Cabero original

En abierto

Enrique Cabero
Blog de Enrique Cabero. Portavoz de PSOE Salamanca

Igualdad y trabajo autónomo

Esta semana ha tenido lugar en Madrid el €œII Congreso del Trabajo Autónomo y la Empresa Individual€, promovido por la Red Universitaria del Trabajo Autónomo, que se constituyó en Salamanca en 2009. Han resultado muy interesantes los debates y las propuestas realizadas para impulsar y respaldar el trabajo autónomo (algunas las he planteado a nivel municipal hace unos meses para Salamanca, como el €œimpuesto cero€ para nuevos emprendedores, la agilización de trámites administrativos para las iniciativas empresariales y para los pagos pendientes a los autónomos y pequeñas empresas, etc.), uno de los principales motores socioeconómicos del tejido empresarial en España. La participación de representantes de asociaciones profesionales del trabajo autónomo ha enriquecido el desarrollo de las sesiones.

El punto de partida ha sido lógicamente la proclamación de que €œLos trabajadores autónomos tienen derecho al ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas reconocidos en la Constitución Española y en los tratados y acuerdos internacionales ratificados por España sobre la materia€.

Así lo afirma la Ley del Estatuto de Trabajo Autónomo de 2007, una norma pionera e innovadora para cuya aprobación fueron fundamentales las reivindicaciones de las asociaciones profesionales del sector y, entre estas, las de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos, de la que es secretario general Sebastián Reyna, que intervino ayer en este Congreso. Se remarcó de esta forma que los derechos fundamentales y libertades públicas de los que son titulares los trabajadores autónomos como personas rigen plenamente en su régimen profesional.

Sobresale de entre ellos el derecho fundamental de igualdad, que informa desde perspectivas diversas los derechos individuales de la persona trabajadora autónoma en el marco del ejercicio de su actividad profesional:

- A la igualdad ante la ley y a no ser discriminado, directa o indirectamente, por razón de nacimiento, origen racial o étnico, sexo, estado civil, religión, convicciones, discapacidad, edad, orientación sexual, uso de alguna de las lenguas oficiales dentro de España o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

- Al respeto de su intimidad y a la consideración debida a su dignidad, así como a una adecuada protección frente al acoso sexual y al acoso por razón de sexo o por cualquier otra circunstancia o condición personal o social.

- A su integridad física y a una protección adecuada de su seguridad y salud en el trabajo.

- A la conciliación de su actividad profesional con la vida personal y familiar, con el derecho a suspender su actividad en las situaciones de maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia y adopción o acogimiento.

- A la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, de conformidad con la legislación de la Seguridad Social, incluido el derecho a la protección en las situaciones de maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia y adopción o acogimiento.

Evidentemente el Estatuto del Trabajo Autónomo busca de esta manera la mayor aproximación posible entre las soluciones normativas sobre igualdad efectiva de mujeres y hombres aplicadas a la prestación de trabajo asalariado y las correspondientes al trabajo autónomo. Se llega incluso a contemplar que €œEn relación con el derecho a la igualdad y no discriminación por razón de sexo se estará a lo previsto en la Ley Orgánica para la igualdad efectiva de mujeres y hombres€.

Estas previsiones se ven complementadas con otras relativas al régimen profesional del trabajo autónomo económicamente dependiente, como los preceptos dedicados a la conciliación de la vida familiar, personal y profesional y, naturalmente, a las mujeres trabajadoras autónomas víctimas de violencia de género.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: