Cabero original

En abierto

Enrique Cabero
Blog de Enrique Cabero. Portavoz de PSOE Salamanca

Por el nuevo Hospital Universitario de Salamanca

Reproduzco a continuación, por la extraordinaria relevancia de este asunto, la información y la propuesta contenidas en la moción sobre las obras del nuevo Hospital Universitario de Salamanca que el Grupo Municipal Socialista ha presentado al Pleno municipal de hoy. Y es que la importancia de un hospital para la sociedad no solamente depende de la mejora de la salud de la población, además permite el desarrollo profesional de sus trabajadores, transfiere tecnología e innovación y sirve como factor de desarrollo económico tanto por el presupuesto del hospital, como por la actividad económica que se produce por la atracción de pacientes de otras zonas geográficas. En nuestra ciudad el Hospital Universitario a finales de los años 80 y en la década de los 90 desarrollaba una actividad pionera en determinados campos médicos. Era el único centro de la Comunidad de Castilla y León donde se realizaba trasplante renal y de médula ósea.

Fue el primer hospital de España que realizó técnicas de implante coclear, para el tratamiento de las personas con sordera. También fue el único hospital de Castilla y León que contaba con un servicio de oncología radioterápica para el tratamiento tumoral. Otras áreas que asimismo recibían pacientes de otras zonas del territorio nacional fueron: cardiología (hemodinámica), oncología y neurocirugía. Estas actividades, hacían que el hospital estuviera dotado de alta tecnología, e incluso que fuera pionero en la aplicación de la informática a la gestión médica. En el diagnóstico por imagen, fue el primer centro que contaba con dos TAC en la Comunidad Autónoma.

En el año 1996 se finalizó el Plan Estratégico del Hospital Universitario de Salamanca. En éste, se reconocía que para potenciar los servicios médicos se necesitaban unas nuevas infraestructuras debido a la obsolescencia de las instalaciones y a la masificación de determinadas áreas. Estas nuevas instalaciones permitirían cubrir importantes déficits en las tres principales áreas: urgencias (evitar la masificación por falta de espacio), consultas externas (inadecuación de los espacios por falta de ventilación natural), y plantas de hospitalización (habitaciones con tres camas y sin aire acondicionado). Todas estas deficiencias generaban penosidad en la estancia de los pacientes, sobre todo en aquellos con patologías especialmente graves, como los pacientes oncológicos.

En el año 2002, y mediante el Real Decreto 1480/2001, de 27 de diciembre, se traspasó a la Comunidad de Castilla y León las funciones y servicios propios del INSALUD encargado hasta entonces de la gestión de la sanidad pública. Desde esa fecha es la Consejería de Sanidad la responsable de la ordenación general y del desarrollo de las actividades sanitarias en la Comunidad de Catilla y León. Corresponde pues a dicha Consejería de la Junta de Castilla y León el mantenimiento, construcción y adecuación de los edificios destinados a hospitales.

En los cuatro años siguientes a las transferencias se terminó de definir el plan estratégico del hospital. En un principio la Consejería planteó la reforma de los edificios actuales que constituyen el Hospital Universitario. El PSOE mantuvo siempre la necesidad de construir un nuevo edificio que albergase todas las instalaciones, y en otra ubicación diferente por los problemas de accesibilidad. La Consejería de Sanidad, en el año 2006, cuatro años después de las transferencias y diez años después del inicio del Plan Estratégico, presentó el Plan Director de un nuevo hospital, que se construiría en el mismo emplazamiento que el actual, abandonando la idea de la reforma.

Dicha presentación del Plan Director del hospital, que fue denominado ampulosamente como €œciudad de la salud€, se realizó por D. César Antón (consejero de Sanidad), D.  Julián Lanzarote (alcalde de Salamanca), D. Alfonso Fernández Mañueco (consejero de Presidencia) y D. Agustín Sánchez de Vega (delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca). El presupuesto era de 195 millones de euros y la superficie a construir de 200.000  m2. Se anunció como fecha de conclusión mayo de  2012, aunque se irían utilizando las áreas de hospitalización o bloques quirúrgicos a medida de que fuesen finalizándose. Por lo tanto el hospital ya tenía que estar en funcionamiento como lo está el de Burgos que fue diseñado simultáneamente al de Salamanca.

Desde el año 2007 se han venido asignando a las obras unos 30 millones de euros  anualmente, para ser exactos hasta el año 2012 se han presupuestado 143.000.000 de euros, lo que representa el 73,3%  del importe total de la obra del hospital. Si se hubiese ejecutado el presupuesto, el hospital ya tendría finalizado las áreas de hospitalización y servicios centrales (bloque quirúrgico, laboratorios, urgencias, UCI, esterilización y farmacia entre otros). También se tendría ejecutado los servicios de consultas externas, quedando pendiente la última fase de ejecución. Sin embargo, hasta la fecha solamente se ha realizado el cierre de la lavandería, con la pérdida de 64 puestos de trabajo (la ropa se lava en otra comunidad autónoma), un aparcamiento de gestión privada y un edificio de mantenimiento pendiente de dotación y que lleva alrededor de dos años de retraso en su apertura. Desgraciadamente y sin ninguna explicación solo se han ejecutado, de los 143 millones, 30.689.217, únicamente se ha invertido el 21,46% del dinero que se podía haber empleado en la construcción del hospital. En fin, la Consejería de Sanidad  ha dejado de invertir 112.300.000 de euros en el Hospital de Salamanca sin ninguna justificación.

Esto ha tenido varias consecuencias importantes, entre otras, el retraso en la implantación de nuevas tecnologías, pues siempre se han pospuesto a la realización del nuevo hospital. Entre ellas destacamos la instalación de un PET- TAC, prueba diagnóstica básica en el estudio del cáncer. El propio consejero de Sanidad, en el pleno de las Cortes del 30 de octubre de 2012, justificó la no instalación de dicho PET-TAC a la falta de espacio físico. Otras nuevas tecnologías de diagnóstico o de tratamiento y la aplicación de las nuevas tecnologías están sufriendo una demora que en muchos casos determinará el futuro del hospital.

Toda esta merma de inversiones está condicionando que muchos servicios médicos del Hospital Universitario de Salamanca que gozan de un reconocido prestigio, puedan llegar a sufrir un deterioro en la calidad prestada, con la pérdida de su condición de servicio de referencia. El Pleno del Ayuntamiento de Salamanca en la sesión ordinaria de 10 de febrero de 2012 aprobó una moción conjunta de ambos grupos políticos (PP y PSOE) instando a la Junta de Castilla y León a que se construyera y pusiera en funcionamiento los nuevos edificios del Hospital universitario. Pues bien, al día de la fecha no se ha gastado lo presupuestado para este año.

Por lo anteriormente expuesto, el Grupo Socialista ha propuesto hoy al Pleno de la Corporación la adopción de los siguientes acuerdos (el Grupo Popular ha votado en contra):

  1. Reprobar la actuación de los consejeros de Sanidad de la Comunidad de Castilla y León responsables de la no ejecución de lo presupuestado desde 2007 para las obras Hospital Universitario de Salamanca. 
  2. Instar a la  Junta de Castilla Y León para que:
    • Reconozca la deuda histórica por un valor de 112.300.000 euros que corresponde a las cantidades presupuestadas y no ejecutadas en ejercicios anteriores.
    • Añada como mínimo a la cantidad presupuestada en el año 2013, que es de 8.424.000 de euros, los 5.000.000 presupuestados y no ejecutados durante el año 2012.
    • Dote al Hospital Universitario en los planes anuales de inversión como corresponde a un hospital de referencia. En el año actual se debería adquirir un PET-TAC como en su día se comprometió el consejero de Sanidad.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: