Blog autor

En las nubes

Almudena M. Vega

14 de abril de 1912

“Cuando no tienes nada, no tienes nada que perder.”Este 14 de abril se cumplen 100 años del hundimiento del Titanic. Aquella fatídica noche se producía uno de los mayores desastres marítimos de la historia. A la mañana siguiente, nacía la leyenda.
Se han escrito libros, se han hecho películas, hay biografías, relatos, leyendas, discusiones, exposiciones, incluso dibujos animados. Y aún así, algunos devoramos todo lo que lleve el nombre del Titanic escrito en la portada.

Os he hecho una recopilación de algunas de esas obras:

Titanic (1997). Película.

La última noche del Titanic (Walter Lord).Libro.

Titanic (Martin D. Jenkins). Libro infantil.

El Titanic (Joseph Conrad). El punto de vista de un marino y escritor de la época.

Titanic: el final de unas vidas doradas. (Hugh Brewster). Centrado en los viajeros más que en el accidente.

El viaje del Titanic. (Varios autores). Ed. Bruño. Libro infantil. Diario de un niño, Jack, que nos da un punto de vista totalmente diferente.

Titanic. (Martin Jenkins). Libro con un barco desplegable. Es muy antiguo, pero si lo encontráis, merece la pena echarle un vistazo.

Esta noche en el Titanic (Mary Pope Osborne). Libro infantil. Aventuras de ida y vuelta en el Titanic. Muy divertido.

Titanic, la película animada. Una versión diferente, incluso tiene un final feliz.

El hombre que pudo salvar el Titanic (Emilio Calle). Uno de los mejores que he leído. Os sorprenderá.

El Titanic: una historia ilustrada (Don Lynch). Es de los mejores libros que se han publicado sobre el Titanic. James Cameron se basó en sus imágenes al hacer la película. Es bastante antiguo, ya no se encuentra y se cotiza muy caro en segunda mano, unos 200 euros. Por suerte, en la Biblioteca Pública de Salamanca (Casa de las Conchas) podéis disfrutarlo.

Titanic Survivor. (Violet Jessop). Libro en inglés. Biografía de una camarera de 1ª clase que sobrevivió al naufragio.

Como podéis comprobar, hay de todo y para todos los gustos.

A mí, ahora que se acerca la fecha, y que todo el mundo habla del Titanic, me sigue dando mucha pena que aquella tragedia se podía haber evitado. No fue culpa del iceberg, ni del timonel, ni siquiera del capitán, todos sabemos que fue culpa del ansia de poder y renombre, de la gula mercantil y codiciosa, de los tratos injustos e inhumanos que buscaban únicamente llenar los bolsillos de los que podían sacar provecho.

Codicia, materialismo, injusticia, avaricia,…parece que cien años después el mundo sigue sin aprender la lección.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: