Cabero original

En abierto

Enrique Cabero
Blog de Enrique Cabero. Portavoz de PSOE Salamanca

Otro curso duro y difícil

Es la Educación, a través de un sistema educativo público, la principal garantía para un presente y un futuro en democracia, en igualdad, en libertad, en progreso social y económico, en bienestar, para la consolidación y el desarrollo del Estado Social y Democrático de Derecho. Basta ya de recortes en Educación y de reformas impuestas que debilitan el sistema educativo público.

Está comenzando un curso escolar que, como el anterior, se presenta especialmente duro y difícil para la comunidad educativa.

 

En dos ejercicios presupuestarios, 2012 y 2013, el recorte en la financiación del sistema educativo ha superado los 5.200 millones de euros.

 

Se han sucedido y acumulado en estos meses decisiones tan graves como la reducción de plantilla, la supresión de unidades docentes, la limitación de la escuela rural, el incremento de estudiantes por aula, la desaparición de las sustituciones ordinarias de profesorado, la fuerte reducción, cuando no la supresión, de las becas y ayudas al estudio en sus diversas modalidades, la alteración sustancial o la eliminación de los programas de conciliación de la vida familiar, escolar y laboral, así como de los recursos necesarios para los refuerzos docentes y la garantía de la igualdad real.

 

Además, el actual Gobierno de España, desoyendo las propuestas de una inmensa mayoría de la comunidad educativa, ha decidido tramitar ante las Cortes Generales el proyecto de la ley Wert, de la ley de contrarreforma educativa.

 

La exagerada, inútil y antisocial subida de los precios de matrícula en las Universidades públicas, aprobada por la Junta de Castilla y León para el curso 2012-2013 y que se consolida y actualiza para el presente, y la injusta, segregadora y equivocada regulación de las becas y ayudas al estudio promulgada en 2012, endurecida en su recorte de derechos en 2013, han generado una situación insostenible, que conculca el derecho de igualdad y daña seriamente la Educación pública y su sostenibilidad académica y financiera.

 

Por si fuera poco, el Real Decreto 609/2013, de 2 de agosto, por el que se establecen los umbrales de renta  y patrimonio familiar y las cuantías de las becas y ayudas al estudio para el curso 2013-2014, y se modifica parcialmente el Real Decreto 1721/2007, de 21 de diciembre, por el que se establece el régimen de las becas y ayudas al estudio personalizadas, constituye un recorte sin precedentes al sistema de becas y ayudas al estudio y, por ello, lesiona gravemente la igualdad efectiva en el acceso a la Educación pública y en el seguimiento y la superación de los estudios correspondientes.

 

Esta nueva regulación, política y técnicamente equivocada, dificulta el acceso a las becas, minusvalora el esfuerzo personal y familiar, aunque presuma de lo contrario, y olvida la promoción y tutela de la igualdad efectiva.

 

En una coyuntura como la actual, de grave crisis económica, por el contrario, las becas y ayudas al estudio deberían ser priorizadas por el Gobierno de España y la Junta de Castilla y León, porque son la mejor garantía para que la situación económica de una familia no condicione la formación de sus miembros en los diversos niveles educativos, también obviamente en la Educación superior.

 

Por ello, tras el referido endurecimiento de los requisitos por parte del Gobierno de España para acceder a una beca en la convocatoria estatal, la Junta de Castilla y León, entre otras decisiones y como ha propuesto el Grupo Socialista, tendría que proceder a realizar una convocatoria autonómica que no sea complementaria de la estatal, a fin de mantener los requisitos para obtener una ayuda existentes en las universidades hasta el año 2011.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: