Victorino original

Elojoketemira

Victorino García Calderón
Blog de Victorino García

El 'sindiós'

€œTenemos que ser capaces todos de devolver a la sociedad algo de lo que nos da€ Ana Botella (alcaldesa de Madrid)€œEsto me va a costar una huelga general€ Mariano Rajoy (presidente del gobierno)€œNo deseo tener un conflicto con la Unesco€ Alfonso Mañueco (alcalde de Salamanca)

Después de los evidentes engaños a los que nos hemos visto sometidos durante la pasada campaña electoral por parte de los partidos (unos más mentirosos que otros, sólo dependía de lo que se jugaban) nos vemos inmersos en una vorágine de jabones post-electorales que intentan limpiar, la imagen (cara) que se les ha quedado. A unos con lo que dejaron y a otros con lo que se encontraron.

Unos nos han dejado una España que no merecemos por no haber tomado las medidas a su tiempo: en la primera legislatura de Zapatero, en la que ya se debiera haber cortado la especulación del ladrillo de raíz y en la segunda: por no dar su brazo a torcer.

Otros, nos quieren hacer creer que no sabían lo que se iban a encontrar. Si no lo sabían es porque no quisieron saberlo y no lo quisieron saber porque no les interesaba que los votantes lo supieran. Dejaron que la bola de nieve rodara y rodara con el único fin de llegar al poder, a costa de que la bola estallara delante de nuestras narices, de las suyas supongo que no ya que, como sabían que iba a explotar se callaron lo que están haciendo ahora, y siguen callando lo que harán después.

Un guardia civil se cabreaba muchísimo en una película: €œesto es un sindiós€ decía mientras disparaba al sol por salir por el lado contrario al de todos los días, en la tan disparatada y delirante como impredecible película de José Luis Cuerda: Amanece que no es poco.

Pues eso, un €œsindiós€ es lo que nos toca vivir estos días llenos de declaraciones, que de puro inconsecuentes son tremendamente ofensivas a los ojos de cualquier persona cabal. Las citas arriba indicadas, muestran a las claras, además de una estulticia digna de mención, una mala baba que da repugnancia. La de Botella es para enmarcar: hace una llamada para que, una vez que han quitado de en medio a cientos de funcionarios que cumplían con su obligación, sus puestos sean ocupados por €œvoluntarios€. Pero señora, Âżpueden ser voluntarios los bibliotecarios? Âży los gestores de los €œcontenedores€ culturales que costaron millones al erario público en un derroche sin precedentes? Âżqué voluntarios pondrá a impartir clase en los cientos de puestos de profesor de escuela pública que se han quedado en la calle? Pero€Ś Âżse habrá creído esta señora de ex presidente  que somos todos de su condición?

Rajoy - Huelga

La de Rajoy hay que mirarla en otro sentido: €œCon lo callado que se lo tenía, y va, y lo suelta delante de las cámaras€. Señor presidente: le haremos una huelga y dos si hacen falta, todas las que Vd. quiera, a mandar, que para eso, para ser presidente, engañó a sus electores. Y aunque es seguro que no leerá mis palabras escritas en de provincia de ínfima categoría para su altísimo cargo, no se preocupe más por no decir lo que piensa hacer con los de siempre, mientras la Iglesia recibe más trescientos millones de euros mensualmente, y andan para atrás en asuntos como el aborto o la Educación para la Ciudadanía, la banca se va de rositas€Ś y esto es sólo el principio Âżverdad?

Mañueco, plaza de los Bandos, SalamancaPor último sin desmerecer a lo anterior, el Sr. Mañueco, a la sazón nuevo alcalde de esta ciudad, enmienda la plana al anterior: el Sr Lanzarote, como si fueran de distinto partido o de galaxias lejanas. No es que no me alegre que la luchas que hemos realizado los ciudadanos no hayan caído en saco roto, me alegro y muchísimo, es que parece que nadie tiene la culpa de decisiones tan caciquiles como la del aparcamiento de la Plaza de Lo Bandos, Adoratrices y un largo etcétera. NO SEÑOR MAÑUECO, NO, ASÍ NO SE HACEN LAS COSAS, sea valiente y diga claro quiénes fueron los culpables de esas decisiones, algunos los tiene Vd. al lado en la presente corporación, y no se escude en las amenazas de la Unesco: ya se lo dijo alto y claro, en su día, la Asociación para la defensa del Patrimonio. Al €œSr. de la Lanza€ ya le han premiado su €œmaravillosa€ gestión con un nombramiento como senador en la Villa y Corte, mientras, deja una Salamanca llena de más €œcontenedores€ culturales inoperantes o que lo serán en breve, por aquello de los recortes, oiga., tales como el Multiusos (qué gran contrasentido su nombre), el CAEM, cerrado más de trescientos y muchos días al año, el museo €œnonato€ del Cerro de San Vicente, entre otros. Pero el que más me duele es el DA2, al que está dejando morir de inanición y del que otro día hablaré, sin resentimiento, por supuesto.


Victorino García Calderón
Maestro del mirar.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: