Victorino original

Elojoketemira

Victorino García Calderón
Blog de Victorino García

La Palabra del Pueblo en las Plazas

Cualquiera que haya leído u oído a José Luis San Pedro en días pasados, debiera reconocer que las tres pes que figuran en negrita en el epígrafe, son el símbolo de algo grande que está pasando en nuestras calles y plazas, y que algunos han dado en llamar 15-M.

Esta apelación se la ha dado la prensa. Una prensa que, como todos, quedó atónita cuando miles de personas el 15 de Mayo salimos a la calle a gritar lo que ya era un clamor en los foros de Internet. Los políticos no sabían cómo apropiarse, utilizar, rentabilizar, o, simplemente, defenderse de semejante forma de ejercer de Pueblo (prefiero llamarlo así que 'Spanish Revolution', que me suena a 'yanque'), los medios de comunicación, al principio, la apoyaron y transmitieron en directo, para pasar después a intentar abortarla, menospreciarla, e incluso a compararla con el terrorismo-golpista-que-dirige-rubalcaba, incluso con los 'perro-flautas'.

Los nuevos parlamentos surgidos en la pasadas elecciones no pudieron con ella, ni siquiera a mamporros de policías-infiltrados-de-paisano al más puro estilo tardo-franquista o de cualquier régimen que tenga miedo, miedo a oír la verdad, miedo a que descubramos que son unos intermediarios de los intereses del dinero al que están dispuestos a servir, miedo a que les enseñemos el abismo que han abierto entre ellos y los que les votábamos o les siguen votando, porque costó mucho tener esto que €œllaman democracia y no lo es€ (a algunos nos lo van a decir). Es el mismo miedo que tuvieron y tienen otros regímenes no democráticos del pasado y actuales.

Es verdad que es pronto para hacer una evaluación serena y profunda de lo que está ocurriendo en las Plazas (en Palabras del artista islandés que ha llevado a los tribunales a los responsables de la crisis en aquel país: €œVds. llevan apenas unas semanas, nosotros llevamos tres años€).

Nos tenemos que dar tiempo, les tenemos que dar tiempo, para asimilar lo realizado sin que ello conlleve la concesión, tenemos razones para la protesta, lo saben, y, sobre todo, tenemos las armas: el deseo de un mundo mejor, más justo y democrático, nuestras manos abiertas, y, sobre todo, la NO VIOLENCIA -nada nuevo en la Puerta del Sol- somos unos imitadores de Gandhi y nos enorgullece reconocerlo.

Es patético comprobar que €œellos€ están ufanos de restregarnos por nuestros morros sus exagerados beneficios, de mostrar sin pudor cómo crecen las diferencias sociales en tiempos de crisis, de cómo pagamos armamentos y guerras sin cuartel y sobre todo de cómo los políticos que debieran entender que defender al Pueblo de los ataques de la usura, es el mandato para el que fueros elegidos y no al contrario.

Las manifestaciones habidas en Salamanca el 15-M y el 19-J han sido, con mucho, las más importantes desde que murió el autoritario, perdón, el dictador (en qué o quién estaría yo pensando) todo un ejemplo de civismo y democracia (Poder del Pueblo -en griego- parece mentira que haya que recordarlo cada día) y representan el deseo de muchos miles de salmantinos, más de los que salimos a la calle en ambas convocatorias y, mientras tanto, la Plaza de la Constitución ha sido un verdadero foro al viejo estilo romano en la que se ha discutido y se ha hecho uso de la Palabra para hablar de nuestro futuro en el que estoy seguro que seremos más, sólo hay que perder el miedo, el mismo que tienen €œellos€ y que les tiene atenazados por mucho que se escuden en sus dictatoriales €œmercados€.

No quisiera terminar sin hacer una propuesta: conseguir sentar en el banquillo a los responsables de esta situación, no sólo la los españoles, sino la de todos los seres humanos de bien, y que paguen por ello, utopías más grandes se han hecho realidad.

Victorino García Calderón
Profesor y fotógrafo

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: