E blazquez 80x111 original

EL JARDÍN DE HÉRCULES

Eduardo Blázquez

TOMÁS GARCÍA, DESDE LOS LABERINTOS ABSTRACTOS DE GREDOS

Atomas4 detail

Tomás García es un creador determinado por las poéticas sombras iluminadas de la Sierra de Gredos. Nació en El Hornillo, espacio esencial para iniciarse como artesano intelectual; entre las formas y los aromas del Valle del Tiétar, se encuentra ante la obra de Gerardo Rueda que, entre sus valiosas influencias, le permite introducirse en la dimensión abstracta de un proceso creativo repleto de imaginación, para mostrar la fuerza del Neoplasticismo y de la Abstracción geométrica, para ensamblarlo con la labor artesanal y redimir las mansiones alegóricas que construye.

 

En sus obras se presenta con fuerza el laberinto de sus juegos infantiles fundido con el laberinto de Dédalo, que transforma en nuevos universos, espacios dionisíacos iluminados por la luz interior de Tomás.

 


1.- ¿Cómo se inició en el arte?  Cuéntenos su inclinación por la escultura.

Es complicado precisar mis inicios en el arte. Siempre ha estado presente y cercano a lo largo de mi vida. Desde muy niño me gustaba copiar a lápiz cualquier dibujo o reproducción que veía en libros y enciclopedias, copiar con lápices de colores y ceras paisajes del natural de nuestra querida tierra.

 

Otra de las actividades que realizaba era dar forma con una navaja a los trozos de corteza de pino haciendo barcos y con ramas de pino o cerezo realizaba pequeñas piezas simulando animales, cabezas de personas u otros objetos cotidianos. Más tarde, a la hora de decidir profesión y estudios superiores tuve la duda de matricularme en Bellas Artes ó Arquitectura. Decantándome al final por esta última. Nunca dejé de realizar pequeñas cosas en barro, madera u otros materiales que estaban a mi alcance. La pintura y el dibujo me gustaban pero me sentía mejor realizando esas pequeñas piezas y conseguir volúmenes y formas tridimensionales.

 

Durante varios años, por mi profesión fui recogiendo hierros, maderas y restos de demoliciones que me gustaban ( tenían “un algo”) Un día tuve la oportunidad de adquirir un local donde guardarlo todo y tener un espacio en el que poder trabajar y crear. Esto pasó en el año 2001 y ahí puede decirse que comenzó mi camino en el mundo del arte de una forma más continuada.

 

 

2.- ¿Qué maestros influyen en su obra?

No puedo decir que mi obra esté influenciada por algún artista en concreto. Recuerdo con emoción, siendo muy joven, la primera vez que pude contemplar “El Gran Profeta” de Pablo Gargallo. Pensé para mí “ esto es lo que yo deseo hacer en mi vida” siendo  Gargallo el primer escultor que me impresiona. Unos años más tarde, tengo la suerte de conocer a Gerardo Rueda, y trabajar durante varios años en su estudio. Esta experiencia me marca, me aleja de mis trabajos y ocupaciones anteriores y me pone en contacto con otro tipo de arte para mí desconocido. En este tiempo aprendo y asimilo el oficio. Indago y perfecciono en la manera de realizar las obras. Entro en contacto con la obra de Julio González, Oteiza, Chillida…

 

 

3.- ¿Qué repercusión tiene en las creaciones El Hornillo y el Valle del Tiétar? ¿Qué paisaje destacaría de su pueblo?

Aunque ya hace bastante tiempo que mi vida transcurre en Madrid, siempre existe un poso de las vivencias y experiencias ocurridas en El Hornillo. Allí entré en contacto y trabajé tanto la piedra como la madera y los materiales cercanos a la ocupación de mi familia, la construcción.

 

Mis orígenes, el sabor de la tierra, la naturaleza del Valle del Tiétar son componentes importantes en mi proceso de creación.

 

Vivimos en una zona donde es difícil explicar la línea horizontal como la línea de nuestro horizonte. La sierra de Gredos me impacta, El Hornillo es un pueblo cerrado por la parte sur, por el monte de La Cancha, que nos cierra el horizonte y nos separa de Arenas. A mí me gusta, caminar, subir hacia la sierra y ver cómo se va abriendo el paisaje y van apareciendo  a lo lejos las vistas del Valle del Tiétar.

 

 

4.- Háblenos de su proceso creativo.

No tengo un método o proceso que se repita. La creación es para mí algo intuitivo, momentáneo, que luego se va consolidando y va tomando forma. A veces, encontrar una pieza, un hierro, un objeto, me induce a construir algo alrededor de él, acompañarlo, integrarlo dentro de un grupo. Otras, el proceso es contrario. Varias piezas o trozos de hierro anónimos se juntan para formar una obra. La creación surge así `para mí como un reto personal que me hace dar diferentes pasos, tomar distintas decisiones , que me llevan a la obra que yo deseo. Este proceso es para mí un disfrute, el tiempo no existe, no cuenta mientras se está creando. A veces, los resultados no son los deseados y surgen entonces las zozobras, las dudas y las horas bajas.

 

 

5.- Indique su gran sueño.

El gran sueño de mi vida artística sería poder dedicar a esta actividad mucho más tiempo del que le dedico actualmente, poder trabajar intensamente y de una forma cotidiana. También, disponer del espacio  que me permitiera exponer mi obra y darla a conocer al público.

Comentarios

Julio José Torres 09/09/2015 22:56 #2
Magnífico trabajo ¡Enhorabuena!
Asunción Ramírez 09/09/2015 13:30 #1
He tenido la suerte de poder asistir a la última exposición de este gran artista en Arenas de San Pedro y me ha impactado su obra. Las formas, los colores, las dimensiones..., todo fluye y se combina armoniosamente.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: