Blog autor

enamorArte

ACADA ACADA

TIEMPO DE INCERTIDUMBRES. QUE SERÁ? …. SERÁ?

De lo único que no hay duda es de la preocupación, en todos los ambientes culturales, sobre el futuro de la Fundación que sustituye a la Obra Social de Caja de Ávila.

 

No sabemos qué se hereda, cómo, cuando… ¿de quién es la titularidad de la Fundación?, ¿seguirá siendo un apoyo cultural?, ¿qué será de su patrimonio inmobiliario, editorial, las salas de exposiciones, obras de arte, Premios Adaja, el futuro de las actividades consolidadas (talleres, biblioteca, colonia infantil Venero Claro...)?

 

Los abulenses hemos sentido la losa del monopolio cultural de la Caja de Ávila y ahora, paradójicamente, ¿la echaremos en  falta?, ¿nos quedaremos huérfanos de cultura?

 

El momento es interesante, es un momento de colaboración, no haremos leña del árbol caído, sino al contrario tendemos nuestra mano, estamos obligados a implicarnos, para todo lo que sea en beneficio de la cultura en la provincia de Ávila.

 

Tendrán que definir contenidos, dimensionar que parte corresponde, de la Obra Socia, al arte y a la cultura.

 

Según la información que tenemos, la función de esta comisión gestora es la elaboración de los estatutos de la  fundación resultante y ahora parece que sus trabajos inicialmente se dirigen a aplicar un plan de viabilidad, elaborado por ellos mismos antes de ser comisión gestora. ¿No existe alternativa al despido de media plantilla?, ¿la plantilla incluye a la propia gestora? (es un chiste), ¿no hay imaginación para evitar despidos?. Es una fundación, no una empresa, no entendemos esos despidos, si el contenido de la Obra Social es el desarrollo de las personas y su entorno, ¿cómo se encaja esto?.

 

Chirría al conocimiento: “ la nueva comisión gestora queda constituida con las mismas once personas que formaban parte del Consejo de Administración de la Caja, inscritos en el Registro de Altos Cargos  de las Cajas de Ahorros de Castilla y León”.

 

Tras la principal preocupación por los despidos (aunque alguno dicen será dorado), nos queda ¿cuál será el destino de todo el patrimonio cultural:                 esculturas, cuadros, grabados, fondo editorial, bibliotecas, sedes…? que hasta en algunos momentos han amenazado con entregar a entidades privadas y que los abulenses hemos sentido tan nuestro.

 

Estas líneas no son más que una sucesión desordenada de dudas sobre el futuro de la Obra Social.

 

Volvemos a manifestar nuestro deseo de colaboración con la Fundación en estos inciertos momentos, para poder conseguir los dignos objetivos que se heredan de la Obra Social, muchos coincidentes con los de nuestra asociación ACADA.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: