Cabero original

En abierto

Enrique Cabero
Blog de Enrique Cabero. Portavoz de PSOE Salamanca

Aquella salvaje pesadilla

“¿Qué será de mi España cuando despierte de esta salvaje pesadilla? Al final no quedará piedra sobre piedra, ni vivos que puedan enterrar a los muertos”. Así se refería Miguel de Unamuno en 1936 a la guerra civil, a la guerra de España, desde una Salamanca en la que, según decía, “no hay guerra, sino algo peor, porque se oculta en el cinismo de una paz en estado de guerra”. La expresión “Esta salvaje pesadilla” dio título a un libro excelente, cuya lectura recomiendo encarecidamente, que estudia lo sucedido en aquel momento en esta ciudad (su subtítulo es “Salamanca en la guerra civil española”), coordinado por Ricardo Robledo y prologado por Josep Fontana.
El 7 de octubre se cumplirá un año de la aprobación por el Pleno del Ayuntamiento de Salamanca de la moción del Grupo Municipal Socialista por la que se dejó sin efecto el procedimiento secreto e ilegal que privó a Miguel de Unamuno de su condición de concejal. Aquel acuerdo propició la celebración de 2012 como “Año Unamuno” y la posterior concesión a don Miguel de la Medalla de Oro de la ciudad y del título de Hijo Adoptivo.

Quedaba pendiente, no obstante, como recordé entonces, con motivo de esta relevante tarea democrática de reconocimiento institucional y ciudadano, así como de recuperación plena de la normalidad constitucional, el homenaje igualmente en 2012, a los ediles que, tras ser elegidos por los salmantinos, fueron también, en aquellos terribles días de 1936, privados de sus cargos (Antonio Juventino Casado San José, Manuel García Puente, Antolín Núñez Bravo, que era presidente de la Diputación Provincial, Fidel Olivera García, Primitivo Santa Cecilia Rivas, Julio Sánchez Salcedo, Enrique Santos Mirat y Pablo Sotés Potenciano) y algunos además asesinados, como el alcalde Casto Prieto Carrasco o los concejales Manuel Alba Ratero, Luis Maldonado Bonatti y Casimiro Paredes Mier. El Grupo Municipal Socialista propuso la realización de un homenaje institucional en mandatos municipales previos y se rechazó por el Pleno.

Por fin, el próximo domingo, 30 de septiembre, a las 11 de la mañana, tendrá lugar un acto de reconocimiento al alcalde y los concejales asesinados, organizado por el Ayuntamiento y la Asociación Salamanca Memoria y Justicia. El marco de este recuerdo ciudadano será la plaza del alcalde Casto Prieto Carrasco, en el barrio de Puente Ladrillo, enlazándolo así con el homenaje promovido por el alcalde Jesús Málaga Guerrero, cuando el Ayuntamiento dedicó esta plaza al alcalde asesinado, así como el centro de salud trastormesino situado en la plaza del maestro Tárrega.

Recomendaba antes la lectura del libro “Esta salvaje pesadilla” y ahora lo hago especialmente del capítulo preparado por Ricardo Robledo sobre las cartas escritas por Casto Prieto Carrasco desde la cárcel. Emociona leer las reflexiones y los sentimientos de aquel catedrático de la Facultad de Medicina cuyo único delito, común al de sus compañeros de Corporación, había sido ser elegido democráticamente por sus conciudadanos.

Hasta el domingo, en la plaza del alcalde Casto Prieto Carrasco.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: