Siluetaok original

¡Es tu derecho!

Teresa Jiménez Sastre

LAS REBAJAS

Es frecuente que los consumidores consideren “normal” que sus derechos se vean disminuidos, como los precios, cuando compran productos en época de rebajas. Pero esto nunca debe entenderse así porque al realizar estas compras tenemos unos derechos.


1.- El comerciante informará al consumidor sobre la duración exacta del período de rebajas, a través de soportes escritos apropiados, tanto en el interior del establecimiento como en el escaparate, de forma que se asegure una información clara y visible.


Si en la publicidad de una tienda aparecen ciertos artículos con un pecio determinado y cuando llegamos a la tienda no tienen ninguno de esos artículos, ¿podemos exigir que los tengan?.


La publicidad tiene valor contractual, por tanto permite a los consumidores exigir las condiciones expuestas en un anuncio, incluso aunque la oferta esté agotada, si no se concretan limitaciones en esa publicidad. La obligación del vendedor no se limita sólo al precio del producto, sino también a sus características. Según la ley, el contenido de la publicidad puede ser exigido por los consumidores.


2.- No podrá ofrecerse como rebajas artículos que no hubieren formado parte de la oferta habitual de ventas del establecimiento al inicio de las mismas, ni aquellos otros que hubieran sido objeto de cualquier promoción durante dicho período.


3.- En el supuesto de que la venta con rebaja no afecte a la totalidad de los productos comercializados, los rebajados estarán clara y suficientemente diferenciados del resto.
4.- El producto que se oferte en rebajas deberá estar etiquetado correctamente.


5.- Siempre que se oferten artículos con reducción de precio, deberá figurar con claridad, en cada uno de ellos, el precio anterior junto con el precio reducido.


No obstante, cuando se trate de una reducción porcentual de un conjunto de artículos, bastará con el anuncio genérico de la misma sin necesidad de que conste individualmente en cada artículo ofertado.


Si decide comprar un artículo en una tienda en período de rebajas y cuando va a pagar le indican que su importe es mayor que el marcado, que había un error, no debe admitirlo.
Usted puede exigir que le cobren el precio que aparece en el etiquetado ya que se considera el correcto a efectos de información al consumidor.


6.- No podrán ofrecerse en rebajas artículos obsoletos y con deterioros, sin perjuicio de que se ofrezcan en el mismo establecimiento comercial como saldos.


La venta en rebajas supone una rebaja en el precio y no en la calidad, de forma que cuando se esté vendiendo un producto con fallos no estamos ante una venta en rebajas, sino de saldos y debe anunciarse como tal. Los artículos rebajados han de tener la misma calidad que tenían cuando se vendían a su precio original.


7.- No se aplicará, en ningún caso, recargo alguno por utilizar como fórmula de pago las tarjetas de créditos en rebajas, si el establecimiento admite este medio de pago en temporada habitual.


8.- Se entregará siempre factura o ticket de compra y se sellarán los documentos de garantías de bienes o productos duraderos.


9.- Los establecimientos que admiten devoluciones deben reembolsar el precio que el producto tenía en el momento de compra (o su equivalente en otros productos de la tienda) y  no un precio inferior, pues si se quedan con la diferencia obtienen un beneficio que va en contra de lo dispuesto en la Ley.  Así pues, si se compra algo antes de que comiencen las rebajas y se devuelve cuando ya han comenzado, no es legal que reembolsen menos dinero del que se pagó en su día.


10.- Exigir, en caso de discrepancia, las Hojas de Reclamaciones que todo establecimiento está obligado a entregar al consumidor, con el fin de garantizar sus derechos.


Si el comerciante se negase a sellar la garantía pese a haberlo solicitado el consumidor, si no admitiera la devolución de un producto defectuoso, si no admitiera la devolución de un producto en buen estado pese a  haber publicitado que sí “se admiten cambios”, o si se niega a aceptar el pago mediante tarjeta de crédito pese a admitirlo en períodos normales de venta, entre otros, usted debe pedir y cumplimentar una hoja de reclamaciones en el mismo establecimiento donde se adquirió el producto.


Recuerde, para reclamar es necesario haber guardado el justificante de la compra. También es importante que usted se asegure que le faciliten una hoja de reclamaciones oficial y no una de las hojas internas usadas por los grandes establecimientos o centros comerciales (por ejemplo, “servicio de atención al cliente”), ya que estas hojas no oficiales evitan que el hecho reclamado pase a ser conocido y tramitado por la Administración competente.


Teresa Jiménez, Abogada en ejercicio del I.C.A. de Ávila.

Comentarios

Lucas 29/01/2014 23:22 #1
Gracias por este asesoramiento tan claro y enriquecedor.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: