Roxana guiza silueta original

En mi onda

Rosana Güiza
Actualidad

Iglesia, obispas y bodas

Obispas detail

La vida evoluciona, a veces más lentamente de lo que debiera. El atraso fundamental en la mayoría de las cuestiones sociales y civiles está provocado por el machismo y la idea preconcebida de que es el hombre quién debe ocupar ciertos puestos sin opción alguna a que una mujer opte a ellos, ya no sólo por igualdad de condiciones, sino porque es tan válida o, a veces incluso mejor, para ocupar ese puesto. 

Es el caso de la Iglesia Católica. No se les pasa por la cabeza que una mujer pueda ser cura ni aunque la Biblia lo mencionase, cosa que no hace ni en positivo ni en negativo, vamos, que no se prohíbe en ningún momento del sagrado libro.

 

No ocurre así con otras religiones. En Inglaterra, justo ayer se aprobó por una gran mayoría, que las mujeres puedan ser obispos así que, en breve, en noviembre para ser más exactos, una mujer será ordenada obispa en la iglesia anglicana.

 

Aprobado por el Sínodo anglicano y apoyado por el 74% de los británicos, por fin allí habrá obispas. Mujeres sacerdotes ya eran una realidad, cosa que aquí sería totalmente impensable, pero no imposible, al menos así lo intentan un grupo de mujeres que le han pedido al Papa Francisco acabar con el celibato. Son mujeres que mantienen relaciones con curas a escondidas, amantes ya no sólo porque no esté bien visto sino porque además está prohibido.

 

Existe un Movimiento por el Celibato Opcional (Moceop), formado por sacerdotes casados, familiares, religiosos y cristianos de base que nació hace más de treinta años. Luchan porque los curas que quieran puedan casarse y formar una familia. Lo piden por experiencia propia, porque han vivido en sus propias carnes la llamada del Señor y a la vez se han enamorado de una mujer. ¿Por qué no puede ser?, ¿qué tiene de malo que un cura esté casado?

 

Conozco a Antonio, un buen hombre que se ordenó como sacerdote por vocación. Durante su sacerdocio se enamoró de Carmen. Fue entonces cuando vino el conflicto interior. ¿Por qué Antonio no podía seguir ejerciendo su sacerdocio y a la vez disfrutar de su amor por Carmen? Fue así como entendió que el celibato, esa norma que había acatado sin rechistar se convirtió en su gran problema. Si hubiera estado permitido, Antonio hubiera seguido siendo el cura excepcional que fue y a la vez hubiera sido el esposo ideal para Carmen.

 

Al final eligió a Carmen aunque no renuncio jamás a Jesús y continuó llevando una vida religiosa dentro del cristianismo en la que ha formado a su familia. Y así sigue, dedicado a su familia y a Jesús, pero en la intimidad. Quizás no se hayan parado a pensar que si se levantara un poco el pie del freno y se pusiera como opcional lo del celibato, las vocaciones serían más.

 

Celibato opcional, mujeres curas... No es mala idea. Vivimos en una sociedad que a veces se fundamenta en ideas absurdas preconcebidas, en ideales anticuados que perjudican al avance de la misma. La sociedad avanza, las mentes deberían hacerlo también.

Comentarios

jbelloso@renfe.es 15/07/2014 10:59 #1
Rosana, para no variar... Impecable y ojala sea una cosa que veamos porque eso significaría un gran giro en la anquilosada maquinaria de la Iglesia Católica, pero una frase que "creo que no es mía"... con la Iglesia hemos topado amiga Rosana....

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: