Roxana guiza silueta original

En mi onda

Rosana Güiza
Actualidad

Sin piedad informativa

30 detail

Cualquier cosa, hasta el dato más irrelevante y absurdo, sirve para informar sobre el accidente del Airbus, aunque se trate de una información surrealista, amarilla o zafia.

Se busca por cualquier resquicio, cualquier detalle que pueda servir, por ínfimo o minucioso que sea, para dar algo, para que la noticia del avión estrellado en Los Alpes no muera. No, esta noticia no puede morir todavía, a no ser que venga otra mas importante y la mate, como hizo precisamente esta del Airbus con la del atentado yihadista en el museo de Túnez. Veintidós personas muertas en Túnez a manos de unos terroristas no son menos importantes que las ciento cincuenta estrelladas en el avión en Los Alpes.

 

El matrimonio catalán asesinado que salió por primera vez de viaje, pagado por sus hijos como regalo de aniversario, no son menos importantes que los cincuenta y un españoles muertos en la tragedia de Los Alpes. Pero así es la actualidad, esa que dicen que manda y que deja en el olvido más inmediato los cuerpos y las almas de los cadáveres, aún calientes.

 

Durante las primeras horas de una catástrofe, lo más importante para el medio de comunicación es mostrar la tragedia humana, eso es lo que vende. Pero como no hay cuerpos que enseñar porque, por desgracia, todo es prácticamente papilla, se centran en los familiares, en los vivos que sufren la desgracia y el dolor de no contar con la certeza y el mal consuelo de los datos oficiales.

 

Entonces los cámaras corren desesperados detrás de los familiares derrotados en el aeropuerto de El Prat, -que van desorientados y con caras desencajadas-, para mostrarle al mundo entero el dolor de quien sabe que no volverá a ver jamás a su ser querido y que sólo le queda la esperanza de poder encontrar algún resto para darle sepultura, tener un sitio donde ir a visitarle y rezarle para que descanse en paz. ¿Y ahora qué? Mientras se recuperan los restos de los cuerpos y se confirman los ADN, se especula con la depresión del piloto suicida-asesino, con su desprendimiento de retina, con cómo aprendió a volar, con sus posibles episodios de desvaríos, con que la novia le había dejado y además ésta estaba embarazada. Ahora se especulará sobre si el hijo es suyo o de otro y de ahí el suicidio, etc.

 

¿Alguien ha dicho ya de qué tamaño es el resto humano mas grande que se ha encontrado? Hasta en lo absurdo de que un perro salvó su vida al no embarcar porque no estaba vacunado, hasta ahí llega el ansia por ser el primero en dar algo sobre una tragedia de la que ahora mismo solamente se debería dejar trabajar a los especialistas y expertos  para que, finalmente, se puedan dar datos certeros e información correcta. Tenemos esa manía de querer ser el primero, de querer dar lo mejor y al final la información se convierte en especulación y no hay piedad informativa

Comentarios

Alicia 31/03/2015 09:52 #1
Totalmente de acuerdo contigo, como siempre con tu opinión das en la diana.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: