que me ha vuelto a gustar mucho. El tema que inicias es muy importante, pues los cánceres nos hacen sufrir demasiado. Se agradece muchísimo la información que nos ofreces, rigurosa, contrastada y con tu usual estilo, ameno y muy entendible.Cada primer jueves del mes espero tus nuevos artículos con gran interés y expectante. Muchas gracias y no nos dejes...

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: