Cabero original

En abierto

Enrique Cabero
Blog de Enrique Cabero. Portavoz de PSOE Salamanca

La lacra del paro y la despoblación

La despoblación y el desempleo constituyen los principales problemas de Castilla y León. Se han ido agravando notablemente por falta de medidas y si no se reacciona de manera inmediata y firme se puede alcanzar el punto de irreversibilidad.

Por eso, el Partido Socialista de Castilla y León y las Juventudes Socialistas acaban de presentar un nuevo programa para luchar contra esta lacra (http://www.psoecyl.com/web/dicen2.php?not=933). Se insiste así en la necesidad de abordar de una vez estos asuntos con seriedad y compromiso, conscientes del fracaso del Partido Popular, que lleva gobernando en nuestra Comunidad Autónoma desde hace veintiséis años.

 

Castilla y León ha visto reducida su población entre 2011 y 2012 en más de 38.000 habitantes, lo que la convierte en la que más ha perdido de España. Casi la mitad de los municipios tienen menos de un 5% de menores de quince años, lo que anuncia un futuro nada prometedor al respecto (http://www.psoecyl.com/web/archivos/doc/documento_20140210130226doc.pdf). En estos dos últimos años, además, Castilla y León se ha convertido en la Comunidad Autónoma que más empleo ha destruido: un 8% en general y un 12% del empleo a tiempo completo. Se plantea, por ello, la revisión en profundidad de la llamada “Agenda de la Población” y de las políticas activas de empleo, así como la derogación de la reforma laboral y la supresión de los recortes, que han aumentado el paro y acelerado la pérdida del empleo estable y de calidad.

 

La situación del paro y de la despoblación en Salamanca exige una respuesta institucional urgente que cuente con la participación en su definición y ejecución de los interlocutores sociales y ciudadanos. La EPA sitúa el paro en nuestra provincia en el 23,08% y, también según el Instituto Nacional de Estadística (www.ine.es), la población se ha vuelto a reducir. Los datos son durísimos. En 2012 Castilla y León perdió 26.203 habitantes, por lo que fue la comunidad autónoma en la que disminuyó más la población (de cada cinco habitantes perdidos en España, uno corresponde a Castilla y León). Todas las provincias castellanoleonesas bajaron y ocho de ellas se hallan entre las doce que más lo hicieron. La ciudad de Salamanca continúa la tendencia de los últimos años y pierde 2.520 habitantes, quedando en los 149.528, que son 10.887 menos que en 2004. La provincia de Salamanca acelera su despoblación y tiene ahora 345.548, es decir, 5.016 habitantes menos que en 2012 y 9.060 menos que en 2009.

 

La disminución de la población dificulta notablemente la financiación de Castilla y León y complica al extremo el mantenimiento de los servicios que conforman los pilares del Estado Social, así como el desarrollo socioeconómico, la dinamización empresarial, la captación de inversiones y, en definitiva, la creación de empleo. La despoblación supone asimismo la pérdida de peso en los ámbitos político, social, empresarial y mediático, por lo que conduce a la irrelevancia.

 

Se demuestra, por consiguiente, que las valoraciones sobre este asunto realizadas por el Partido Socialista de Castilla y León, manifestadas insistentemente por su Grupo Parlamentario en numerosos debates en las Cortes, lejos de ser alarmistas, como decían algunos, debían haberse tenido en cuenta.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: