Cabero original

En abierto

Enrique Cabero
Blog de Enrique Cabero. Portavoz de PSOE Salamanca

Periodismo y Democracia

Hace un par de semanas, con motivo del €œDía Mundial de la Libertad de Prensa€, la Asociación Salmantina de Periodistas (ASPE) convocó un acto en la plaza del Liceo. El lema elegido no pudo ser más preciso: €œSin periodistas, no hay periodismo. Sin periodismo, no hay democracia€. Elena Martín, presidenta de ASPE, leyó, con su excelente voz radiofónica, un manifiesto basado en la arquitectura constitucional del Estado social y democrático de Derecho, en el ejercicio, la promoción y la tutela de los derechos fundamentales a la luz de las libertades de información y de prensa, así como complementariamente de opinión y de expresión.

Sé por mis dedicaciones previas y actuales con cierta dimensión pública, iniciadas a mediados de los ochenta, el esfuerzo que realizan las y los periodistas y, en general, las personas que trabajan por cuenta ajena o propia para los medios de comunicación y para los gabinetes de instituciones y entidades. Durante estos años he compartido muchas experiencias, reflexiones e imágenes con profesionales excelentes. Con todo, no he debido aprender lo suficiente de ellos, pues no soy capaz de explicar en estas líneas mi alta estima por su labor y mi reconocimiento por la misma ante las dificultades de toda índole que encuentran en su desarrollo. No es una profesión para quienes no valoren suficientemente la importancia individual y colectiva de la información, para quienes no sean conscientes de que la información veraz conforma uno de los pilares básicos de la democracia, la igualdad, el pluralismo y la participación política.

Así las cosas, el manifiesto leído por Elena Martín hace un enérgico €œllamamiento a los poderes e instituciones públicos y a la sociedad española para que defiendan y promuevan la libertad de prensa, como garantía imprescindible de la democracia€. Recuerda además que en España el sector periodístico ha perdido seis mil empleos en los últimos cuatro años, así como €œla merma de las redacciones, las rebajas salariales y la sustitución de periodistas experimentados por becarios y contratados a los que se paga salarios indignos, y que difícilmente podrán resistir las presiones de los poderes si su puesto de trabajo pende de un hilo€.

Finaliza el manifiesto subrayando el €œmás firme compromiso con la defensa de la libertad de prensa€ y entendiendo €œque la mejor forma de fortalecerla es el ejercicio responsable del periodismo por los periodistas y los editores, basado en el estricto cumplimiento de las normas éticas y deontológicas y en valores como la integridad y el rigor profesional€.

Mal día fue ayer, por cierto, para la radio y la televisión públicas de titularidad estatal. El Congreso de los Diputados convalidó el Real Decreto-ley 15/2012, de 20 de abril, de modificación del régimen de administración de la Corporación RTVE. Este decreto-ley modifica la Ley 17/2006, de 5 de junio, aprobada por las Cortes Generales con un amplio consenso. Con la entrada en vigor de la Ley 17/2006 se consiguió que por primera vez RTVE y sus responsables no dependieran del Gobierno de turno. La convalidación del Decreto-ley 15/2012, que considero inconstitucional por incumplir su aprobación el artículo 86.1 de la Constitución Española, devuelve el control de la radio y televisión públicas al Gobierno, lo que supone otra evidente pérdida en la calidad de la democracia. Basta con oír los argumentos expuestos en la sesión parlamentaria por el ministro Soria para saber cuáles son los objetivos reales del Gobierno con este cambio.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: