Cabero original

En abierto

Enrique Cabero
Blog de Enrique Cabero. Portavoz de PSOE Salamanca

La conservación del patrimonio cultural de Caja Duero

Han transcurrido más de ciento treinta años desde la fundación de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Salamanca, muy posteriormente de Salamanca y Soria y después Duero, una entidad caracterizada por sus profundas raíces salmantinas y por acoger en su actividad, además de las facetas propias de las operaciones financieras, las más variadas manifestaciones culturales, desde las artes plásticas a la arquitectura, la literatura o la música.

El planteamiento holístico seguido en su relación con Salamanca a la hora de abordar sus potencialidades llevó a Caja Duero a interesarse por la adquisición y el cuidado del patrimonio histórico y artístico, así como por el fomento de la enseñanza de las artes y la creación cultural.

 

También sobresalió su denuedo por el amparo del patrimonio documental, valorando con acierto la relevancia de los archivos históricos vinculados a figuras e instituciones salmanticenses destacadas, accediendo a su conservación mediante una pensada política de adquisiciones.

 

Tampoco debe olvidarse que la misma entidad se ha convertido en generadora de un gran patrimonio documental, nacido de su labor histórica económica y social, que deviene en nuestros días de importancia para la investigación científica y, en definitiva, para conocer con detalle muchas dimensiones de la realidad salmantina.

 

Por esta razón, el Pleno del Ayuntamiento de Salamanca aprobó ayer por unanimidad, tras la presentación de una propuesta al respecto por el Grupo Municipal Socialista, transformada en una moción conjunta de los dos Grupos Municipales, el Popular y el Socialista, “encomendar al Gobierno municipal de Salamanca la realización de las gestiones oportunas para garantizar que el patrimonio histórico, artístico y documental perteneciente a la antigua Caja Duero se conserve enteramente y con los fines culturales y sociales que viene cumpliendo, permaneciendo aquellos bienes que lo conforman, y que se encontraban en Salamanca en el momento de la fusión de Caja Duero y Caja España, vinculados de manera permanente a nuestra ciudad”.

 

Y es que el patrimonio cultural de Caja Duero y su Fundación encuentra en Salamanca su lugar de origen y referencia, aunque dispone asimismo de presencia significativa en Soria y en el resto de Castilla y León, además de en otras Comunidades Autónomas, como Extremadura. Sirva de ejemplo el fondo existente en la Escuela de Nobles y Bellas Artes de San Eloy, muestra indiscutida de las instituciones culturales que hallaron la adopción y el mecenazgo de la Caja.

 

En sus instalaciones está disponible, debidamente catalogada, la documentación perteneciente al gremio salmantino de plateros (siglos XIV al XIX), la relativa a las obras pías fundadas por Pedro Vidal en el antiguo convento de Sancti Spiritus (con pergaminos antiguos, algunos de mediados del siglo XV), la surgida de la propia Escuela (partituras y documentos administrativos de los grandes músicos que pasaron por ella, como Tomás Bretón, Antonio Salieri, Martín Sánchez Allú, Felipe Espino; también documentos de su sección de pintura, que contó con profesores como Mariano Sánchez Álvarez del Manzano o Zacarías González; etc.), el inventario del patrimonio mobiliario artístico de la Iglesia Católica en Castilla y León, las actas de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Salamanca, la biblioteca del obispo Jarrín (con las obras completas de Torres Villarroel) y, naturalmente, el fondo de arte. Merecen igualmente una mención especial, por supuesto, los legados culturales de Zacarías González, del que actualmente es propietaria la Fundación Caja Duero, y de Juan Antonio Gaya Nuño (ubicado en Soria), la colección de manuscritos del rey Alfonso X el Sabio (con cinco originales únicos de la crónica general vulgata de la “Estoria de España”) y, en fin, los bien conocidos bienes inmuebles patrimoniales.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: