Emiliano tapia original

Entre barrios y exclusión

Emiliano Tapia
Del barrio, de narcotráfico, de instituciones y mucho más...

Penoso e indignante... pero tiene solución

No conozco ninguna otra actividad que genere más desestructuración personal y social que el narcotráfico. Hace muy pocos días algunos vecinos del barrio de Buenos Aires fueron testigos de una escena llena de incredulidad y extremadamente preocupante; algunos miembros de las familias relacionadas con el narcotráfico que actúan en el barrio como último eslabón de la cadena, (víctimas por lo tanto), delante de la mismísima policía que habría hecho una actuación rutinaria sin éxito en lo que buscaban, gritaban de la manera más despectiva y con la mayor de las mofas, €œviva el narcotráfico€, o €œviva la delincuencia€.

Los gritos, al final, no importan; ni siquiera si la policía actuó bien o mal, si encontró algo o no encontró nada. Lo preocupante es la conciencia desestructurada que se va generando en niños, jóvenes y adultos de familias abocadas a no salir nunca de situaciones tan peligrosas y tan indignantes, así como la indiferencia resignada que va apareciendo en muchos vecinos.

Lo más doloroso es haber llegado, después de casi veinticinco años, a haber permitido que existan guetos sociales como el que ha ido creciendo en Buenos Aires; uno de tantos entre los muchos que existen en distintas ciudades españolas.

Estos espacios físicos y humanos significan, por la propia existencia, por su intencionalidad y por su permisividad institucional, dar carta de legalidad al negocio del tipo de drogas con las que se trafica. Significan que al permitirse tal como están son consecuencia de la dejación de responsabilidades por parte de las Administraciones correspondientes que han cerrado los ojos en cómo se están utilizando las viviendas o cómo se están gestionando los Servicios Sociales, por ejemplo.

No parece existir interés alguno en afrontar de raíz e integralmente las causas de porqué un colectivo como el gitano es utilizado tan masivamente en esta actividad delictiva. Ha sido el Colectivo gitano un grupo fácil para ser utilizado con algunas de sus familias en esta actividad delictiva del narcotráfico; y lo está pagando caro, demasiado caro, si miramos las consecuencias. Constato que es demasiada la pérdida humana y cultural que se está destruyendo en una parte muy importante de sus jóvenes, niños y familias.

Se €œdesangran€ sus valores y se pierden los avances importantes en las tradiciones de un colectivo que en los años 70 y 80 parecía que podían tener por derecho un hueco en esta sociedad sin perder su identidad.

Espacios como el del Barrio de Buenos Aires nos hace daño a todos en su situación actual, pero de manera más evidente al colectivo de familias y personas que absorbe el Narcotráfico.
!Qué pena por los niños y niñas que viven y crecen en ese ambiente ante la ausencia total del cariño humano que es necesario para que crezcan unas vidas que se inician!
!Qué pena las personas jóvenes que privadas de haber iniciado otra manera de estar y crecer en la sociedad, no han encontrado más que valores y referencias delictivas y negativas! (policía, cárcel, violencia, trapicheo...).

!Qué pena tantas mujeres jóvenes privadas de participar y disfrutar de poder ser madres de la manera más responsable y digna!

!Qué pena tantos padres y madres de familia que siendo jóvenes se ven abocados a la delincuencia y a la cárcel de manera inútil!

!Qué pena la ceguera en la que se vive bajo el único objetivo de tener el mejor coche y llevar el consumo hasta el extremo como único valor de la vida!

!Qué pena que la sociedad que les acompañamos en el mismo espacio social y físico no tengamos más argumentos para su situación que la condena y el desprecio en la mayoría de nuestras actuaciones!

!Qué indignante la actitud de quienes blanquean y de quienes les permiten hacerlo impunemente, porque el negocio de la droga es consentido por el Sistema!

!Qué indignante la actitud de muchas personas, algunos abogados, jueces, policías o empresarios, que se lucran de esta actividad sin escrúpulo alguno!

!Qué indignante toda la historia vivida durante muchos años por vecinos de este barrio de Buenos Aires, que a pesar de todos sus esfuerzos, unos probablemente con más acierto y otros con menos, no han sido escuchados en sus reivindicaciones y denuncias!

Señores Responsables del Ayuntamiento de Salamanca, (en Servicios Sociales o Policía); de la Junta de Castilla y León, (en Vivienda, Educación o Empleo); de la Subdelegación del Gobierno, (Policía,...); la responsabilidad de poner decisiones claras y decididas, probablemente hasta dolorosas, en problemas tan sumamente complicados, está en sus manos.

Los ciudadanos y sus colectivos venimos haciendo muchos esfuerzos no correspondidos por la eficacia deseada.

Seguro que vamos a seguir profundizando en las iniciativas emprendidas desde hace años y a continuar ensayando otras nuevas en el momento que vivimos; pero sin el apoyo Institucional , (no sólo económico),y su implicación no podremos salir adelante.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: