Emiliano tapia original

Entre barrios y exclusión

Emiliano Tapia
Del barrio, de narcotráfico, de instituciones y mucho más...

Exclusión social: más que pobreza

No es un slogan, es toda una realidad escandalosa e injusta que toca nuestra conciencia, nuestras formas de vivir y la manera de organizar y repartir los bienes de todo tipo de esta sociedad a favor de las personas.

Esta realidad queremos ponerla durante cuatro días en el debate y las preocupaciones de personas y colectivos del Estado Español. Desde diversos Países y Tierras somos conscientes de vivir, sufrir y sentir cómo la dura realidad del empobrecimiento va destruyendo vidas y personas; pero, cómo también muchos de estos grupos están apostando por la denuncia social, por la propuesta socio comunitaria y por el acompañamiento con el fin de posibilitar que puedan reconstruir sus personas seres humanos derrotados por tanta injusticia e imbecilidad; o cómo muchos de estos mismos grupos y personas están poniendo el dedo en el lugar adecuado con el objetivo de señalar a quienes como excluyentes son causa fundamental de este empobrecimiento que muchos seres humanos sufren.

La vida se hace escuela permanente, y la exclusión social y las apuestas por derrotarla, son lecciones que muchos movimientos y grupos tomamos en nuestras manos y en nuestros objetivos para hacer de la vida un lugar de transformación y reconciliación social y comunitaria.

El Barrio de Buenos Aires, tan maltratado en tantas ocasiones, es en este caso referencia como espacio físico de acogida y lugar de contrastes, de intercambios, de convivencia y de apuestas para muchos grupos y personas que nos van a acompañar.

Estos encuentros y jornadas estoy convencido de que quieren ser y van a ser 'oasis de esperanza' en medio de un desierto tan doloroso e injusto, que afecta a barrios; que hace sufrir sin aparente salida a personas privadas de libertad; que destruye espacios rurales preparados para otra misión y tarea al servicio de la humanidad; o que divide e integra a personas y colectivos, ONGs o asociaciones dominadas por el pensamiento único dominante.

Los cuatro grandes debates abiertos en las mañanas, los más de 25 talleres de las tardes, junto la parte cultural y festiva de las noches; entrelazadas por la convivencia, el intercambio y las propuestas, sospecho, con esperanza, que van a provocar momentos de riquísima experiencia.

Lemas, frases o pancartas surgidas del 15-M y su presencia en plazas y calles de todo el Estado, como, €œesto no es una cuestión de izquierda contra derechas, es de los de abajo contra los de arriba€; o €œno falta dinero, sobran ladrones€; o €œni cara A, ni cara B, queremos cambiar de disco€; o €œdemocracia, me gustas porque estás como ausente€; o €œcuando los de abajo se mueven, los de arriba se tambalean€... por citar algunas; para colectivos y personas repartidas por todo el Estado, durante muchos días del año no son €œsimples pancartas€, son retos y motivaciones que queremos precisamente compartir en estos días del 21 al 24 de Julio; desde respuestas reales y alternativas que unos y otros vamos y seguiremos aportando.

Apunto algunos pensamientos y preguntas que van a tener especial cabida en estos cuatro días de encuentro. Como piensan algunos, estamos viviendo momentos donde parece que se ha decidido, que, €œel medio rural, por ejemplo, se abandona para ser únicamente la despensa de la ciudad y el negocio de las grandes organizaciones del consumo y del mercado€; y... Âżserá así? ÂżTendrá que ser así? O, teniendo en cuenta la opción desarrollista por la que avanzamos hoy, €œse identifica bienestar con grandes infraestructuras... y todo para mover el dinero, pues éste ocupa el centro de nuestras vidas€; y Âżlo sentimos y vivimos así?, Âżpensamos, actuamos y apoyamos esta manera de hacer y decidir?

O, como hemos ido viviendo y viendo, recordaremos algunos hechos de necesaria referencia dolorosa. €œPrimero fue la desmovilización social (años 80), luego las cesiones para el 92, más tarde se instaló Maastricht y Lisboa; cómo más tarde las fronteras se van cerrando a las personas migrantes, como si fueran trapos de usar y tirar; o cómo las cárceles se llenan, sobre todo de pobres; o cómo la seguridad se convierte en un negocio€; pero, Âżhacia dónde vamos? ÂżCómo hemos de colaborar en crear otras condiciones que posibiliten visibilizar toda la exclusión que se oculta sistemáticamente, (presos y presas, desahuciados y desahuciadas, empobrecidos y empobrecidas, dependientes,...) como consecuencia directa de estos hechos?

O, finalmente, intentaremos con todas las fuerzas, preguntarnos, Âżcómo apoyar y continuar sacando adelante alternativas que demuestren estar en contra de los valores del capitalismo, que tengan como finalidad la justicia y no sólo aliviar de manera paliativa las desigualdades que generan las injusticias que vivimos, sentimos y en las que, tantas veces, colaboramos?

Si, como algunos dicen ahora, 'te pone' este tipo de planteamientos y preguntas, si te apasiona, viendo el tiempo que nos toca vivir y sufrir, !únete sin prejuicio alguno a estas jornadas!. !Estás invitado e invitada!

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: