Celia garabaya original

Entre niños con Celia Garabaya

Celia Garabaya
Pedagogía infantil, información sobre la educación de bebés y niños en método bilingüe

El Chupete

El chupete detail

El chupete es una herramienta muy útil, incluso necesaria, en un periodo de tiempo de los niños. Aunque podemos encontrarnos diferentes puntos de vista en esta cuestión, aun se desconoce exactamente qué es lo ideal. ¿Cómo podemos decidir cuál es la edad más adecuada para que el niño deje el chupete?

El reflejo de succión

 

Desde la semana 12 del embarazo, el feto comienza a chuparse el dedo de forma inconsciente. Se trata de un reflejo natural que conseguirá que el bebé sobreviva cuando acabe el embarazo. Este reflejo se basa en la necesidad de alimentación del bebé: el bebé se está entrenando con el dedo en el ejercicio que tendrá que realizar para tomar el pecho. Curiosamente utiliza el dedo por qué es lo único que tiene para similar el pecho materno. De hecho, cuando algo roza con sus labios, el niño tenderá a intentar cogerlo con la boca.

 

El chupete es un instrumento muy antiguo, de hecho no se sabe exactamente en cuando se invento, ya que se remonta al comienzo de los tiempos. Se usaba por su resultado tranquilizador que tiene sobre los bebés (es posible porque les recuerde al vientre materno y les calme) de hecho el nombre que tiene en inglés es "dummy" o "pacifier" el pacificador.

 

Diferentes opiniones sobre el chupete.

 

En los últimos tiempos, se han realizado un gran número de investigaciones que tenían como fin saber en que beneficia y en que perjudica el chupete en los niños. El problema es que no se ha llegado a una conclusión concreta. Generando así diferentes corrientes sobre el uso del chupete. Una investigación decía, que la utilización durante la lactancia puede disminuir el riesgo de muerte súbita en el niño.

 

Mi opinión es la moderada, creo que el uso del chupete durante un periodo de tiempo está muy bien, aunque no debemos alargarlo mucho en el tiempo además una dependencia excesiva del niño hacia el chupete puede ser mala.

 

Cuando quitamos el chupete.

 

Todo dependerá de cada niño. Podemos fijarnos en cosas como cuando se entretenga más tiempo el solo jugando a lo suyo. Entonces podemos recortar el tiempo que tiene el chupete, cuanto más entretenido esté menos le echará de menos. Es importante que cuando se lo quitemos no lo vea, ya que si no aumentará su necesidad de tenerlo.

 

A esta edad, ya se puede hablar con el niño, debemos explicárselo y al principio podemos dejar que siga durmiendo con el.

 

Después, deberemos quitárselo para dormir también, podemos aplicar cualquier cosa que se nos ocurra, si estamos en reyes le decimos que se lo dejamos a los reyes porque lo necesitan para otros niños y que como ya es mayor el ya no lo necesita, le será más fácil si el chupete va a ayudar a otros.

 

 

 

 

Comentarios

Celia Garabaya 27/03/2013 13:12 #4
Hola. Como empezaba diciendo en el post, sobre el chupete hay muchos y diferentes puntos de vista. Aunque la verdad es que me refería más a si creen que es bueno o malo para el niño, deforma los dientes, crea dependencia, relaja... De hecho nunca había leído ni oído una teoría como la tuya, de hecho todos los expertos y estudios que he leído estaban por lo menos de acuerdo en algo, la relación del chupete con el instinto de succión de los niños. Instinto que surge en el vientre materno, el cual no es que nos enseñe a mamar, por eso es un instinto, porque sin aprender el bebé ya sabe mamar (la gran mayoría de los casos) el instinto hace mientras estemos en el vientre materno, cuando algo roza con la comisura de los labios, primero tendemos a cogerlo con la boca y después a realizar el movimiento de succión para ir entrenando, que en ese momento no nos servirá pero si cuando nazcamos. Una vez que hemos dado a luz, desde el primer día el bebé empezará a mamar, aunque ya este mamando, el instinto no desaparece hasta los 4 meses del bebé (evidentemente durante este tiempo el niño no está aprendiendo a mamar con el chupete), lo que fomentará el uso del chupete debido a su efecto relajante que supone(movimiento de succión, si fuera contrario al de mamar, en vez de quedarse en la boca el chupete lo expulsaría de la boca) El problema es que durante esos 4 meses que perdura el instinto en el niño, se crea un habito o una dependencia de un instrumento que le produce una cierta relajación y tranquilidad, además es muy útil cuando a los niños les están saliendo los dientes, para calmarles el dolor (en este punto si he encontrado diferentes puntos de vista) o sobre los perjuicios del chupete en los niños (aunque todos piensan que la utilización del chupete es debido al instinto, tanto en occidente como en oriente.) Creo que la utilización del chupete en cualquier cultura es con el mismo objetivo calmar al bebé, ya que para el niño esta acción tiene un efecto muy relajante. En cuanto a lo que dices de que en otras culturas lo usan bien, por que el niño decide cuando empezar y cuando acabar, no se lo imponemos, no entiendo mucho. Pero para mí la labor de los padres es la de educar a los niños, (vamos que los niños no se educan solos) y debemos ponerle limites, ¿si un niño coge una pieza del suelo y la usa a modo de chupete está bien, pero si hay chupetes y los utiliza está mal porque el chupete está creado para ello?, además cada padres tienen la libertad de utilizar o no el chupete con su bebé, en función de su forma de pensar, y no solo los padres, hay muchos niños que no les gustan los chupetes o casi no lo utilizan, los niños también tienen su margen de decisión, no creo que nadie cuando el niño no quiere el chupete se lo pegue con celo. Desde luego si un niño crea una dependencia grande del chupete, prefiero ayudarle a dejarlo de una forma controlada, que no esperar a que un día se levante él y me diga ya no quiero chupete (esto puede que no ocurriera nunca). Creo que los padres somos quienes deben marcar las rutinas y la educación del niño. Si un niño se quiere quedar despierto todos los días hasta las 2 de la mañana, que haces, intentar que se duerma antes, para que el día siguiente esté despierto. Lo de la hipófisis no me ha quedado claro, ya que como todos los expertos de un lado o de otro dicen el instinto de succión es el que motiva el chupete. Y no se la hipófisis (glándula pituitaria) encargada del crecimiento, que tiene que ver. En el mercado hay un gran número de modelos de chupetes (que seguro las empresas han estudiado, a lo mejor no por el bien de los niños pero si para vender más chupetes) ¿si el chupete es más largo no les puede producir nauseas y vómitos? En cuanto a lo de es mejor en otros países por que es natural y eligen los niños. Los chupetes tienen una forma particular, que impide que el niño se trague el chupete, si permites que el niño coja cualquier cosa para sustituirlo, lo que tienes riesgo es de atragantamiento, (los niños no deben meterse cualquier cosa en la boca) Cada niño es un mundo, con lo que no debemos decir el chupete es bueno para todos los niños, o es malo para todos los niños después de los …. Años. Por eso deben ser los padres los encargados de respetar los ritmos de los niños, exclusivamente ellos, así como decidir si quieren o no quieren que el niño lleve chupete, algo que no es obligatorio. De todas formas, si hay algo que me gusta es curiosear y aprender, si me dices algún autor que defienda tu teoría de que los chupetes no se utilizan por el instinto de succión, estaría encantada de leer un libro, para contrastar ideas.
Loreto Cibanal 26/03/2013 18:50 #3
Creo que la diferencia radica en el uso que se le da al chupete, posiblemente en otras sociedades lo utilicen los niños que realmente lo necesitan para 'solucionar' algún problema, puesto que el dedo o esos otros artilugios que en muchos casos buscan los bebés cuando se les permite explorar por sí mismos, ahora y en la antiguedad, y no se les impone un chupete como los que conocemos en nuestra sociedad suelen ser más largos para llegar al paladar blando pues el objetivo suele ser estimular o masajear la parte baja del cerebro, concretamente la hipófisis para liberar el estrés que van acumulando los pequeñines. El que usamos en occidente lo imponemos los adultos y luego imponemos también cuándo han de dejarlo generalmente sin respetar los ritmos y necesidades de cada niño. Como bien sabes el chupete y tampoco el biberón sirven para enseñarnos a mamar sino más bien todo lo contrario pues nada tienen que ver la succión del amamantamiento con la succión superficial y en dirección contraria a la del amamantamiento que se realiza con el biberón y el chupete, y obviamente la etapa oral de los bebés tampoco tiene que ver con la supervivencia sino con la exploración...
Celia Garabaya 26/03/2013 13:18 #2
Hola Loreto, primero muchas gracias por comentar, lo mejor es poder debatir las diferentes ideas. En cuanto a la invención del chupete, en verdad no se conoce desde cuando se utiliza. Es cierto que encontraras en casi todas las webs que el chupete procede de poco después de 1900, aunque en este caso se refieren a la comercialización del mismo. De hecho podemos encontrar obras de arte del siglo XV en las que aparecen chupetes, y así lo indican Silvia Diez Castilo y Marco Antonio Mendes, mucho antes de que las mujeres comenzaran a trabajar. No hace falta mucho para saber que, aunque no como tal, los chupetes son innatos al ser humano, ya que cubre un instinto y nos prepara para la succión (follow your baby´s instinct de Gill Rapley). Si observamos a un bebé durante un periodo de tiempo, veremos cómo tiende a introducirse cualquier cosa en la boca, esto sucede desde el vientre materno.(al ser un instinto de nuestras raíces yo considero como muchos otros, que el ser humano no habría tardado 4.000 años para saciar esta necesidad) De hecho muchos historiadores atribuyen el año 2000 antes de Cristo los primeros chupetes como tal. Aunque como siempre son teorías, cada uno debe creer la que considere más posible o lógica. En cuanto a lo de las tribus, es cierto que cada una es un mundo, con lo que no podemos generalizar, ni pensar que por que lo hagan allí está bien. De hecho hace unos años fui con mi marido en ayuda a niños a África concretamente a “The Gambia” donde tuve la suerte de mezclarme con las diferentes tribus que allí vivían, la verdad es que daría para un libro, y creo que no es el momento para contar todo. Es cierto que los niños no tenían chupetes de Chicco o de marcas, pero los mismos niños los suplían por objetos que se encontraban, curiosamente casi siempre la forma que tenían estos objetos era muy parecida a la del chupete que nosotros utilizamos. (Aunque seguro que más perjudicial que nuestro chupete.) (En la ciudad los niños tenían chupetes como en Europa, los mismos) Como he dicho en el artículo, debemos tener cuidado con el uso del chupete, como siempre me considero que en el punto medio está la virtud, ni mucho ni poco. De hecho si el chupete provocara todas esas afecciones en la boca por usarlo un rato, más del 95% de los españoles y de los países occidentales tendríamos esos problemas, yo incluida. El movimiento que se realiza con el chupete es muy similar al del biberón, con lo que ¿también afectará a la boca el biberón? Como todo debemos tener cuidado, es evidente que si un niño tiene chupete hasta los 4 años, va a tener más posibilidad de tener problemas, pero como siempre debemos ser lógicos. Ni una cosa es tan mala ni otra tan buena. Muchas gracias.
Loreto Cibanal 26/03/2013 11:03 #1
Querida Celia, como en casi todo en crianza y educación cada familia debe elegir cómo quiere hacer las cosas pero creo que es importante hacerlo informado de las consecuencias de cada elección. En el caso del chupete es un invento bastante moderno como las cunas y demás artilugios de puericultura, que en su mayoría han sido creados cuando la madre empezó a salir a trabajar y cuando desapareció la 'tribu' de mujeres que se autoayudaba en el cuidado de los hijos. De hecho en culturas menos evolucionadas (¿?) el chupete no existe (ni se le espera) pues siempre hay una madre, propia o ajena disponible para calmar al bebé. El chupete es un sustitutivo emocional, en la mayoría de los casos, de la teta que no solo debe alimentar físicamente sino emocionalmente. Por otro lado a nivel físico y dependiendo de su uso puede causar problemas de diferentes tipos pero como logopeda puedo afirmar que no facilita la adquisición del lenguaje y agrava e incluso provoca algunas dislalias. A nivel orofacial es el causante de alteraciones en la arcada dental y causante de muchas ortodoncias futuras... Tiene muchos beneficios también ya que como decía sustituye a la madre de algún modo... y en el mundo en el que vivimos por desgracia nuestros bebés tienen que prescindir demasiado tiempo y demasiado pronto de nosotras por lo que al final nos hace la vida moderna más asumible a ambos...

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: