Blog autor

En las nubes

Almudena M. Vega

Nueva estafa por Internet

Dicen que el hambre saca lo más ruin de las personas, yo creo que en estos tiempos no hay que llegar a ese extremo para encontrar aprovechados que abusan de la buena fe de la gente.

Habituales son ya las denuncias de usuarios de internet que compran un móvil y reciben un ladrillo, o de quien paga unas vacaciones y se encuentra en el destino, con las maletas a cuestas y sin casa, y no digamos nada de los que juegan con los sentimientos de las personas fingiendo algo que no son,€Ś
Pues hay que añadir otra: la estafa de los sms a nuestro móvil, que cada vez suma más afectados.

Suele comenzar por un banner inocente (un banner son esas barras de publicidad que aparecen en las páginas web, esta misma página tiene alguno, a la derecha, o arriba del todo). El tipo de banner al que me refiero NO es de publicidad. Yo los he visto de todo tipo: ÂżCómo serán tus hijos? ÂżTest del amor? ÂżRuleta de la fortuna? ÂżTienes el peso correcto? ÂżCuál es tu IMC corporal? O la última, que es la que ha inspirado este artículo: ÂżElecciones anticipadas sí o no? Vamos, que en principio parecen un juego o una encuesta sin gran importancia.

Y para mayor tranquilidad, éstos banners ya los encontramos en páginas habituales, o, llamémoslas €œseguras€ como por ejemplo Hotmail.
ÂżQué ocurre cuando pincho en una de estas aparentemente inofensivas utilidades? Veámoslo paso a paso:
Banner que me encuentro: (me interesa saber si tengo un Índice de Masa Corporal saludable)

Al pinchar, accedo a una web con aspecto serio que parece que me va a dar el resultado

€Śpero !Oh! !Sorpresa! Me pide mi número de móvil. Si leemos la letra minúscula que hay abajo del todo nos dice de que el dato que me van a dar no está contrastado médicamente. Y ya de paso, me avisa de que al introducir el móvil aceptaré un servicio de recepción de sms. Este aviso hace que la €œpseudo-estafa€ sea legal, porque me lo avisan y yo consiento. El problema es que la mayoría no leemos una letra tan pequeña, o nos confiamos de que por dar nuestro número de móvil no estamos dando la cuenta del banco€Ś !ERROR!
Pinchando en los términos y condiciones (letra aún más pequeña justo debajo de la casilla donde se introduce el móvil) vemos qué es lo que estamos contratando:

Así pues, sólo para que me digan si tengo un peso saludable y encima sin datos científicos he aceptado que me envíen una cantidad de sms a la semana, y por cada uno de esos sms yo tendré que pagar. Echemos cuentas (el mínimo y el máximo) según el listado que he aceptado:
0,35 euros/sms x 25 sms/semana = 8,75 euros/semana x 4 = 35 euros/mes (más impuestos)
1,42 euros/sms x 10 sms/semana = 14,20 euros/semana x 4 = 56,80 euros al mes (más imp.).

Y todo es legal porque YO he aceptado, he introducido mi número de móvil, me han enviado un PIN y lo he introducido de nuevo en la web.

Pero, para mí, no es una forma honrada de ganarse la vida. Para mí es una estafa. Y el hecho de que cada vez haya más denuncias reafirma mi postura.

Visto esto, un consejo: CUIDADO AL DAR EL NÚMERO DE MÓVIL POR INTERNET.

Pero, Âżcómo saber si estoy cayendo en una de estas €œestafas€ o es una web seria? Fácil: porque al dar el número de teléfono, nos llegará un sms con el PIN. Sólo cuando confirmemos introduciendo de nuevo ese PIN es cuando tendrán derecho a cobrarnos. Basta con fijarse muy bien en todos los detalles para saber si es una €œestafa€ o no.

ÂżQué hacer si ya estamos recibiendo sms?

  • Si recordamos la página donde dimos el teléfono, volver a ella, y buscar entre la letra pequeña el número al que hay que enviar un sms con la solicitud de BAJA. En su defecto, podríamos llamar al teléfono de Bajas de la empresa, pero es un 902 y suelen dejarte en espera (así que nos gastaríamos bastante más).
  • Otra opción es llamar a nuestra compañía telefónica y comentarles el problema. Son tantas las denuncias, que estas compañías están empezando a indicar el número para enviar un sms de BAJA.
  • Podemos poner una denuncia en la Oficina del Consumidor. Quizás así logremos que cesen este tipo de €œnegocios€.
  • Podemos poner una denuncia en la Guardia Civil, en su Grupo de Delitos Telemáticos. Aunque no hay que olvidar que nosotros hemos dado el consentimiento, y con esa premisa, es posible que puedan hacer más bien poco.


Y no olvidemos que éste es sólo un ejemplo, pero hay más, y saldrán más,€Śtengamos cuidado con los datos que facilitamos, ya sea por internet o por teléfono. Leamos las condiciones de todo lo que aceptamos, aunque resulte tedioso.

Siendo cuidadosos podemos evitar muchos problemas. O, dicho en palabras del gran dramaturgo inglés John Dryden: €œes mejor evitar el cebo que debatirse en la trampa€.
(Yo espero que con este artículo os hayáis ahorrado 56,80 euros al mes más impuestos).

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: