E blazquez 80x111 original

EL JARDÍN DE HÉRCULES

Eduardo Blázquez

ROSA DE LAS HERAS

Aaarosaheras3 detail

ROSA DE LA HEREAS, doctora innovadora y vanguardista por su perfil investigador. En la entrevista, Rosa, logra describir y dar luz al mito de las Hespérides, podemos imaginarnos el mantón de manila como jardín mítico; al tiempo, recorremos las películas de Carlos Saura, como Flamenco-Flamenco, para encontrarnos la unión de las bailarinas con los árboles, con la Naturaleza, analogías esenciales para llegar a Rosa de la Heras, dama de gran talento (desplaza y mueve la bata de cola como una diosa). Rosa ha logrado llevar a la Docencia Universitaria, su rigor científico y su alma creadora.

    

 

1-¿Qué papel tiene la Danza Española en la cultura del siglo XXI?

 

Muy buena pregunta. Me encantaría pensar que la Danza Española va a ocupar un lugar relevante en la cultura del S.XXI. No obstante, como dijo Marienma: “la Danza es la cenicienta de las Bellas Artes” y no menos lo es la Danza Española. La Danza Española es parte de la Cultura del país, pero también debería ser parte de la Educación. ¿Es  posible una Educación sin Cultura?. El modelo medieval que sobrevalora lo teórico en detrimento de lo práctico, sigue estando vigente en el S.XXI, tanto para la Música como para la Danza. La separación de los estudios entre Universidad-Conservatorio, no nos ha ayudado en ningún aspecto y esto ha repercutido, en no otorgar a la Danza su lugar merecido desde los distintos estamentos. Espero que esta situación cambie, y que en España, desde la Educación general, se puedan conocer la riqueza y variedad de danzas que conviven en España, desde la jota Aragonesa, las sardanas, las muñeiras y las sevillanas. Pues la Danza Española es sin duda, una seña identitaria de la cultura Española.


2-¿Cómo valora su labor docente en la Universidad? ¿Qué aporta?

 

En realidad la valoración sobre mi labor en la universidad le correspondería responder a otras personas. Lo que sí puedo decirte, es que en este momento mi papel en la UNIR, se centra principalmente en aspectos docentes y de investigación relevantes a la música, aunque poco a poco me van llegando también materias y TFG (trabajos de fin de grado) relacionados con la Danza. Por supuesto, mi visión es siempre multidisciplinar: música-danza, pues la danza no deja de ser (entre otras muchas cosas) una forma de Expresión Musical. Por otra parte, participo como ponente en distintos congresos organizados por diversas universidades: en investigación en danza y en flamenco. También participaré como miembro de tribunal de una tesis doctoral sobre baile flamenco en la Universidad de Sevilla.


 La danza siempre ha ido un paso por detrás de las Artes. Ten en cuenta que en España, no está incluida en los planes de estudios obligatorios. No obstante, se está empezando a notar una cierta sensibilización hacia la Danza y se está empezando a incluir como Grado en algunas Universidades.

 

  

 

3-Cuéntenos los mejores momentos de su trayectoria artística.

 

Cada momento ha sido especial y único. Puedo decir que he tenido la suerte de estar siempre en el lugar en el que quería estar, con lo que ese lugar, en ese momento, era el mejor para mí. Tengo muchos recuerdos de risas, de llantos, los nervios del directo, la responsabilidad por la prensa en un estreno, las emociones de los nuevos proyectos, el hambre, la falta de sueño, el cansancio por ensayos o por los viajes en autobús, furgoneta, avión.., las dificultades con los idiomas (el Japonés se me resistía más que el Inglés). Momentos en los que te sentías importante, pues artistas internacionales querían conocerte (Gloria Estefan, Madonna, Sting… ) y momentos en los que creías que no valías nada, pues nadie te contrataba. En cualquier lugar (platós, tablaos, festivales, teatros) y compañías, he tenido momentos buenos (artísticamente y/o emocionalmente) y malos. Supongo que es la montaña rusa, que acompaña a toda carrera artística. Uno de los aspectos más gratificantes es sin duda, el viajar, conocer lugares, gentes y el público. Una forma de vida. Vivencias y experiencias que con otra profesión, probablemente nunca hubiera tenido.

 

4-¿Quienes son los grandes bailarines del siglo XXI?

 

En principio no había pensado en contestar a esta pregunta con nombres concretos, por aquello de no querer dejar a ninguno olvidado y sobre todo, porque no me identifico con lo de “grandes”. Sin embargo, y atendiendo a mi deformación profesional como docente, creo que cierta información puede ser últil pensando en los posibles lectores. Voy a hablar de algunos bailarines que hoy en día están en activo en la Danza Española, Flamenco y algo de Contemporáneo:


Existe en estos momentos bailarines que trabajan la danza más conceptual, como puede ser Israel Galván en Flamenco y la compañía de Pina Bausch en Danza Contemporánea. También está la danza Española que fusiona estilos, que fue iniciada en el S.XX por Joaquín Cortés y que hoy en día la desarrollan bailarines como, Rocío Molina, Rojas y Rodríguez, Concha Jareño, Rafaela Carrasco, Olga Pericet, Daniel Doña… y la Danza Teatral iniciada por Antonio Gades, Luisillo, Rafael Aguilar en el S.XX y que hoy la evolucionan artistas como Sara Baras, Eva la Hiervabuena e Isabel Bayón. Y por último, la Danza más tradicional del Flamenco con bailaores como Alfonso Losa y María Juncal.

 

   

 

5-Narre su visión del Jardín de las Hespérides.

 

¡Menudo salto! ¡Hemos pasado del flamenco más ortodoxo a la mitología Griega!...


La imagen transmite movimiento y relajación al mismo tiempo. Mujeres situadas coreográficamente como si de tres estilos de danza se tratara. A la izquierda tenemos la expresión musical, la lira como instrumento del dios Apolo, que evoca a lo divino, una mirada hacia lo celestial. Como oposición de esa iconografía, tenemos la serpiente, reptil terrenal, símbolo del pecado que envuelve a la ninfa central, la cual le ofrece su mano. A la derecha, como si un silencio musical se tratara, y al margen de lo que acontece, aparece la tercera ninfa descansado. Toda esta coreografía postural está envuelta en una escenografía paisajística cuyo centro espacial es el tronco de un árbol, con decorados frutales, aves y mar al fondo, que evoca momentos de frescura, paz y tranquilidad.

Comentarios

FIOREN 08/02/2015 12:07 #1
Comparto plenamente uno de los "caballos de batalla" de Rosa, ahora vivido desde el otro lado del espejo como docente universitaria, que es el mismo que el del autor de este blog, por otra parte. Es decir, el olvido de una de las artes fundamentales que comprenden las Artes Escénicas en los estudios académicos universitarios y en la investigación, pero también entre los propios profesionales de la danza, para quienes, hasta no hace mucho, no existía la Historia del género más allá del siglo XIX. Pues hete aqui que hay vida antes de Giselle y Nijinska, en la danza griega para amenizar simposios, en la danza atlética y gimnástica romana, pasando por la del Phersu etrusco, en la danza "española" del siglo XVII que se bailaba con castañuelas, en los bailes coreografiados del Renacimiento de Catalina de Medici y en el baile institucionalizado en torno al epicentro de la sociedad barroca por excelencia, del rey Luis XIV, perfectamente milimetrado tal y como recogen los testimonios de teóricos como el jesuita Menestrier. Lo dicho, no sólo Rosa, sino que hay que reconocerle a Eduardo el trabajo vanguardista de insertar la danza en los programas académicos y en la investigación actual. Enhorabuena a ambos.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: