E blazquez 80x111 original

EL JARDÍN DE HÉRCULES

Eduardo Blázquez

RAMÓN ANTÓN LLEVA LA POLICÍA NACIONAL AL MUSEO DEL PRADO

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaramon detail

Ramón Antón y su hijo mayor admiran la pintura, la viven, es decir, celebran la unión de las armas y las letras. Ramón se inclina por Las Lanzas, admira a Velázquez; su hijo Ramón siente pasión por Picasso, su rostro ante El Guernica no lo olvidaré, deslumbrado y en éxtasis, saboreó el gran cuadro cubista; esta capacidad de emoción y de análisis del niño responde a la formación cuidada de un Policía y una Guardia Civil, ambos vigilan y se esmeran en educar a sus hijos desde la cultura transversal. La pintura es un pilar esencial de su vida, su casa la viven como un museo. La pasada semana, los niños de Ramón descubrieron el valor del jardín en el Buen Retiro; de la mano de su tío Fran, viajaron por las flores y las aguas para unirse a la naturaleza y escuchar a los animales, les elaboró una fábula como la relatada por Polifilo en el jardín de Bóboli en Florencia.

 

 

La capacidad de llevar el Humanismo Militar a la Policía Nacional, me la enseñó Marcelino Pérez, un maestro al que admiro, un pilar esencial para comprender el avance y la evolución de la Escuela de Policía de Ávila, de la entrada de agentes en la Universidad.

 

La valiosa carrera de Ramón Antón está unida a los valores admirables inculcados por sus padres, él forma parte de una familia bella y noble, sus hermanos son modélicos y él ha logrado construir una trayectoria marcada por la vocación y el compromiso, por el compañerismo y la capacidad de aprendizaje. Ramón es un joven ejemplar con el Ingenio suficiente para construir un modelo de agente innovador.

 

 

1- ¿Cómo surgió su vocación?

La vocación es algo importante en esta profesión, aunque hay compañeros que en un principio entraron en el cuerpo por una salida laboral y una vez dentro han encontrado la suya, es una carrera donde se exige compromiso con la sociedad, dedicación y estar al servicio de los demás. 

Mi vocación viene de familia, mi padre al igual que uno de mis hermanos son miembros del cuerpo, desde mi infancia he vivido muy de cerca lo que es la institución, recuerdo que de pequeño me gustaba ir al despacho de mi padre, que por entonces era Jefe de la Brigada de Seguridad Ciudadana en Melilla, hablar con los policías, ver su trabajo, relacionarme con ellos y que me contaran su día a día.

Se puede decir que desde siempre quise ser policía.

 

 

2-¿Qué momentos destacaría en tu trayectoria profesional?

En estos quince años de carrera profesional podría destacar muchos, desde los Atentados del 11 de marzo, que es lo peor que me ha tocado vivir, hasta simples robos, pasando por el drama de la inmigración, los saltos masivos en la frontera de Melilla, la proclamación de S.M. Felipe VI, escolta de personalidades, tráfico de drogas, homicidios, suicidios y un sinfín de servicios que me han ido enriqueciendo tanto profesionalmente como personalmente. 

 

3-Usted está permanente formándose. ¿ Su capacidad de aprendizaje y las renovadas enseñanzas son esenciales en su crecimiento? 

En esta profesión la actualización en las diferentes materias es esencial, por lo que hay que estar en continuo aprendizaje, las enseñanzas modernas igualmente son fundamentales, estos mecanismos los proporciona la Dirección General de la Policía mediante la División de Formación y Perfeccionamiento, en modo de cursos, tanto presenciales como a distancia, jornadas, actualizaciones y demás. 

 

 

4-Está en un nuevo destino. ¿Añora a sus compañeros? ¿Resulta positivo ir cambiando de grupo y de lugar?

Sí, estoy destinado en Marbella, aunque prácticamente la totalidad de mi carrera profesional ha trascurrido en Madrid, donde espero volver pronto, ya que mi mujer y mis niños viven allí y es realmente complicado compaginarlo, mi movimiento ha sido por ascenso.

 

La verdad es que siempre se echa de menos a los antiguos compañeros, pasas muchas horas con ellos y en ocasiones llegan a ser amigos, yo todavía mantengo contacto con muchos de los que coincidí en la Academia de Ávila y en los cursos de ascenso posteriores, así como de los distintos destinos por los que he pasado.

 

Yo creo que es positivo, desde que entré en el Cuerpo he pasado un año de formación en Ávila, otro de prácticas en Melilla, mi primer destino de profesional fue Madrid, en la Comisaría de Retiro, donde pasé por radio patrullas, Oficina de Denuncias y Policía Judicial, posteriormente regresé a Melilla, donde estuve tres años y mi primer ascenso, pasando por Policía Judicial y GRUME. Después volví a Madrid donde realicé labores de escolta para pasar posteriormente a la Brigada de Información hasta que ascendí nuevamente y volví a Ávila para un nuevo proceso de formación. En la actualidad me encuentro en Marbella realizando la función de Coordinador. Fíjese si he pasado por sitios, en todos ellos me llevo experiencia y lo más positivo.

 

 

 

5-Destaca algunos de tus sueños.

Mi sueño en estos instantes sería volver junto a mi familia.

 

Comentarios

Miguel Méndez 16/05/2016 19:10 #1
Estupendo contenido el de esta entrevista de un profesional con vocación y que trasmite estupendamente los mejores valores corporativos de servicio.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: