Blog autor

En las nubes

Almudena M. Vega

Guía práctica de París

Parece que en breve diremos adiós a nuestros queridos €œpuentes€. Quizás sea una buena medida. No lo tengo aun muy claro. Pero, admitámoslo, nos gustaban los €œpuentes€. Si la reforma prospera, serán como mucho de 3 días. Bueno, seamos positivos, en 3 días, si nos organizamos bien, se pueden hacer muchas cosas.

Habrá que buscar buenas guías. Os aconsejo, una vez más, visitar las bibliotecas, tienen una oferta de lo más variada.

Y, por supuesto, con sólo 3 días, habrá que buscar guías prácticas. Si no las encontramos, siempre podemos aprovecharnos de experiencias de amigos y familiares y blogs de internet y hacer una propia.

Como ejemplo, yo os voy a poner algunos consejos para aprovechar el tiempo al visitar París, ciudad por la que tengo una especial predilección.

Guías de París hay miles. Hoy vamos a ser prácticos.

Consejo 1: Torre Eiffel. Todo el mundo sabe que es imprescindible
visitarla. Pero la gente suele fiarse de las guías parisinas que indican que su parada de metro más cercana es Bir-Hakeim. Es cierto, es la más cercana (unos pocos metros menos), pero no es la más bonita. Cuando vayan a visitar la torre Eiffel, cojan el metro hasta la parada de Trocadero, salgan por la salida "Musée de l'Homme", caminen de frente hasta que se acabe el edificio que tienen a su lado, y en ese momento, giren a su izquierda. Y allí, en todo su esplendor encontrarán la Tour Eiffel. (Nota: este es uno de los lugares habituales de fotos de postal, propuestas de matrimonio y declaraciones de amor eterno). Procure ir al atardecer (cuente con unas 2 horas antes de la puesta de sol de ese día), así podrá admirar la vista tanto de día como de noche. Y por mucho calor que haga de día, lleve algo para abrigarse por la noche, el viento allí arriba sopla bastante fresquito.

Consejo 2: "París es muy caro para comer". ERROR. París es muy caro para beber. Generalmente encontramos en la mayoría de los bistrós y restaurantes menús con buena relación calidad-precio (precio medio unos 12-15 euros). El problema viene a la hora de pedir la bebida, nuestros vecinos del norte no tienen ningún reparo en cobrarnos 6 euros por un café, u 8 por una lata de cerveza. Para todos aquellos a los que el bolsillo les tira para atrás: en todos los restaurantes de París sirven una jarra de agua (el agua de París está considerada por una gran mayoría agua de buena calidad), la jarra es gratis. Si no la sirviesen, podríamos pedirla con un simple: "une garrafe de l'eau" (jarra de agua) y si empiezan a relatarnos una serie de marcas de agua deberíamos añadir "de l'eau de robinet" (agua del grifo). No confundirse cuando nos pregunten por Boisson (bebida). Para hacerse entender diríamos "Pas de boisson, seulement une garrafe de l'eau" (nada de bebida, sólo una jarra de agua).

Consejo 3: Zona Notre Dame. Todo el mundo visita la conocida catedral. Y una gran mayoría se pierde la capilla más bonita de todo París: la Sainte Chapelle. No tiene pérdida. Sitúese en la puerta principal de Notre Dame (dando la espalda a la catedral), camine recto, cruce la plaza y la calle hasta darse con el edificio que hay en frente. Ahí, gire a la derecha y camine despacio, pronto encontrará una puerta a su izquierda con policías armados, arco de seguridad y posiblemente una cola de turistas. Por ahí se entra a la Sainte Chapelle. Si puede elegir, escoja un día soleado, el espectáculo de la luz al entrar por las vidrieras no tiene comparación.

Consejo 4: Sea un parisino más. Los parisinos son tremendamente activos. Hay cursos de par-cour (moverse por la ciudad saltando todo tipo de obstáculos) todas las tardes en Les Halles. También por la tarde, hay grupos de tecktonik (TCK) (nuevo estilo de baile) junto al Museo Pompidou, por las noches, clases de tango junto al Sena, a la altura de Notre Dame, los fines de semana: el parque Luxemburgo: allí se encuentra de todo, desde tai chi hasta esgrima, incluso he visto grupos de Rugby. No sea tímido, será bien recibido.

€Ś

Teniendo en cuenta pequeños consejos, podremos aprovechar mejor nuestro tiempo, disfrutaremos de nuestros viajes, no echaremos de menos nuestros antiguos €œpuentes€ y contribuiremos (espero) a la economía del país.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: